Cristina Sánchez, directora de la Red Española del Pacto Mundial

"Es posible un modelo de negocio que cumpla con el Acuerdo de París"

El sector privado tendrá un papel muy relevante en la COP25. Los esfuerzos de las empresas son esenciales para construir una economía baja en carbono y esto se dejará notar en la próxima cumbre climática de Chile en Madrid donde habrá que estar muy atentos a los compromisos que asumen las grandes compañías. La directora de la Red Española del Pacto Mundial, Cristina Sánchez, nos explica cómo llega el sector privado a esta cumbre y en especial las empresas españolas.

Cristina Sánchez.

27 Nov | I.S.P. | Soziable.es

¿Cuál cree que será el peso y la presencia del sector privado, así como sus propuestas y compromisos, en la COP25 que se celebra dentro de unos días en Madrid? 

El sector privado tendrá su espacio asegurado en la COP25 para visibilizar las acciones que está llevando a cabo en favor del clima a través de diferentes acciones. Por nuestra parte, y de la mano de nuestra matriz UN Global Compact, vamos a realizar un evento sobre la iniciativa Business Ambition 1.5ºC en el que el liderazgo empresas españolas estará reflejado. Será en colaboración con la Red Chilena y la Red del Reino Unido, sede de la próxima COP (Glasgow).

Otro momento de la cumbre al que deberemos prestar especial atención será el evento anual 'Caring for Climate High Level Meeting'...

Este evento, coorganizado por UN Global Compact, Unfccc y UNEP. Se trata de un acto de alto nivel nivel en el que tendremos la oportunidad de escuchar al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y a representantes de nuestro gobierno. Asimismo, este evento actuará como altavoz del sector privado a través de la participación de líderes empresariales que, junto a los otros actores citados, identificarán palancas de acción claves para construir una economía baja en carbono.

"La inversión en mercados emergentes relacionados con el clima se calcula en 23 billones de dólares"

Este verano, 28 grandes compañías reunidas en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, se comprometieron a alinear sus emisiones de gases de efecto invernadero con la meta de mantener el calentamiento global en los 1,5° centígrados. ¿Cómo se gestó este paso al frente?

La iniciativa 'Business Ambition for 1.5ºC' nace de la necesidad de tomar medidas urgentes para hacer frente a la emergencia climática y está teniendo una progresión muy positiva. Nos encontramos ante una situación crítica, el cambio climático avanza a una velocidad vertiginosa. Sin embargo, las empresas líderes ya están demostrando que es posible un modelo de negocio que cumpla con el aumento de la temperatura por debajo de los 1,5°C, como marca el Acuerdo de París, y hay pruebas de que estas empresas serán las mejor situadas para prosperar a medida que la economía mundial experimente una transición justa hacia un futuro neutro en carbono para el año 2050.

¿Cuál es la finalidad de esta iniciativa?

Esta campaña trata de alentar a las empresas a alcanzar objetivos climáticos más ambiciosos y hace una llamada a los gobiernos para que promuevan políticas que brinden al sector privado la claridad y la confianza que necesitan para desbloquear más inversiones en soluciones climáticas. El hecho de que más de 100 empresas (7 de ellas españolas) hayan actualmente firmado este compromiso es sin duda un gran paso para combatir la crisis climática, pero únicamente a través de un ciclo de retroalimentación positiva en el que las políticas audaces del gobierno y el liderazgo del sector privado se refuerzan mutuamente se podrá llevar la acción climática al siguiente nivel.

¿Existen beneficios reales para las empresas que hagan la transición hacia un modelo respetuoso con el clima?

La Corporación Financiera Internacional (IFC) calcula en 23 billones de dólares la inversión en mercados emergentes relacionados con el clima, como las infraestructuras verdes o el transporte sostenible. Y no sólo eso, la transformación hacia una economía más verde también repercutirá en la creación de nuevos puestos de trabajo. En este sentido, la OIT estima que cumplir con el Acuerdo de París puede crear 24 millones de nuevos empleos en el mundo.

"Los CEO han cobrado una importancia capital como líderes de este movimiento"

¿Cuáles son las palancas que están favoreciendo la adopción de los ODS por parte de las empresas?

Podemos afirmar que la Agenda 2030 ha tenido una gran acogida en el sector empresarial, que ha sabido entender que la transformación de modelos tradicionales de hacia lo que denominamos empresas del futuro -empresas comprometidas con el desarrollo sostenible- es vital para asegurar la supervivencia y la prosperidad de sus organizaciones. En la asunción de esta visión han cobrado una importancia capital los CEOs, que están ejerciendo como líderes de este movimiento, un hecho imprescindible para que la transformación sea visible y real. De hecho, son estos altos cargos de las compañías los que definirán el futuro no sólo de sus negocios, sino del sector empresarial en general, debido a su gran influencia en el mismo.

Se han producido otros hitos importantes en cuanto a empresa y economía sostenible: El manifiesto de los 181 CEO de la Business Roundtable en EEUU y, como réplica al otro lado del Atlántico, la iniciativa ‘New Deal For Europe’ 

Aparte de los que has nombrado, me gustaría destacar el CEO Water Mandate de Global Compact, una iniciativa a la que ya se han unido más de 1.700 líderes empresariales y que trata de guiar a las empresas en la correcta gestión del agua y por lo tanto en su contribución al ODS 6. También En septiembre UN Global Compact lanzó la primera Red de Directores Financieros centrada en la promoción de los ODS a través de la estrategia y las inversiones de la empresa. Por otro lado, no quiero desaprovechar la ocasión de hablar de nuestra publicación anual sobre ODS presentada en octubre y que este año versa precisamente sobre el liderazgo empresarial. En ella se puede encontrar, además del ya tradicional avance en ODS del sector privado, más de 160 compromisos públicos de empresas españolas con la Agenda 2030 que muestran cómo el tejido empresarial español apuesta por el liderazgo en ODS.

Los jóvenes están demostrando una conciencia medioambiental sin precedentes en la historia. No solo son activistas, empiezan a ser emprendedores, empleados, directivos, inversores y consumidores… ¿Cree que esto está cambiando las cosas?  

Estamos hablando de una generación comprometida y preocupada por su futuro, que no sólo ha cambiado su forma de consumir – el 73 por ciento de los consumidores de la generación millennial están dispuestos a pagar más dinero por productos y servicios ofrecidos por empresas sostenibles- sino que también está emprendiendo nuevos modelos de negocio alineados con el marco de la Agenda 2030. Para adaptarse a las demandas de estos nuevos consumidores y poder competir en el mercado es necesario que las empresas adapten su modelo productivo, asumiendo los dictados de la economía circular, abogando por el reciclaje y reduciendo sus emisiones.

¿Y qué pasa con los menos jóvenes?

Con el resto de generaciones no hay que tirar la toalla, sino que desde administraciones, medios o empresas no tenemos que abandonar las tareas de sensibilización, para contribuir a crear ciudadanos, consumidores y empresarios comprometidos con el desarrollo sostenible.

Agregar comentario

Comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido