Gustavo Suárez Pertierra. Presidente de Unicef Comité Español

"Las razones humanitarias están por encima de cualquier otra razón"

El presidente de Unicef Comité Español afirma que el de los menores es uno de los sectores más vulnerables de la sociedad, y se muestra convencido de que en España se logrará un Pacto General por la Infancia que protegerá a los niños de la violencia, la pobreza o la exclusión.

Gustavo Suárez Pertierra.

19 Jun | Chema Doménech | Soziable.es

Fotografías: Jorge Villa / Vídeo: Álvaro Martín

Asegura que, para él, la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas es una "Constitución", y la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible una "hoja de ruta" hacia un mundo más justo y sostenible. Quien fuera responsable de las carteras de Educación y Ciencia y de Defensa durante el cuarto Gobierno de Felipe González es desde febrero pasado presidente de Unicef Comité Español. Gustavo Suárez Pertierra, hombre de talante conciliador, recibe a Soziable.es para hablar de pobreza infantil, de refugiados, de violencia contra la infancia y de un mundo en el que, en muchas ocasiones, los derechos del niño no son respetados. Y, como él repite a menudo, "eso no puede ser".

"El problema de la inmigración y de los refugiados no se ve de la misma manera desde la cuenca del Mediterráneo que desde el norte de Europa"

¿Cómo valora la decisión del Gobierno español de acoger en Valencia a los migrantes del barco ‘Aquarius’?

Lo valoro muy positivamente. Pone de manifiesto algo fundamental en el tratamiento de la solidaridad humana, y es que las razones humanitarias están por encima de cualquier otra razón. La acción ha sido merecedora del impacto social que ha tenido.

¿Es una decisión que deja en evidencia la política de la UE en materia de refugiados?

Deja bastante en evidencia la política de Italia, que ya venía siendo complicada con el tratamiento a las ONG que trabajan en el Mediterráneo. Y pone de manifiesto que hay una zona de la Unión Europea que no está funcionando como debiera. La UE ha dado pasos positivos, ha establecido mecanismos de coordinación, ha dedicado un conjunto de fondos al sostenimiento de este problema, pero todo esto se ve insuficiente.

¿Qué opina sobre quienes critican esta decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez por un supuesto ‘efecto llamada’?

Es posible que ese efecto se produzca. Lo que sucede que las probables consecuencias, que han de ser tenidas en cuenta, no deben oscurecer la posibilidad de tomar una decisión de esta envergadura cuando lo que está en juego son las vidas humanas.

¿Por qué Europa no cumple los compromisos alcanzados en materia de acogida a refugiados y migrantes?

Los acuerdos han sido muy difíciles de adoptar porque en Europa hay distintas sensibilidades. El problema de la inmigración y de los refugiados no se ve de la misma manera desde la cuenca del Mediterráneo que desde el norte de Europa. Pero lo cierto es que en este tema se está rozando el incumplimiento de los tratados internacionales, porque la lesión de los derechos humanos en ocasiones como la del ‘Aquarius’ ha sido notoria.

¿Cree que en España esto puede empezar a cambiar con el relevo en el Ejecutivo?

Yo creo que este Gobierno, en algunas de las decisiones que ha tomado y en alguna de sus líneas programáticas, está apuntando hacia una nueva presencia política en la UE. Es una impresión como ciudadano, pero creo que ya han sido recogidas estas sensibilidades por otros países como Francia o Alemania.

"A pesar del nivel de vida que tenemos, somos uno de los países de la UE donde el riesgo de pobreza infantil es más acusado"

Uno de los primeros anuncios del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue el de la creación de un Alto Comisionado para la Pobreza Infantil, cosa que acaba de hacer efectiva. ¿Cuál es su valoración?

Es algo que veníamos reclamando las organizaciones del sector. Desde hace una década venimos alertando del problema de la pobreza infantil en España. Y, aunque cueste trabajo creerlo desde las capas más acomodadas, tenemos muchos niños que están en riesgo de pobreza y de exclusión social. Según nuestras investigaciones, uno de cada tres niños españoles está en esta situación, y esto tiene que formar parte de la conciencia ciudadana.

¿Qué entendemos por pobreza infantil en España?

El niño en riesgo de exclusión social o de pobreza en España es un niño que no va a morir de inanición pero a lo mejor come una vez al día; es un niño al que quizás sus padres no pueden comprarle los libros para la escuela, o no pueden vestirle igual que el resto de niños y eso le genera un problema de rechazo; es un niño que tiene la asistencia básica sanitaria asegurada, pero que quizás no puede acceder a determinados tratamientos a los que debería tener acceso... Esto genera un problema social que es el riesgo de exclusión, que va contra todas las pautas de tratamiento de la diversidad que en grandes declaraciones aceptamos todos, pero que luego en la práctica hay quiebras. A pesar del nivel de vida que tenemos, somos uno de los países de la UE donde el riesgo de pobreza infantil es más acusado.

Usted se manifestó descontento por la partida dedicada a la infancia en los Presupuestos Generales del Estado recién aprobados y que ha asumido el Gobierno de Sánchez. ¿Son insuficientes para todo lo que hace falta?

Nosotros tenemos la misión de protestar por estas cosas, de decir que necesitamos más recursos para la infancia. Dicho esto, que es broma obviamente, nos encontramos con unos presupuestos que ha avanzado algunas medidas importantes, como el permiso de paternidad, que prevé un conjunto de desgravaciones fiscales aunque que probablemente no va a afectar a la rentas más bajas, pero es un presupuesto que prácticamente maneja las mismas cuantías económicas que el anterior, y esto es muy poco. Hemos desarrollado un sistema desde Unicef para medir el dinero que se dedica a la infancia en las diferentes partidas presupuestarias y no supera el 1% en el presupuesto general del Estado. También hay que decir que una gran parte de la inversión para la infancia está en los presupuestos autonómicos y en los locales. Pero es obvio que hay que incrementar los recursos.

"Hace falta una estrategia nacional de acción política dirigida al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible"

¿Sería el de la pobreza infantil uno de los indicadores que más alejan a España de la Agenda 2030?

Estamos en una situación bastante alejada de la media de los países desarrollados. El tema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) requiere un tratamiento muy especial, es un gran desafío para los Estados. En el caso de España, hay que poner una atención especial hacia unos objetivos entre los que está el de la pobreza infantil. Aquí hace falta una estrategia nacional de acción política dirigida al cumplimiento de los ODS. Eso requiere que todos los esfuerzos de los poderes públicos, de las organizaciones sociales y de los ciudadanos se unan para dirigirse hacia el cumplimiento de estas metas que debieran ser bien conocidas por la sociedad.

La Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia, a la que pertenece Unicef, reclama una Ley para proteger a los niños y niñas contra toda clase de violencia. ¿Tienen alguna novedad?

Ninguna en este momento. La idea es seguir trabajando en la línea de crear una ley integral contra la violencia infantil. En 2017 hay un hito importante que es la integración de la violencia infantil dentro de la Ley de Violencia de Género. Esto es un hito importante que no hay que desmerecer, pero 2018 debiera ser el año de la ley contra la violencia infantil. ¿Por qué? Porque la infancia es un sector muy vulnerable, y es un sector sobre el que se ejerce una violencia injustificable, incluso en países desarrollados como España.

"La violencia contra la infancia es una realidad y, como tal, requiere la creación de una ley integral para erradicarla"

¿Qué datos manejan sobre violencia contra la infancia?

Es una violencia que a veces se ejerce en el ámbito de la familia, a veces en el ámbito escolar, a veces socialmente... Los casos de violencia infantil alcanzan 37.000 denuncias. Es una realidad, y como tal, requiere la creación de una ley integral para erradicarla.

¿Cuáles son las metas que se ha puesto para su mandato al frente del Comité Español del Unicef?

Esta es una organización compleja. Todo pasa por conseguir una mayor implantación social, y queremos que esto se refleje en un mayor número de socios, por lo tanto en una mayor captación de recursos, pero esto no es lo único. En Unicef estamos haciendo un gran esfuerzo en lo que llamamos ‘pactos por la infancia’ en las comunidades autónomas. En estos momentos hemos firmado pactos en 16 de las 17 comunidades, sólo nos falta Madrid. Los pactos son una estrategia para comprometer a las fuerzas políticas y sociales en los derechos de la infancia y de la juventud. Esto debería llevar a la conclusión de un Pacto General por la Infancia, es uno de nuestros grandes retos para el futuro y soy optimista, creo que lograremos firmarlo.

  • Miniatura del video

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

El pianista se une a organizaciones de derechos de infancia para reclamar mayor protección para los menores víctimas de abusos sexuales en España

James Rhodes: "Se trata de salvar a los niños de los abusos sexuales. No es un tema político"

Organizaciones que trabajan por los derechos de la infancia y el pianista James Rhodes, víctima de violencia sexual cuando era niño, se han unido para pedir que se agilicen los trámites para sacar adelante cuanto antes la Ley integral de protección frente a la violencia contra la infancia, anunciada la semana pasada por el Gobierno.

Andrés Conde, James Rhodes, Vicky Bernadet y la pediatra Concepción Sánchez.

14 Sep | Ch. D. | Soziable.es

Fotografías: Ángel Navarrete / Save the Children

"El sistema está fallando estrepitosamente en lo que se refiere a la protección de los niños frente a los abusos sexuales". Así de contundente se ha manifestado el director de Save the Childre, Andrés Conde, en la comparecencia ante los medios de comunicación para solicitar celeridad en la tramitación de la Ley integral de protección frente a la violencia contra la infancia, cuyo anteproyecto de ley fue aprobado el viernes pasado por el Consejo de Ministros. El director de la ONG de atención a la infancia ha puesto el foco en el bajo número de casos de abusos sexuales contra menores que terminan en denuncias y en condenas. "Un 70% de los niños que sufren abusos sexuales lo cuentan a un adulto, pero solo un 15% de esos casos terminan en denuncia. y solo el 30% de ellas llegan a juicio oral", ha denunciado.

Andrés Conde: "El sistema está fallando estrepitosamente en lo que se refiere a la protección de los niños frente a los abusos sexuales"

El responsable de Save the Children ha estado acompañado por el pianista británico afincado en España James Rhodes, que sufrió violaciones durante años desde que tenía cinco, y por Vicky Bernadet, directora de la Fundación que lleva su nombre y víctima también de violación cuando era niña.

"Este es un paso enorme, importante y vital que convertirá a España en el país número uno del mundo en la protección de los niños", ha dicho Rhodes refiriéndose a la próxima tramitación de la ley. "Por razones personales, después de haber sido víctima de abusos sexuales durante varios años en mi infancia, esta es mi prioridad número uno y estoy muy emocionado de que el Gobierno le esté dando prioridad tratándolo como una cuestión de urgencia. No quiero estar dentro de cinco años en esta puta silla reclamando una nueva ley", ha dicho.

El pianista se ha referido a los abusos continuados que sufrió siendo un niño, y cómo la directora de su colegio intuía lo que ocurría pero no hizo nada por evitar la situación. "Si en Inglaterra en 1981 hubiera existido una ley así, miles de niños como yo no hubiéramos sufrido esta violencia". Rhodes se ha manifestado en contra de dulcificar el lenguaje. Según él, el término 'abuso' es "una palabra demasiado blanda cuando un adulto mete su pene en el cuerpo de un niño de cinco años. Es una violación, llamémoslo así". También se ha referido a las secuelas que muestran de por vida  los menores víctimas de estas violaciones sexuales. "Tantos años después, el violador sigue aquí, en mi cabeza", ha confesado. "Cuando me acuesto con mi novia sigue ahí, cuando tengo que hablar de ello como hoy, sigue ahí, y yo me quiero morir", ha dicho.

James Rhodes: "Al presidente Sánchez le dije: 'Tú tienes dos hijas, ¿a qué coño estáis esperando'?"

El pianista ha agradecido la actitud del Gobierno y de los responsables políticos que se han manifestado a favor de esta ley para erradicar las violaciones contra los menores, y en particular la del presidente Pedro Sánchez. "Es un presidente que me encanta pero cuando me recibió en La Moncloa le dije: 'Tú tienes dos hijas, ¿a qué coño estáis esperando'?". Para él, "esta ley no es un tema político, es para salvar a los niños", por eso ha reclamado el consenso de todos los grupos parlamentarios.

Una ley necesaria

Por su parte, Vicky Bernadet ha manifestado que esta ley es "absolutamente necesaria, es una cuestión de justicia". "El abuso sexual es gravísimo, pero se hace más grave cuando a las víctimas nos obligan a mantener silencio", ha declarado en alusión a los pocos casos que terminan en condenas firmes a causa de la lentitud de los procesos judiciales y de la incomprensión de los adultos ante el testimonio de menores víctimas. "Tenemos que ser conscientes de lo que ocurre cada día que pasa sin tener una ley que proteja a los niños. Exigimos la misma valentía que hemos tenido que tener nosotros para sobrevivir", ha sentenciado.

Vicky Bernadet: "Exigimos la misma valentía que hemos tenido que tener nosotros para sobrevivir"

Para el director de Save the Children, Andrés Conde, “es urgente proteger a la infancia contra la violencia. El año pasado fuimos testigos del apoyo mayoritario de los grupos políticos en el Congreso con la aprobación de la Proposición No de Ley. Es necesario que esa unidad se repita y se logre la aprobación unánime y urgente de esta ley".

Los abusos sexuales son una de las formas más graves de violencia que sufre la infancia en España. Según el informe de Save the Children “Ojos que no quieren ver” el abuso sexual a menores se extiende de media cuatro años, lo que demuestra que en España no existen aún las herramientas necesarias para prevenir y detectar los abusos ni para que el niño o niña pueda denunciarlos.

Que haya niños y niñas sufriendo abusos sexuales que no son detectados, que estos abusos se alarguen durante años o que, aunque se detecten, haya víctimas que siguen en contacto con su agresor y que no son protegidas se debe a una serie de fallos y debilidades en la respuesta de las administraciones públicas en la prevención, detección, en el proceso judicial y en la atención y tratamiento psicológico a las víctimas, según la ONG.

Las denuncias por abusos sexuales a menores pasaron de 4.056 en 2016 a 4.211 en 2017, según el Anuario del Ministerio del Interior, pero, aunque las denuncias aumentan cada año, la mayoría de los casos siguen permaneciendo ocultos. Los profesionales que más tiempo pasan con los niños no tienen formación sobre abusos sexuales y muchas veces no saben reconocer lo que está pasando. En las sentencias estudiadas por Save the Children, tan solo en un 15% de los casos en los que el niño se lo contó a un profesor hubo una notificación a las autoridades competentes, por eso "es imprescindible que los centros educativos cuenten con protocolos específicos que se activen ante cualquier sospecha".

Responsabilidad de todos

“Ni la sociedad ni las instituciones asumen la realidad reflejada en estudios de abusos sexuales infantiles. Sin conciencia no hay alerta. Esta problemática, que afecta a uno de cada cinco niños y niñas, debería ser considerada una cuestión de Salud Pública y el Gobierno debe abordarlo como tal”, afirma Vicki Bernadet, presidenta de la Fundación Vicki Bernadet.  Denunciar y llevar el caso a los tribunales tampoco es una garantía de protección para el menor que ha sufrido abusos. El proceso judicial dura de media tres años, en los que los menores tienen que repetir su declaración hasta cuatro veces y en la mayoría de casos en juicios a puerta abierta. Además del trauma que supone para el niño, declarar en estas condiciones suele llevar a que los testimonios no sean tenidos en cuenta y el caso sea sobreseído, lo que ocurre en siete de cada 10 procesos, provocando que el abusador pueda seguir en contacto con el niño.

Como ha señalado por su parte la Dra. Concepción Sánchez Pina, presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), "los pediatras de Atención Primaria queremos denunciar la falta de respuesta adecuada por parte de las instituciones ante el maltrato y el abuso sexual en la infancia, por lo que consideramos urgente disponer de una Ley para proteger a los menores de esta lacra".

Enlaces

Últimas noticias

+ Derechos Humanos

  • Andrés Conde, James Rhodes, Vicky Bernadet y la pediatra Concepción Sánchez.

    El pianista se une a organizaciones de derechos de infancia para reclamar mayor protección para los menores víctimas de abusos sexuales en España

    James Rhodes: "Se trata de salvar a los niños de los abusos sexuales. No es un tema político"

    Ch. D.

    Organizaciones que trabajan por los derechos de la infancia y el pianista James Rhodes, víctima de violencia sexual cuando era pequeño, se han unido para pedir que se agilicen los trámites para sacar adelante cuanto antes la Ley integral de protección frente a la violencia contra la infancia, anunciada la semana pasada por el Gobierno.

  • El Gobierno se compromete a que se tramite en el Congreso en el segundo trimestre de 2019

    Un paso más hacia la ley para erradicar la violencia contra la infancia

    Soziable.es

    La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que existe un compromiso para que Ley Orgánica de Protección Integral frente a la violencia contra la Infancia se tramite en el Congreso de los Diputados en el segundo trimestre de 2019.

Ir al inicio del contenido