Según el primer informe del Observatorio de los ODS

Escasa presencia de los ODS en las memorias de las empresas españolas

El Observatorio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ha presentado su primer informe en el que concluye que solo 40 de las 143 empresas analizadas (el 28 por ciento) mencionan de manera explícita la hoja de ruta de Naciones Unidas hasta el año 2030 en sus memorias anuales. 

De izda. a dcha.: Ángel Castiñeira, Àngel Pes, Liliana Arroyo y Jaume Giró.

16 Mayo | Ignacio Santa María | Soziable.es

Los ODS y la Agenda 2030 tienen todavía escasa presencia en los informes anuales de las empresas españolas, según concluye el primer Informe del Observatorio de los ODS, creado por la Fundación Bancaria “la Caixa”, con la colaboración de Esade. De las 143 empresas analizadas, solo 40 (un 28 por ciento) mencionan los ODS de manera explícita en sus informes anuales, indican los autores del estudio, que aclaran que se han tomado como referencia las memorias del ejercicio 2016, año en que la Estrategia de los ODS apenas había comenzado a dar sus primeros pasos en España.

Así lo pone de manifiesto este  primer informe que ha sido presentado en Madrid por Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria “la Caixa”; Àngel Pes, director del Observatorio de los ODS y presidente de la Red Española del Pacto Mundial, y  Ángel Castiñeira, profesor titular del Departamento de Ciencias Sociales de Esade.

Tan solo la mitad de las empresas analizadas ofrecen información no financiera

A esta escasa presencia contribuye el hecho de que tan solo la mitad de las empresas analizadas ofrecen información no financiera, que es en la que se pueden encontrar las referencias a los objetidos establecidos en 2015 por Naciones Unidas. Por el contrario, el 30,8 por ciento de las empresas estudiadas solo ofrecen información financiera y el 18,9 no aportan ningún informe.

El director de la Fundación Bancaria “la Caixa” ha insistido en la importancia de los ODS como la mejor respuesta a los desafíos actuales. A juicio de Giró, estos objetivos “deben convertirse en la brújula que defina la estrategia de las empresas, al tiempo que desarrollan un nuevo modelo de crecimiento”.

Entre las compañías que expresan su compromiso con la agenda de desarrollo sostenible, los objetivos que consideran prioritarios dentro de su estrategia empresarial son el 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), el 13 (Acción por el clima), y el 9 (Industria, innovación e infraestructura). Por sectores, los que más mencionan los ODS en sus memorias son el tecnológico (62,5 por ciento de sus empresas), el energético y el de la construcción (con un 60 por ciento de las compañías en cada caso).

El director del Observatorio ha aclarado que este informe, que tendrá carácter anual, no pretende “medir a todas las empresas sino tomar el pulso a un grupo de empresas que sea significativo”. Pes, quien también preside la Red Española del Pacto Mundial, afirma que los ODS constituyen “un plan de acción con un lenguaje que entienden las empresas”.

Aspectos mejorables

En relación al empleo inclusivo y respetuoso con los derechos humanos (ODS 8), las políticas de retribución son opacas, según el informe, así como el valor económico distribuido, especialmente en términos de fiscalidad y retorno a la comunidad. En cuanto a la igualdad de género, el Observatorio destaca que solo un 22 por ciento de las mujeres ocupan puestos directivos, mientras que el porcentaje de consejeras es aún menor, del 16 por ciento. “En ningún caso -señalan sus autores- se alcanzan los mínimos establecidos por la Ley de Igualdad.

“Los ODS no deben sustituir la estrategia de la empresa sino inspirala o influir en ella”

Otra conclusión del estudio es que el cambio de modelo hacia una economía circular en las compañías española está todavía muy lejos. “Las medidas más generalizadas son el reciclaje y la reutilización, pero cambios disruptivos como la refabricación, están aún por llegar”, señala el Observatorio.

“No pretendemos ser jueces sino cómplices de este cambio”, comenta Liliana Arroyo, coautora del estudio. En este sentido, Giró rompe una lanza en defensa de las empresas al recordar que están todavía recuperándose de la crisis. “Hay que tener en cuenta de dónde venimos; bastante tenían las empresas con no cerrar”, comenta el director general de la Fundación bancaria “la Caixa”.

Para analizar el ritmo de implantación de una estrategia de ODS en las empresas españolas, la investigación se ha centrado en un grupo selecto de 11 compañías (CaixaBank, Colonial, DKV, Ferrovial, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Meliá Hotels Intrernacional, Repsol, Suez España y Telefónica). Dentro de ese grupo, el 75 por ciento de las empresas tiene una actitud adaptativa ante los ODS (pretenden ir implementando la estrategia gradualmente, adaptándose a los cambios); mientras que son excepcionales los casos de compañías que ejercen un liderazgo en esta materia, anticipándose a los cambios, o que, por el contrario, simplemente reaccionan antes las crisis que les sobrevienen.

