Cate Blanchett, actriz y embajadora de buena voluntad de ACNUR

“Les hemos fallado a los rohinyás antes, no permitamos que vuelva a suceder”

Cate Blanchett, embajadora de buena voluntad de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ha pedido este martes al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que no le falle a la población rohinyá, cuando se cumple un año del estallido de violencia en Myanmar que provocó su éxodo masivo hacia Bangladesh.

Cate Blanchett, actriz y embajadora de buena voluntad de ACNUR.

29 Ago | L.V. | Soziable.es

Cate Blanchett, quien ha visitado personalmente los campamentos de Bangladesh en los que se hallan refugiadas unas 900.000 personas de la minoría musulmana rohinyá tras su huida de Myanmar, relató ante el Consejo de Seguridad de la ONU el dolor y la necesidad que vive esta población, durante una reunión de dicho consejo en la que se debatió este tema. “No estoy aquí para hablarles como una experta, sólo como testigo. Como una persona que ha visto y ahora no puede desviar la mirada”, aseguró la actriz.

 

Entre las historias desgarradoras que tuvo ocasión de conocer de primera mano durante su visita a los campos de refugiados de Bangladesh en marzo de este año, la embajadora de buena voluntad de ACNUR citó la de “un niño que había detrás de mí jugando. Vi que tenía unas cicatrices terribles en su piernita y pregunté que le había pasado. Su familia me dijo que se había quedado atrapado en las llamas cuando su casa fue quemada”.

"Gente con muy poco está ayudando a los rohinyás ¿Por qué nosotros no podemos hacer más? Ellos necesitan un futuro”

Blanchett agradeció al Consejo de Seguridad de la ONU por estar unido para resolver la crisis, así como al actual Secretario General, António Guterres, y rindió un homenaje al ex Secretario General Kofi Annan, líder de la comisión que a comienzos de este año estableció las posibles soluciones para que las mujeres, los hombres y los niños de diferentes religiones y etnias puedan vivir en armonía en el estado de Rakhine en Myanmar.

Asimismo, la actriz destacó la ayuda que está prestando Bangladesh a los refugiados rohinyá. “Muchas personas que tienen muy poco, les han estado ayudando durante todo este año. Si gente con tan poco puede ayudar, ¿por qué nosotros no podemos hacer más? Ellos necesitan un futuro”.

Volver en condiciones seguras

Blanchett también expuso ante el Consejo de Seguridad de la ONU que muchos de los refugiados rohinyá con los que conversó consideran Myanmar como su hogar, pero que tienen un miedo “real y profundo de regresar”. “Los refugiados regresan a casa cuando es seguro hacerlo y los rohinyás no pueden regresar en las mismas condiciones de las que se vieron obligados a huir”, añadió. La embajadora de buena voluntad de ACNUR ha subrayado que esta población no puede conformarse con soluciones “a medias” y que necesitan de un camino “claro” hacia la ciudadanía, algo que no es un lujo, sino un derecho básico que los rohinhyás no pueden disfrutar.

Por eso terminó su intervención pidiéndole a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que “no se olvide esto, y que apoye todos los esfuerzos para hacerlo realidad. Mientras tanto necesitamos más cooperación de la comunidad internacional para satisfacer las necesidades más urgentes en Bangladesh”. “Les hemos fallado a los rohinyás antes, por favor no permitamos que esto vuelva a suceder”, concluyó Blanchett.

Antonio Guterres. Secretario General de la ONU: "Esta crisis no puede continuar indefinidamente"

El Secretario General de la ONU se hizo eco a las palabras de Blanchett durante la reunión del Consejo de Seguridad, y coincidió en que a pesar de que ACNUR, el Programa de la ONU para el Desarrollo y el Gobierno de Myanmar firmaron un marco de cooperación para crear condiciones de retorno para los rohinyás, todavía no es el momento. “Este marco está dirigido también a crear medios de subsistencia para la población del estado de Rakhine, y esto requiere de una inversión masiva, no solamente de reconstrucción y desarrollo, sino de reconciliación y respeto a los derechos humanos. Aún no veo el compromiso para llevar eso a cabo, es claro que las condiciones no están todavía para el retorno seguro, voluntario, digno y sostenible de los rohinyás”, expresó. Por ello, António Guterres pidió a los miembros del Consejo de Seguridad que urjan a las autoridades de Myanmar a cooperar con las Naciones Unidas asegurando el acceso de todas sus agencias y socios al territorio. “Hay mucho por hacer para alcanzar las condiciones necesarias de paz y justicia en el estado de Rakhine. Mientras prevalezcan el miedo y la persecución, no existirán retornos voluntarios. Las violaciones en contra de las minorías étnicas y religiosas en Myanmar deben terminar para que exista una verdadera democracia. Ya ha pasado un año y esta crisis no puede continuar indefinidamente”, concluyó Guterres.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido