Es un proyecto liderado por CEU UCH

Investigadores de seis países analizarán la crisis del estado de derecho en la UE

El proyecto de investigación ‘Crisis del Estado de Derecho en la UE’, dirigido por Susana Sanz, catedrática de la Universidad CEU Cardenal Herrera, reúne a un equipo formado por 16 expertos de ocho universidades europeas con el objetivo de elaborar un mapa europeo de incumplimientos en materia de pluralismo de los medios, independencia judicial, lucha contra la corrupción y protección de los grupos vulnerables. Los países objeto de estudio serán España, Italia, Hungría, Polonia, Croacia y Estonia.

Los investigadores de la CEU UCH integrantes del proyecto 'Crisis del Estado de Derecho en la UE'.

25 Nov 2022 | Redacción | Soziable.es

Susana Sanz Caballero, catedrática de Derecho Internacional Público de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH) y titular, además, de la Cátedra Jean Monnet (especializada en estudios sobre la UE), es la encargada de dirigir el proyecto internacional de investigación ‘Crisis del Estado de Derecho en la UE’, cuyas principales áreas de estudio serán el pluralismo de los medios, independencia judicial, lucha contra la corrupción y activismo social y protección de los grupos vulnerables.

Un equipo integrado por investigadores de 8 universidades europeas realizará un mapeo de incumplimientos de los fundamentos del Estado de Derecho en la UE, con especial atención a seis países: Hungría, Polonia, Croacia, Estonia, España e Italia. La incidencia de la pandemia en este proceso de crisis de valores democráticos centrará también la investigación, que cuenta con financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación y de la Generalitat Valenciana.

Según destaca Susana Sanz, “en la historia de la construcción europea ha habido otras crisis, pero la situación actual no tiene precedentes, porque ahora se cuestiona la vigencia de los valores democráticos recogidos en el artículo 2 del Tratado de la Unión, lo que afecta a la propia pervivencia de la UE como entidad política. Lo que se está poniendo en duda es la necesidad, legitimidad y relevancia de una Europa unida. En el origen de esta crisis de identidad está, entre otros factores, el surgimiento de partidos populistas y xenófobos y el estancamiento económico provocado por la crisis financiera y la llegada masiva de migrantes, que es percibida por algunos sectores como una amenaza”.

Para el análisis de esta crisis, el equipo investigador ha seleccionado a los países objeto de estudio por distintos criterios de representatividad: Italia, como uno de los países fundadores de la Unión; España, como país que ingresa en la década de los 80; los dos países en los que los atentados contra los valores comunes son actualmente más graves, que son Polonia y Hungría; un estado que entró a la vez que los dos anteriores, Estonia, como caso de control; y el último Estado en ingresar en la UE: Croacia. “Como muestra de la gravedad que está adquiriendo esta crisis están las últimas sentencias del Tribunal Constitucional polaco, que cuestionan la aplicación tanto del Derecho de la UE, como del Convenio Europeo de Derechos Humanos en ese país”, destaca Susana Sanz.

Incumplimientos desde 2010 y tras la COVID-19

Entre los resultados del proyecto está prevista la creación de una base de datos para registrar los incumplimientos del Estado de Derecho en los seis países estudiados, desde el año 2010 hasta la actualidad. Tras esta identificación, el equipo investigador elaborará un análisis crítico de las soluciones aportadas hasta el momento por la UE para frenar y evitar la agravación de la deriva antidemocrática de sus miembros. Y propondrán también nuevas medidas, algunas de carácter jurídico y otras de carácter político, de utilidad para administradores públicos internacionales y nacionales.

Para Susana Sanz “la obtención de estos datos también nos permitirá comparar la situación del Estado de Derecho antes de la pandemia de COVID-19 y tras su estallido, para determinar si se han incrementado los incumplimientos de las reglas del Estado de Derecho en aras de la seguridad sanitaria y cuáles en su caso”. “La pandemia y sus consecuencias justifican más si cabe la oportunidad de realizar un estudio internacional comparado, científico y sistemático sobre esta crisis inusitada de valores en la UE, en una situación que ha enfrentado los derechos fundamentales con la obligación de los poderes públicos de garantizar la seguridad de la población y la salud pública”, añade Sanz.

Integrantes del equipo internacional

Junto a Susana Sanz, es coinvestigador principal del proyecto nacional Antonio Bar Cendón, de la Universidad de Valencia (UV). Integran el equipo un total de dieciséis investigadores, entre ellos los profesores de la CEU UCH Manuel Martínez Sospedra, Rosa García Vilardell, Leopoldo García Ruiz, Marta Pérez Gabaldón y Joaquín Marco. Completan el equipo Clara Portela, de la UV; Ainhoa Uribe, de la Universidad San Pablo CEU; los italianos Valentina Colcelli, del Consiglio Nazionale de la Ricerche, y Roberto Cippitani, de la Università degli Studi di Perugia; Barbara Grabowska-Moroz, de la Central European University de Hungría; Fruzsina Gardos-Orosz, de la Eötvös Loránd University húngara; Dario Cepo, de la Universidad de Zagreb, en Croacia; y David Ramiro Troitiño, de la Tallinn University of Technology, en Estonia.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Ir al inicio del contenido