Las claves del Plan +SE

El nuevo plan de ahorro energético del Gobierno prevé una reducción del consumo de gas de hasta un 13,5% durante el invierno

El Plan Más Seguridad Energética, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 11 de octubre, pretende incrementar la protección de la población frente a la crisis de precios provocada por la guerra en Ucrania. A través de la aplicación de 73 medidas que afectan a ciudadanos, empresas y organismos públicos, estima que conseguirá una reducción del consumo de gas de entre un 5,1% y un 13,5% durante el invierno.

El Plan Más Seguridad Energética incorpora 73 medidas para hogares, empresas y Administraciones.

03 Nov 2022 | Redacción | Soziable.es

El nuevo plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno en octubre, bajo la denominación Plan Más Seguridad Energética (+SE), aprovecha los recursos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos Next Generation de la UE, con el fin de acelerar y facilitar su implementación. Contiene 73 medidas complementarias y sinérgicas, estructuradas en seis grandes bloques: ahorro y eficiencia energética; impulso de la transición energética; protección de consumidores vulnerables, hogares y empresas; medidas fiscales; autonomía estratégica; y solidaridad con el resto de socios europeos.

El Gobierno estima que todas estas medidas pueden redundar en una reducción del consumo de gas durante este invierno de entre un 5,1% y un 13,5%. Algunas de ellas ya se aprobaron en semanas anteriores, como la rebaja del IVA del gas natural desde el 21% al 5% o la reforma de la tarifa eléctrica regulada (PVPC) con el objeto de reducir su volatilidad.

De todas maneras, en lo que respecta a las consecuencias para la población en general, el Ejecutivo insiste en que este plan de contingencia energética no supondrá en ningún caso cortes de suministro energético, sino el seguimiento de una serie de recomendaciones, que no obligaciones, con el fin de facilitar el ahorro y la eficiencia energética en los hogares, las empresas y la administración.

Protección de los consumidores vulnerables

La protección de los consumidores es uno de los elementos clave del Plan +SE, que prevé otorgar una mayor cobertura para el bono social eléctrico y el bono social térmico, aumentando el volumen de población protegida. Entre otras mejoras, se reducirá la factura de 1,6 millones de hogares con calderas comunitarias. En concreto, se incrementará el descuento para los consumidores vulnerables del 60% al 65%. Para los consumidores vulnerables severos el descuento aumenta del 70% al 80%.

Respecto al bono social térmico, la ayuda crece desde la horquilla de 35 euros a 350 euros al año (según la zona climática del beneficiario) hasta la horquilla de 40 euros a 375 euros al año.

El Ejecutivo también recoge en su plan la creación temporal de una nueva categoría de consumidores eléctricos con derecho a un descuento del 40% en sus facturas para 1,5 millones de hogares con bajos ingresos.

Mejoras en la información de las facturas

Además, las familias tendrán apoyo fiscal para implantar sistemas de climatización renovable, se fomentarán los repartidores de costes en calefacciones centralizadas y se instalarán contadores inteligentes de gas natural.

Otra de las medidas que más afecta a los consumidores es la inclusión de información adicional en las facturas, con el fin de dotar a los usuarios de herramientas adicionales para la toma de decisiones en torno al ahorro.

Así, las facturas de luz y gas de los consumidores con menos de 15 kW de potencia y un consumo inferior a 50.000 kWh anuales, respectivamente, incluirán una comparativa del consumo con clientes similares en el mismo código postal, además de consejos para consumir de un modo inteligente y eficiente.

Financiación para el autoconsumo

Por otro lado, se fomentará la financiación del autoconsumo con 500 millones de euros. Al mismo tiempo “se incrementará el actual límite de 500 metros entre la instalación de generación y el punto de consumo para facilitar el desarrollo de nuevos modelos de autoconsumo compartido; y se adoptarán otras medidas de apoyo para las aplicaciones compartidas de las comunidades energéticas y las áreas industriales", señala el documento del Plan +SE.

Ahorro energético en la Administración y las grandes empresas

En dicho documento también se afirma que “el plan de ahorro energético de la Administración central aprobado en mayo será reforzado, dando más peso de la eficiencia energética –por ejemplo, en la contratación pública– y los sistemas de autoconsumo. Adicionalmente, antes del 1 de diciembre, las comunidades autónomas y las entidades locales publicarán sus respectivos planes de ahorro energético, despliegue de autoconsumo y actuaciones de ahorro y eficiencia".

Además, un nuevo plan de reducción del consumo del alumbrado exterior sustituirá los actuales sistemas por otros más eficientes y habrá préstamos sin interés que cubrirán hasta el 100% del coste de la renovación.

Por su parte, las grandes empresas, podrán presentar planes de contribución al ahorro energético, basándose en los resultados de las auditorías energéticas que ya debían realizar desde 2016.

Kit verde para las pymes

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) articulará un ‘Kit verde’ para financiar medidas de eficiencia energética y renovables en las pymes. El objetivo es "movilizar a la inversión privada y generar ahorros que redundarán en la competitividad de las empresas, en el ahorro energético y en la generación de actividad y empleo", según reza el Plan +SE.

Aceleración del programa de renovables PERTE

Se acelerará la ejecución del PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (PERTE ERHA), y se ampliará su dotación económica actual, superior a los 3.500 millones con cargo al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con 1.000 millones adicionales para desarrollar nuevas capacidades industriales y tecnológicas que refuercen la autonomía estratégica del país.

Esta palanca permitirá también el impulso de un IPCEI (Proyectos Importantes de Interés Común Europeo) en torno a la energía solar fotovoltaica, buscando liderar esta iniciativa a nivel europeo. Finalmente, un nuevo PERTE de Descarbonización de la Industria mejorará la competitividad y reducirá los costes energéticos del sector manufacturero, responsable del 11,3% del PIB y el 20% de las emisiones de CO2, según estimaciones del Gobierno.

Mayor flexibilidad en la planificación eléctrica

 "El sistema eléctrico debe ser más flexible y ser capaz de anticiparse y adaptarse a los retos de la transición energética, de modo que se introducirán modificaciones puntuales en la vigente Planificación 2021-2026 para dar viabilidad a proyectos estratégicos a corto plazo, y se iniciarán los trabajos de una nueva Planificación para el período 2024-2029", asegura el texto del Plan +SE.

Se trata de medidas dirigidas a reforzar la autonomía energética española, dotando de instrumentos de mercado a la demanda para que ofrezca flexibilidad en los momentos de estrés, así como actuaciones en el corto, medio y largo plazo para reducir la dependencia energética, pero también tecnológica y material, de nuestro país y las vulnerabilidades que se ha constatado que ello supone.

Refuerzo de la capacidad de exportación de gas

En solidaridad con otros estados miembros de la UE, España maximiza el aprovechamiento de la infraestructura existente para reforzar su capacidad de exportación: habilita una ampliación del 18% de su capacidad de exportación de gas a Francia por la interconexión pirenaica, y está preparando una ampliación de los suministros por barco a Italia, que tendrá a su disposición una capacidad equivalente al 3% de su consumo de gas.

 

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido