Día Mundial del Cáncer de Mama

Un estudio de la Unidad de Cáncer Familiar del CNIO ayuda a identificar un nuevo gen candidato de predisposición a cáncer de mama

Según el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el análisis de muestras de casi 2.000 pacientes españolas con cáncer de mama familiar ha identificado un posible gen candidato de susceptibilidad moderada al cáncer de mama.

El equipo de la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO. Fuente: Laura M. Lombardía (CNIO)

19 Oct 2022 | Redacción | Soziable.es

En el cáncer de mama intervienen factores hereditarios y ambientales. De los hereditarios, se conocen nueve genes que confieren un riesgo alto o moderado de desarrollar esta enfermedad, pero aún quedan genes implicados por identificar.

La Unidad Clínica de Cáncer Familiar del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) acaba de confirmar la identificación de un nuevo gen candidato, que aumentaría el riesgo de padecer cáncer de mama en 2.5 veces respecto la población general.

Según informaron en el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama, este ha sido analizado con las muestras de casi 2.000 pacientes de cáncer de mama en España, en los que no se había encontrado alteración en el resto de genes conocidos.  

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente y la segunda causa de muerte en mujeres de todo el mundo. Entre un 10% y un 15% de los casos muestran agregación familiar, es decir, se dan en varios miembros de una familia, lo cual se conoce como cáncer familiar.

"En el 50% de casos de cáncer de mama con agregación familiar se desconoce la causa genética".

Cuando en estos casos se identifica el posible gen causante, se considera un cáncer hereditario. Pero, a día de hoy esto solo ocurre en la mitad de los casos de cáncer familiar. Es decir, en el 50% de casos de cáncer de mama con agregación familiar se desconoce la causa genética.

"Identificar los genes que predisponen al cáncer de mama es importante para mejorar la prevención, el tratamiento y el seguimiento".

De ahí que identificar los genes que predisponen al cáncer de mama es importante para mejorar la prevención, el tratamiento y el seguimiento, tanto de los pacientes como de sus familiares. Si se identifica una alteración genética en una mujer, sus familiares, tanto progenitores como descendientes, tiene un riesgo del 50% de tener y poder transmitir esa alteración a su descendencia.

“Es primordial en esos casos realizar el test genético para conocer qué familiares están en riesgo, para poder entrar en un adecuado programa de seguimiento”, afirma María Currás, jefa de la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO

Mejores test genéticos para prevención

Según ejemplifica el CNIO, si en una familia con un caso de cáncer de mama en edad joven o varios casos de cáncer de mama se identifica el gen implicado, los familiares (mujeres y hombres) podrán conocer su riesgo de desarrollar la enfermedad y de poderla transmitir a sus descendientes, al tiempo que también podrán entrar en un programa de seguimiento para la detección precoz tanto del tumor de mama, como de los posibles tumores asociados a las alteraciones en los diferentes genes, como el cáncer de ovario en los casos de mutaciones en los genes BRCA.  

"Hoy en día el estudio genético forma parte de la práctica médica habitual en el estudio diagnóstico inicial de la mayoría de tumores".

Hoy en día el estudio genético forma parte de la práctica médica habitual en el estudio diagnóstico inicial de la mayoría de tumores. Los investigadores aseguran que tanto pacientes como sus familiares podrán beneficiarse de conocer los genes y las vías moleculares implicadas para un seguimiento y tratamiento adecuado. “Cuanto mejor sea el conocimiento en este terreno, más preciso y personalizado será el manejo de los pacientes”, afirma Currás.

"Se conocen ya nueve genes implicados claramente en el cáncer de mama hereditario".

Se conocen ya nueve genes implicados claramente en el cáncer de mama hereditario. Los primeros, hallados en los años 90, fueron BRCA1 y BRCA2, y son lo que confieren el mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovario 70% a los 70 años. Por ese motivo, en la práctica médica se plantean cirugías preventivas en los familiares que han heredado la alteración del gen, pero no han desarrollado el cáncer.

El resto de genes conocidos son de moderado-alto riesgo de desarrollo de cáncer de mama (17-30%), pero es importante recalcar que pueden ir asociados al riesgo de presentar tumores en otros órganos. 

Muchos genes de bajo riesgo aún por identificar

En la mitad de los casos de cáncer de mama familiar aún no se ha identificado la causa genética, lo cual, según explica el CNIO, se debe a que probablemente el riesgo de desarrollar cáncer es más bajo, “son genes de bajo riesgo”, de ahí que gran parte de la investigación actual se oriente en descifrar estos genes.

"En la mitad de los casos de cáncer de mama familiar aún no se ha identificado la causa genética".

El estudio que acaba de publicar la revista Cancers, liderado por Ana Osorio, se basa en datos de casi 2.000 pacientes procedentes de la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO, la red de Hospitales de Castilla la Mancha, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y la Universidad de Valladolid. Osorio ha sido hasta hace poco investigadora en esta Unidad, y ha participado en la investigación internacional BRIDGES (Breast Cancer Risk after Diagnostic Gene Sequencing), que analizó 113.000 muestras y confirmó el grado de implicación de los genes de moderado y alto riesgo en el cáncer de mama hereditario.

Aumentar la evidencia para los test ya en uso

“Los test genéticos que estudian la susceptibilidad de desarrollar cáncer de mama están muy extendidos, pero para muchos de los genes que se analizan solo hay evidencias débiles de su asociación al cáncer de mama”, explica Osorio. En su opinión, “es importante definir cuáles son los genes de riesgo accionables para mejorar el consejo genético a los pacientes y sus familiares”.

Con todo, esta investigadora recuerda que la probabilidad de desarrollar cáncer de mama no la determinan solo los genes, si no que la edad, la historia hormonal y factores ambientales también juegan un papel importante.

70% de consultas más para la Unidad de Cáncer Familiar del CNIO

En lo que va de año, el número de consultas que ha atendido la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO ha aumentado un 70%. Se han visto cerca de 650 pacientes en los 9 meses de 2022 (400 en todo el 2021), y el 20% de estos casos están relacionados con familiares de pacientes con una mutación identificada, segundas opiniones o casos complicados en los que hay dudas acerca del diagnóstico genético, tanto de Madrid como de fuera de la Comunidad de Madrid.

"En lo que va de año, el número de consultas que ha atendido la Unidad Clínica de Cáncer Familiar del CNIO ha aumentado un 70%".

Cerca del 40% son de casos de cáncer de mama

Además, según informa el CNIO, el diagnóstico genético está extendido en muchos hospitales con el acceso a los paneles de secuenciación masiva. Sin embargo, el diagnóstico genético puede ser complejo.

En este sentido, la unidad del CNIO indica que ha contribuido especialmente en este diagnóstico de genes de moderado y bajo riesgo en casos familiares sin diagnóstico, y dada la participación en diferentes consorcios nacionales e internacionales, puede orientar a los médicos en su manejo y seguimiento. También contribuye en casos especialmente complejos y a segundas opiniones.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido