Dirigido a menores tutelados

Aldeas Infantiles SOS lanza AcogES+, un proyecto de acogimiento familiar especializado con dedicación exclusiva

Aldeas Infantiles SOS acaba de lanzar AcogES+, un proyecto de acogimiento familiar especializado con dedicación exclusiva que supone una opción de convivencia familiar para niños, niñas y adolescentes tutelados con necesidades o circunstancias especiales y grupos de hermanos. Financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 con fondos Next Generation de la UE, tendrá una duración de tres años y llegará al menos a 60 niños, niñas y adolescentes.

El proyecto AcogES+ impulsa la integración familiar de menores tutelados.

11 Mayo 2022 | Redacción | Soziable.es

El proyecto AcogES+ puesto en marcha por Aldeas Infantiles SOS trata de dar respuesta a niños, niñas y adolescentes tutelados que, por sus circunstancias personales o familiares, precisan de una dedicación especial que les hace difícil acceder a una familia de acogida. Según explica la ONG, el acogimiento especializado con dedicación exclusiva es una modalidad de acogimiento familiar en la que existe una vinculación contractual y compensación económica, puesto que las características de los pequeños requieren todo el tiempo de los padres de acogida, que pueden así atender adecuadamente estas necesidades especiales en un ambiente familiar afectivo, estable y socializador.

El programa, que está financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 con fondos Next Generation de la UE en el marco de los compromisos adquiridos por el Gobierno en el Plan Nacional de Garantía Infantil, está previsto que tenga una duración de tres años y de él se beneficiarán al menos 60 menores tutelados.

Requisitos de la familia de acogida

En este sentido, desde la organización de atención directa a la infancia afirman que, "a pesar de la alta motivación y compromiso que presentan estas familias, estos menores necesitan apoyos", por lo que "nos encargamos de que cuenten con la preparación, la formación y el acompañamiento indispensables para el buen curso del acogimiento”.

Así, el proyecto AcogES+ ofrecerá una familia de acogida a grupos de hermanos en los que haya algún menor de seis años y a niños y niñas mayores de seis años con problemas de salud, necesidades educativas especiales, dificultades emocionales o de adaptación. Según informa la ONG, en cuanto a las familias acogedoras, de cuya valoración y propuesta se ocupará Aldeas Infantiles SOS, "no será requisito indispensable una especialización académica, pero sí deberán disponer de una capacidad de vinculación y de reparación del daño que hayan podido sufrir los niños y niñas acogidos".

“Se trata de un proyecto piloto cuyo objetivo es valorar la bondad de esta nueva modalidad de cuidado alternativo para que el niño, niña o adolescente bajo una medida de protección viva sintiéndose querido y protegido, junto a sus hermanos, en una familia que, con dedicación especial y continua, vele en todo momento por su bienestar“, explican desde la organización, donde están convencidos del impacto positivo de este tipo de acogimiento. “Confiamos en que, en los próximos años y al igual que ocurre en muchos países de nuestro entorno, se convierta en una opción válida para que muchos niños, niñas y adolescentes puedan crecer en un ambiente familiar protector”, agrega. 

Estabilidad y apoyo integral

Además, continúa Aldeas Infantiles SOS, desde su preparación, las familias contarán con el apoyo de un equipo profesional responsable del acompañamiento y supervisión del proceso de acogimiento y de la coordinación con los servicios sociales. Según explica, en cada fase del mismo se llevarán a cabo diferentes acciones adaptadas a las necesidades del entorno familiar y en las que también influye el nivel de adaptación y el desarrollo del niño o niña.

Para la ONG, "el acompañamiento y la formación de las familias son de vital importancia", ya que “les ayudan a crear unos patrones de apego adecuados que permitan al niño o niña construir un vínculo seguro con sus nuevas figuras adultas de referencia, de quienes necesitará recibir incondicionalidad para afianzar su bienestar”.

Un apoyo que no termina con la familia acogedora, extendiéndose a los niños, niñas y adolescentes acogidos, con quienes se trabaja en la construcción de una identidad positiva, y a sus familias de origen, para que consigan superar las dificultades que han provocado la separación. En la medida de lo posible, se trata de facilitar la reintegración familiar y, en todos los casos, se promueven las buenas relaciones entre ambas familias.

Todo ello para garantizar la estabilidad y el desarrollo sano de niños y niñas, así como la perdurabilidad del acogimiento mientras el niño, niña o adolescente necesite de esta medida de protección.

El proyecto, explica la organización, incluye acciones de sensibilización social, que ayuden a encontrar familias de acogida, y de incidencia política, con el objetivo de generar cambios en las políticas públicas nacionales y locales que amplíen las distintas alternativas de cuidado alternativo, facilitando una diversidad de opciones que se adapten a las necesidades individuales de cada niño y niña. Además, contará, asimismo, con sistemas de evaluación que permitan recoger evidencias sobre su funcionamiento y planificar la escalabilidad de esta medida.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Ir al inicio del contenido