Para Castiñeira, un consejo valioso para las compañías que deseen comprometerse con la Agenda 2030 es que aprovechen el momento de una revisión de su plan estratégico o la elaboración de uno nuevo. “Los ODS no deben sustituir la estrategia de la empresa sino inspirala o influir en ella”, subraya el profesor de Esade.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Un informe analiza el impacto de la transición energética sobre el mercado laboral

¿Cuántos empleos creará la energía verde?

La transición hacia un modelo energético sin emisiones ¿destruirá o creará empleo? El informe ‘Los empleos de la transición energética’ sostiene que solo cumpliendo la normativa europea en esta materia, España podría elevar su tasa de empleo del 65,5 al 74 por ciento pero alerta de que ello requiere voluntad política y reformas en los planes formativos.

20 Jul | Ignacio Santa María | Soziable.es

Uno de los mayores retos que tiene España es elevar su tasa de empleo, que se ha situado en 2017 en el 65,5 por ciento, frente a la media europea que es del 72,2 por ciento. Además la OCDE indica en un informe del pasado mes de junio que la recuperación económica en este país se está asentando en un aumento de trabajos de mala calidad o poco remunerados.

¿Cómo puede afectar la transición energético a nuestra economía y por tanto a nuestro mercado laboral? Para el experto en políticas energéticas Javier García Breva, los nuevos vientos de cola de la economía van a ser las políticas de sostenibilidad. “La mejor política energética que se puede hacer en España en estos momentos es el cumplimiento pleno y en plazo de las directivas europeas vigentes”, resalta García Breva, para quien no hay duda de que este cambio de política se traducirá en un incremento neto de empleo.

García Breva: "Los nuevos vientos de cola de la economía van a ser las políticas de sostenibilidad"

Para ello, el autor del informe ‘IPM Los empleos de la transición energética’ esgrime las estimaciones que han hecho varios organismos a escala mundial, europea y nacional. Por ejemplo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que la transición energética creará en todo el mundo 24 millones de puestos de trabajo que compensarán con creces la pérdida de 6 millones de empleos ligados al carbón y el petróleo. “Por cada empleo que se pierde en la transición energética hay cuatro que se generan con actuaciones contra el cambio climático“, resume García Breva.

Por su parte, el Parlamento Europeo, al aprobar hace cuatro años los objetivos de energía y clima para 2030, consideraba que su cumplimiento supondría la creación de ocho millones de nuevos empleos en la UE. En un cálculo similar, el Gobierno de España estimaba en 2011 que del cumplimiento de los planes de eficiencia energética y renovables con meta en 2020 se derivaría la creación de un millón de empleos. “Esto ya no se va a cumplir, porque estos últimos años se ha hecho una política energética contra la eficiencia y contra las renovables”, lamenta García Breva. 

En cuanto a las actividades económicas que tendrán pujanza en un escenario de transición energética, este experto detaca tres: la construcción de alta eficiencia y la rehabilitación energética de edificios, la movilidad eléctrica y la gestión activa e inteligente de la demanda energética. “De estas tres actividades se deprenden perfiles profesionales y habilidades que tendrán que reunir los nuevos puestos de trabajo. Son perfiles que tendrán que corresponderse con planes concretos de formación profesional”, destaca.

Dolores Huerta (GBCe), Javier García Breva (autor del informe) y Arturo Pérez de Lucía (Aedive).

Edificios libres de emisiones

Huerta: "La rehabilitación energética de edificios es la medida de eficiencia que más empleo puede generar”

En España, más del 60 por ciento de los edificios son de construcción anterior a 1979 y, por tanto, ineficientes. Es un dato que esgrime la secretaria técnica de Green Building Council (GBC) en España, Dolores Huerta. Por ello, esta experta cree que el objetivo que marca la normativa europea de descarbonizar completamente el parque edificado es “una tarea titánica que requerirá intervenir en la mayoría de los edificios construidos”.

“Que nuestros edificios generen cero emisiones para 2050 es algo que ahora casi no cabe en nuestra imaginación pero nos marca un camino que hay que recorrer y que tiene unas directrices muy claras”, opina Huerta para quien la rehabilitación energética de edificios es “la medida que más empleo puede generar” en este ámbito. “Puede suponer hasta 18 puestos de trabajo por cada millón de euros invertidos y además van a ser empleos de calidad porque requieren de una especialización y de un alto grado de conocimiento”, indica.  

