CICLO DIRSE-PYMES: EL VALOR DE LA FUNCIÓN DE RSC EN LAS PYMES

"Dedicamos el 49% de los resultados a RSE y encima nos va bien, nos genera más negocio"

El Balneario de Ariño, situado en una comarca minera de Teruel en plena reconversión, es la enseña principal de Biblu, un grupo formado por pymes cuyas acciones de responsabilidad social lo han convertido en una referencia de valores sostenibles en la zona. Soziable.es ha hablado con su CEO, Pedro Villanueva Íñiguez.

Pedro Villanueva, durante su participación en la pasada edición del Congreso de RS en Zaragoza.

16 Jul | Chema Doménech | Soziable.es

Una tarde, Pedro Villanueva reunió a su esposa y a sus hijos y les transmitió un mensaje: “He tomado una decisión, no vamos a ser ricos”. Uno de los muchachos le contestó entonces si acaso en algún momento alguien de la familia había tenido como objetivo serlo. Y a partir de ahí, el empresario se relajó. “Vives de otra manera cuando sabes que el modelo de empresa que quieres llevar a cabo pone en el centro de todo a las personas y ves que ese modelo también lo comparte tu familia”, asegura a Soziable.es este emprendedor valenciano con amplia trayectoria en proyectos empresariales.

“Vives de otra manera cuando sabes que el modelo de empresa que quieres llevar a cabo pone en el centro de todo a las personas"

Villanueva es el CEO del Grupo Biblu, formado por varias pymes orientadas al turismo, al termalismo y al desarrollo rural. Su misión es generar una cultura de salud integral y bienestar para todas las personas y se rige por unos valiores recogidos en el decálogo Biblu, su código ético.

Una de esas pequeñas empresas es el Balneario de Ariño, ubicado en el municipio que le da nombre, en el Bajo Aragón turolense, comarca rural que vive bajo una doble amenaza: la del desempleo y, en consecuencia, la de la despoblación. El motor económico de estos pueblos ha sido durante décadas la minería de carbón, un sector que ahora se encuentra en plena reconversión tras el cierre paulatino de las minas. Muchos trabajadores han perdido su empleo y otros muchos se han marchado en busca de un lugar en el que poder vislumbrar un futuro más halagüeño. Sirva como ejemplo el del municipio de Andorra, la cabecera de la comarca de las cuencas mineras, que tenía 9.000 habitantes y va camino de quedarse en 5.000.

Desde 2014

El balneario se inauguró en 2014 y hoy da empleo a 55 personas. Se trata de un modelo empresarial público-privado ya que las instalaciones pertenecen al Ayuntamiento de Ariño y Biblu lo gestiona y explota a través de concesión administrativa. En estos apenas cinco años de funcionamiento, este centro turístico termal se ha convertido en la enseña del grupo y ha acumulado diversos premios por su impulso al turismo sostenible y por su estrategia empresarial que, según Pedro Villanueva se resume en una idea básica: “Ser feliz y hacer felices a las personas con quienes trabajas”.

Vista del balneario de Ariño.

"Estamos en la España vaciada y se ha demostrado que el turismo es uno de los pilares fundamentales para retener población"

“Trabajar los Recursos Humanos en un entorno rural despoblado es un reto importante”, asegura el CEO de Biblu. “En nuestro caso tenemos que formar a los elegidos porque no podemos elegir a formados, porque no los hay. Nuestros empleados son personas que trabajaban en la industria de la energía o la minería y a quienes tenemos que formar porque sus sectores han desaparecido. De los 55 empleados, 50 son del pueblo o de la zona de Ariño, y con ellos queremos trabajar hacia un modelo de termalismo del siglo XXI”.

Según Pedro Villanueva, “abrir un balneario en una zona minera nos ha llevado un tiempo de adaptación hasta que hemos encontrado una dinámica estable de funcionamiento tanto económico como social”. El empresario se refiere siempre a estos dos aspectos porque no desliga uno del otro. Su objetivo al frente de Biblu, según confiesa, es impulsar el empleo y luchar contra la despoblación. “Estamos en la España vaciada y se ha demostrado que el turismo es uno de los pilares fundamentales para retener población. Queremos ser capaces de poner en valor esa estrategia a largo plazo. De momento cada año estamos atrayendo al balneario a unos 22.000 turistas que hasta hace poco no los había en la zona. Eso es un generador de riqueza para esos pequeños ‘negocios dormidos’ como las panaderías de los pueblos o las tiendas de ultramarinos”, dice.

En cuanto a la estrategia de responsabilidad social, Villanueva asegura que, junto a su esposa, es algo que han practicado en todos los proyectos empresariales que han emprendido “por convencimiento personal”.

“Nuestro equipo es muy joven y, hoy por hoy, la gente joven selecciona trabajar en un lugar por los valores y la RSC de la empresa. No puedo retener el talento en el medio rural solo con dinero, tengo que motivar a los empleados y que sepan que están trabajando en una empresa alineada con sus valores. Para una pyme en el medio rural cuyo objetivo principal es sobrevivir esto cuesta mucho a veces. Sin embargo, creo que nosotros destacamos porque nos atrevemos a hacer cosas que hacen las grandes empresas pero en nuestro caso en entornos rurales y con equipos reducidos”, declara el CEO.  

"Es un momento de cambios en las zonas mineras y despobladas de Teruel y somo una alternativa positiva para muchas personas"

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Entre estas “cosas” a las que se refiere el empresario, figuran un alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), colocando el foco principal en el número 8, que hace referencia al trabajo decente y crecimiento económico. Pero sin dejar de lado otros ODS como el de salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, o producción y consumo responsables, entre otros. Así, todas las empresas de Biblu cuentan con planes de igualdad y de educación. El balneario de Ariño tiene proyectado ser autosuficiente energéticamente en dos años, con emisiones cero. Asimismo, desde el grupo se trabaja el kilómetro cero de los productos que consume, a través de proveedores locales. También se llevan a cabo acciones en favor del ecosistema para proteger el medio ambiente. “Somos un equipo joven y activo y firmamos alianzas con todo el mundo”, declara Villanueva.

“La conciencia social siempre ha formado parte de mis valores personales y los he desarrollado en todas las empresas y proyectos que he realizado”, afirma Villanueva. “Cuando en el ámbito de grandes fundaciones se habla de destinar el 0’7% de los resultados a desarrollo y RSC, nosotros el año pasado destinamos a acciones de responsabilidad social el 49% de nuestros resultados, pero es que encima nos va bien, nos genera más negocio. Los propietarios de la empresa, que somos mi mujer y yo, hemos decidido hacerlo así, llevados por una educación de valores que compartimos en la familia. Luego te convences de que eso es tan bueno que forma parte de tu estrategia empresarial, pero eso viene después". 

Sin embargo, el empresario admite que, a veces, son muchas las dificultades para llevar a cabo todos los objetivos sociales marcados. "Es verdad que existen momentos de decir ‘económicamente no puedo pero tengo que ayudar a la gente’. El negocio del balneario funcionaría con 31 personas, si tenemos a 55 es porque también hay que darle oportunidades al territorio, es un momento de cambios en las zonas mineras y despobladas de Teruel y somo una alternativa positiva para muchas personas. Esto es una manera de vivir, que además quiero que lo vivan también mis hijos, que lo practiquen y formen parte del modelo".

Tal vez sea esta la riqueza que Pedro Villanueva se había propuesto como objetivo vital y empresarial la tarde en que reunió a sus familiares para comunicarles que difícilmente se harían ricos. Un enriquecimiento que nada tiene que ver con el dinero.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido