Pedro Moneo, CEO y fundador de la consultora de innovación Opinno

“La crisis ha obligado a innovar por supervivencia”

En septiembre de 2008, cuando la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers sembraba el pánico en el mundo entero, el ingeniero madrileño Pedro Moneo puso en marcha Opinno, una consultora global de innovación con vocación para “transformar” empresas. Nueve años después, ha llegado a una conclusión: sin innovar es imposible sobrevivir. 

Pedro Moneo

17 Dic | | Soziable.es

¿Crear una consultora de innovación es algo innovador, en sí? ¿Cómo surgió la idea?

Todo se remonta al año 2008. Por aquel entonces, yo vivía en Silicon Valley, en San Francisco, donde se desarrollan continuamente multitud de métodos de trabajo y nuevas plataformas para hacer a las compañías más ágiles y capaces de sobrevivir a crisis económicas y financieras. Me pareció interesante aprovechar las lecciones aprendidas para otros países y otros sectores industriales que no hubieran sufrido aún vaivenes, y fue muy curioso, porque nacimos con la idea de ayudar a las empresas a superar crisis, ¡y vino una crisis enorme! 

¿A qué se dedica, exactamente, una consultora de innovación? ¿Qué servicios ofrecéis?

Opinno tiene diferentes líneas de actuación, a las que llamamos “programas”. 'People', el primero de ellos, es una consultora de marketing especializada en posicionar a sus clientes en el sector de la tecnología, la innovación y el emprendimiento. Para ello, crea estrategias de comunicación, gestiona comunidades, organiza eventos y competiciones y publica dos revistas, ‘MIT Technology Review’ y ‘Harvard Business Review’, de las universidades Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Harvard, respectivamente. 'Ideas' es nuestra segunda división. Con ella tratamos directamente con el 'top management' de las empresas, con sus grupos directivos. Ahora, sin ir más lejos, estamos trabajando en el planteamiento estratégico futuro de casi todas las compañías del Ibex 35. Con un aire muy fresco, desde 'Ideas' analizamos, pensamos y creamos productos y servicios con metodologías innovadoras y, luego, acompañamos a las corporaciones en la fase de ejecución de estos conceptos. Desde la tercera división, 'Solutions', un grupo de tecnólogos y diseñadores prototipa soluciones tecnológicas y desarrolla soluciones web y móvil para los nuevos productos y servicios que se lanzarán al mercado. El año pasado creamos un cuarto programa, llamado 'Academy', que abarca todos los proyectos de formación que acometemos desde Opinno para enseñar a los empleados de nuestros clientes y a los jóvenes las nuevas habilidades digitales que van a necesitar para sobrevivir laboralmente en la era digital. Y, para terminar, tenemos dos pequeñas unidades: 'New Ventures', un grupo desde el que lanzamos nuevos proyectos empresariales tecnológicos, nuevas ideas con tecnología nuestra que acaban convirtiéndose en empresa, y 'Opinno.org', una línea sin ánimo de lucro con la que intentamos generar impacto social desde el trabajo que hacemos.

"La innovación, casi siempre, empieza por una llamada de teléfono"

¿Cómo os llegan los gritos de socorro de las empresas?  

La innovación, casi siempre, empieza por una llamada de teléfono en la que se nos dice: “Me acaban de nombrar director de Innovación y no tengo ni idea de qué hacer”. A partir de ahí, aplicamos la metodología propia que hemos desarrollado, el “Opinno way”, que se apoya en una plataforma tecnológica que ayuda a que un proyecto se desarrolle sea del tipo que sea y con unos estándares de calidad y de cumplir plazos y presupuestos muy exigentes. Y, en función de la profundidad de la relación que tenemos con el cliente, acometemos proyectos más o menos “riesgosos”. ¡Alguien que nos acaba de conocer no nos va a dejar cometer locuras! (risas)

Opinno cuenta con 140 trabajadores repartidos por el mundo.