A esta tarea de la descarbonización la secretaria técnica del GBCe añade otras como dotar de más rigor y fiabilidad a la certificación energética de edificios, que la contratación pública adopte criterios de alta eficiencia energética y desarrollar el autoconsumo compartido y el almacenamiento descentralizado en viviendas y edificios.  

Todo ello puede generar muchos empleos pero antes es necesario, a juicio de Huerta, crear las condiciones para formar y capacitar a los profesionales que deberán encargarse de estas tareas. “Hay una necesidad urgente de analizar qué capacidades y qué formación es necesaria en nuestro sector para acometer estos retos”, dice esta experta que se declara “pesimista” porque esta capacitación debería estar ya integrada la formación de grado y no solo en la de postgrado.

Movilidad eléctrica

“En los próximos cinco años, la movilidad va a evolucionar tanto o más de lo que lo ha hecho en los últimos 50” sostiene Arturo Pérez de Lucía, gerente de la Asociación de Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), quien señala que el destino de ese transformación será “el vehículo eléctrico, compartido, conectado y autónomo... son cuatro conceptos fundamentales con un objetivo: cero emisiones, cero contaminación acústica y cero accidentes”.

Pérez de Lucía: "Si no se toma conciencia de los cambios, en vez de oportunidades tendremos problemas"

A juicio de Pérez de Lucía, una transición ecológica global supone revoluciones tecnológicas que conllevan una pérdida necesaria de empleos. Sin embargo, para el gerente de Adedive, “lo importante es que se creen otros tipos de empleo, aunque para ello se necesitan dos cosas: pactos sociales y nuevas cualificaciones profesionales”.  

En cuanto a las actividades que pueden generar más empleo, el responsable de Aedive destaca, por una parte, nuevos modelos de negocio como el bicisharing, el carsharing y el motosharing y, por otra, el potencial industrial y tecnológico de la movilidad eléctrica en España. “La industria 4.0 va a cambiar todo el modelo industrial, va a suponer un reto importante que hay que encarar ya para que se traduzca en oportunidades”, sostiene Pérez de Lucía.

Asimismo el gerente de Aedive advierte: “En la medida en que no se tome conciencia de que este cambio supone una oportunidad de generación de empleo y de competitividad se puede convertir en un problema porque las soluciones nos van a venir de fuera”. Por ello, considera imprescindible que el Estado asuma la tarea de impulsar esta revolución industrial para acelerar este desarrollo.

Las ocho nuevas profesiones de la transición energética

De las actividades que se derivan del cumplimiento de las directivas europeas en materia de eficiencia energética, se pueden identificar los siguientes nuevos perfiles profesionales:

1- Instalador especialista en autoconsumo con almacenamiento y microrredes en edificios, pymes y explotaciones agrarias.

2- Especialista en rehabilitación energética y edificios de consumo de energía con integración de renovables y dispositivos inteligentes.

3- Especialista en redes urbanas eficientes de calefacción y refrigeración a escala de barrio con renovables y redes cerradas.

4- Gestor energético especializado en auditorías, certificación energética de edificios y evaluación de proyectos de eficiencia energética.

5- Gestor de vehículos eléctricos e infraestructuras de recarga en edificios y aparcamientos.

6- Técnico en instalaciones de biomasa para calefacción y refrigeración.

7- Técnico en gestión de la demanda, servicios energéticos, dispositivos inteligentes, y agregadores que faciliten la participación de los consumidores en el mercado eléctrico.

8- Especialista en huella de carbono y ecomomía circular.  

Últimas noticias

+ Negocio Sostenible

  • Un informe analiza el impacto de la transición energética sobre el mercado laboral

    ¿Cuántos empleos creará la energía verde?

    Ignacio Santa María

    La transición hacia un modelo energético sin emisiones ¿destruirá o creará empleo? El informe ‘Los empleos de la transición energética’ sostiene que cumpliendo la normativa europea en esta materia España podría elevar su tasa de empleo del 65,5 al 74 por ciento pero alerta de que ello requiere voluntad política y reformas en los planes formativos.

  • Las zapatillas llevan el logo de la marca en braille.

    Timpers, creada por tres estudiantes de la Universidad de Alicante

    Una empresa de zapatillas diseñadas por personas con discapacidad visual gana el premio ‘Emprende y Discapacidad’

    Servimedia

    Según informó la Universidad de Alicante, esta convocatoria ha reconocido los proyectos Timpers, A 70º y BibiBCN, en las categorías de excelencia en accesibilidad, impacto social y negocio innovador, y con componente tecnológico, respectivamente.

Ir al inicio del contenido