 

Hoy por hoy, ¿qué empuja a una empresa a acudir a Opinno? ¿Habéis salvado a alguna empresa de la bancarrota?

Por citar algún ejemplo, en la actualidad estamos trabajando en torno al 'blockchain', una tecnología muy innovadora para certificar transacciones digitales; estamos desarrollando aplicaciones móviles sobre edificios inteligentes para una de las grandes inmobiliarias del país, y un producto de economía colaborativa para que la mayor empresa de alquiler de coches del mundo disponga de un producto equivalente a los sistemas de coche compartido y de alquiler de coches por minuto. En total, unos 150 proyectos al año, con unas 140 personas. Respecto a la segunda pregunta… ¡tanto no nos podemos atribuir! (vuelve a reír). No podemos apropiarnos de la supervivencia de ninguna compañía, pero sí es cierto que colaboramos con los bancos más grandes del país y con las principales compañías energéticas, con proyectos muy dispares, ¡y algunos tienen que ver con cambiar la manera de trabajar de la propia empresa!

¿Ha aprendido Opinno algo de la crisis?

Aunque somos una empresa muy joven, hemos podido comprobar que la innovación antes de la crisis estaba mucho más ligada al marketing. "¿Qué hago yo en mi tiempo de ocio para sacar un producto completamente nuevo? ¿Cómo aparecer en los medios, diciendo que soy muy innovador y muy 'cool'?", se preguntaban antes las empresas. Con la crisis, sin embargo, aparece la necesidad de innovar por supervivencia. Esta nueva innovación está mucho más cerca de la dirección general de la empresa, de la dirección financiera, de la de Operaciones, y suele llegar al mercado con un porcentaje de éxito mucho más alto y generando un impacto más tangible. En todo caso, creo que la crisis no es una cosa puntual ni cíclica, sino uno de los síntomas de que la tecnología está penetrando en todos los sectores industriales, volviéndolos más dinámicos y ágiles. Así que, si una empresa decide jugar dentro de un sector, tendrá que responder con la misma agilidad, o morirá. 

¿Una consultora de innovación se ve obligada también a innovar?

¡Constantemente!, y, sobre todo, porque la innovación como disciplina empresarial lleva muy pocos años en España. Al principio, teníamos que dedicar gran parte de nuestro tiempo a formar y divulgar, pero ahora que han aparecido numerosas empresas que hacen lo mismo, la propia madurez del mercado nos empuja a avanzar y a sofisticarnos.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Isabel Garro, directora general de la Red Española de Pacto Mundial

“El sector privado es un actor clave en la Agenda 2030”

El Pacto Mundial (Global Compact) de Naciones Unidas es la gran alianza del sector privado para impulsar la Agenda 2030 y los ODS. Para articular su acción, el Pacto ha desplegado 70 redes locales en todo el mundo, una de las cuales es la Red Española, que dirige Isabel Garro. Nos atiende justo antes de volar hacia Nueva York para participar en el examen voluntario de España ante el Foro Político de Alto Nivel para la Agenda 2030.
 

Isabel Garro.

16 Jul | Ignacio Santa María | Soziable.es

Fotografías: Jorge Villa / Vídeo: Álvaro Martín

“Nuestro mandato principal es que el sector privado conozca la Agenda 2030 y sepa cómo integrarla en su día a día”. Así resume Isabel Garro la misión de la Red Española del Pacto Mundial, que cuenta actualmente con 2.360 entidades adheridas (618 de ellas son socios que hacen una contribución económica), de las cuales el 14 por ciento son grandes empresas, el 75 por ciento son pymes y el 10 por ciento restante son otro tipo de entidades (organizaciones del tercer sector, sindicatos, asociaciones empresariales e instituciones educativas). Todas ellas se comprometen a cumplir los 10 Principios del Pacto Mundial.

¿En qué situación cree que llega España al examen voluntario ante el Foto Político de Alto Nivel de Naciones Unidas para explicar sus avances en la aplicación de los ODS?

Nosotros, que hemos analizado con detalle el estado del sector privado antes de este examen, sabemos que hay una parte que conoce muy bien la agenda. Hay algunas entidades empresariales, sobre todo pequeñas, a las que les queda mucho camino por recorrer, pero yo creo que es un momento en el que España puede lucir las cosas que se han hecho hasta ahora y sobre todo marcar la hoja de ruta a futuro y los retos que tenemos por delante. 

“Las empresas tienen un montón de oportunidades y el 50 por ciento de ellas está en países en vías de desarrollo”

¿Por qué es necesario un cambio en nuestro modelo de producción,  consumo y gestión de residuos? ¿Qué nos estamos jugando?

Es uno de los mayores retos que tenemos en el presente. Nos estamos jugando definir cómo podemos desarrollar un planeta de manera que podamos sobrevivir no solo las generaciones actuales sino también las generaciones futuras. Es convertir un riesgo en una oportunidad para todos, haciendo que el desarrollo sea realmente un instrumento y una vía para dar un futuro a todo el mundo.

¿Qué valoración hace de la creación de un Alto Comisionado para la Agenda 2030 y del nombramiento de Cristina Gallach para ocupar esta responsabilidad?¿Cree que es una muestra de que el Gobierno quiere dar un mayor impulso al avance en la estrategia de los ODS?

La creación del Alto Comisionado para la Agenda 2030, que depende de Presidencia del Gobierno, creemos que es un paso fundamental para dotar a la Agenda 2030 del papel que le corresponde. Estamos planteando una transformación de lo que conocemos actualmente como desarrollo y por tanto necesitamos elevarlo a los órganos pertinentes. El nombramiento de Cristina Gallach desde luego es una noticia excepcional no solo por la calidad profesional que tiene como experta a nivel internacional, su experiencia en la Unión Europea, en Naciones Unidas, sino también por el conocimiento no solo ‘macro’ sino también ‘micro’ de España y de los retos que afrontamos. Por nuestra parte ha sido una gran noticia.

Muchos expertos aseguran que la gran esperanza para que se produzca esta transición hacia una economía sostenible e inclusiva es la implicación del sector privado. Sin el compromiso decidido de este sector, este cambio no se producirá. ¿Esta usted de acuerdo?

Totalmente de acuerdo. El sector privado es un actor clave en la agenda y en la transformación del desarrollo actual. Así lo reconoce Naciones Unidas: los ODS no se conseguirán si no es con la contribución del sector privado como un actor y un aliado del resto de los actores.

¿Por qué avanzar en la sostenibilidad es una oportunidad para las empresas y no un coste adicional o una carga?

Se estima que las oportunidades de negocio en torno a la agenda de desarrollo sostenible se acercan a los 12.000 millones de dólares anuales. Eso significa además que, si conseguimos crear una serie de sinergias entre cuatro sectores clave que representan el 60 por ciento de la economía mundial podemos multiplicar esos 12.000 millones por tres e incluso por cuatro. Para que te hagas una idea, el 70 por ciento de las viviendas que se necesitan en la India no se ha construido todavía. Tenemos un montón de oportunidades y el 50 por ciento de ellas está en países en vías de desarrollo. Existe un potencial de creación de empleo de unos 380 millones de puestos de trabajo. Solo en el ODS 5 (Igualdad de género) unos 28.000 millones de dólares potenciales de incremento de PIB para 2025 a nivel mundial. Los números son exactos, claros: las oportunidades están ahí. Y lo que tenemos que ver es, como el sector privado ya está haciendo, de qué manera trabajamos conjuntamente para llegar a ese punto.  

¿A qué se compromete una empresa que se adhiere al Pacto Mundial?

Una empresa que se adhiere al Pacto Mundial está comprometida primero con una serie de principios. Son 10 principios básicos en torno a los temas de derechos humanos, medio ambiente, cumplimiento de las normas laborales y lucha contra la corrupción. Cualquier organización que quiera trabajar de la mano de Pacto Mundial en los temas relativos a la Agenda 2030 lo primero que tiene que hacer es comprometererse con estos 10 principios y, a partir de ahí, identificar cuáles son las oportunidades para ese negocio en torno a la Agenda 2030. Tienen que trasladarnos anualmente de qué manera están llevando a cabo esos avances en un informe de progreso, y después trabajar en alianza con nosotros y con otros actores para la consecución de los ODS.    

"Cualquier empresa que quiera trabajar de la mano de Pacto Mundial lo primero que tiene que hacer es comprometererse con una serie de principios"

¿Hasta qué punto están las grandes empresas españolas comprometidas con  el cambio hacia un mundo más sostenible e inclusivo?

En el caso concreto de las empresas del IBEX 35, en torno a un 74 por ciento ya estaban incorporando en su día a día, en sus operaciones, todos los temas relacionados con la Agenda 2030. Aparte de ese 74 por ciento, había un 65 por ciento que lo estaban incorporando de manera más estratégica, pero consideramos que ese 74 por ciento ya está vislumbrando lo que es la agenda. Además, en el estudio que hicimos de cara al Plan de Acción de la Agenda 2030, en el que obtuvimos la respuesta de 1.400 empresas, ya no solo firmantes del Pacto Mundial y socias de nuestra organización, sino a escala global en España, vimos que un 87 por ciento de las grandes empresas ya decía conocer la Agenda 2030. Queda mucho trabajo por delante pero creemos que el primer paso ya se ha dado.    

Casi la totalidad del conjunto empresarial español (el 99,87 por ciento) está constituido por pequeñas y medianas empresas. ¿Cómo pueden las pymes sumarse a la Agenda 2030 y cómo les puede ayudar a ello la Red Española del Pacto Mundial?

De esta encuesta que he mencionado se desprendía que las pymes que habían empezado a trabajar los temas relacionados con la Agenda 2030 representaban el 54 por ciento. Comparativamente, es un dato significativamente menor que el del 87 por ciento de las grandes empresas. De las 2.400 organizaciones que han firmado el Pacto Mundial en España, en torno al 75 por ciento son pymes. Eso quiere decir que tenemos una mayoría de organizaciones pequeñas que quieren comprometerse con estos temas. El trabajo que tenemos que hacer con ellas desde Pacto Mundial es mucho más de detalle: tenemos que proporcionarles recursos, herramientas... En torno al 66 por ciento de los encuestados decían que necesitaban materiales, formación, herramientas prácticas y ejemplos de otras empresas que ya estuvieran trabajando la agenda de desarrollo.

Enlaces

Últimas noticias

+ Negocio Sostenible

  • Isabel Garro.

    Isabel Garro, directora general de la Red Española del Pacto Mundial

    “El sector privado es un actor clave en la Agenda 2030”

    Ignacio Santa María

    El Pacto Mundial (Global Compact) de Naciones Unidas es la gran alianza del sector privado para impulsar la Agenda 2030 y los ODS. Para articular su acción, el Pacto ha desplegado 70 redes locales en todo el mundo, una de las cuales es la Red Española, que dirige Isabel Garro. Nos atiende justo antes de volar hacia Nueva York para participar en el examen voluntario de España ante el Foro Político de Alto Nivel para la Agenda 2030.

  • Jaime de Jaraíz, presidente y CEO de LG Iberia, durante la presentación del Reto 'Smart Green'.

    La compañía coreana presenta en España una campaña integral de movilización

    Reto 'Smart Green': LG apela al consumidor responsable con el medio ambiente

    Ch. D.

    LG ha presentado su Reto 'Smart Green', una campaña integral de movilización que involucra a empleados, partners y consumidores para ahorrar al menos 55.000 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera.

Ir al inicio del contenido