Forma parte del proyecto Musaraña del Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación BBVA

Big Valise, la maleta que viaja por colegios para fomentar la creatividad de los alumnos

El proyecto Big Valise recorre diferentes centros educativos -desde infantil hasta educación para adultos- para potenciar el conocimiento del territorio físico y afectivo del alumnado a través de la creación artística. Esta maleta viajera es una de las actividades de ‘Coger el testigo’, proyecto incluido dentro de Musaraña, el laboratorio de innovación docente del Museo Thyssen-Bornemisza, que cuenta con la colaboración en exclusiva de la Fundación BBVA.

Alumnos llevando a clase la Big Valise. Foto: Fundación BBVA.

10 Abr | J. L. M. | Soziable.es

Big Valise es un proyecto destinado a profesores y alumnos a partir de una gran maleta viajera, con contenidos didácticos en torno a algunas obras del museo y que va creciendo y llenándose con cada nueva escala. Es una de las actividades de ‘Coger el testigo’, proyecto incluido dentro de Musaraña, el laboratorio de innovación docente del Museo Thyssen-Bornemisza, que cuenta con la colaboración en exclusiva de la Fundación BBVA. Se trata de una experiencia en la que artes plásticas, música y movimiento se unen para crear nuevas experiencias educativas desarrolladas en colegios de España, Portugal y Latinoamérica.

Además de Musaraña, el Programa de Aplicaciones Digitales y Recursos Educativos del Museo Thyssen y la Fundación BBVA incluye ConectaThyssen, que pone a disposición del público de forma gratuita apps para smartphones y tablets que permiten descubrir detalles de los cuadros inapreciables a simple vista gracias a la digitalización en calidad gigapíxel, convertir la visita al museo en un juego de detectives, desarrollar la creatividad artística, o conocer mejor los fondos permanentes y las exposiciones temporales de la pinacoteca.

“La idea de Big Valise es que los propios alumnos, con el apoyo de los profesores, se puedan acercar a las obras de arte y también desarrollar sus propias obras"

“La idea de Big Valise es que los propios alumnos, con el apoyo de los profesores, se puedan acercar a las obras de arte y también desarrollar sus propias obras seleccionando objetos que hablen del territorio o de su propia identidad” señala Ana Andrés, una de las responsables del proyecto en el Museo Thyssen-Bornemisza, quien destaca que el punto de partida de esta maleta que recorre España está en la obra de los artistas Joseph Cornell y Kurt Schwitters, que realizan sus trabajos a partir de materiales desechados u olvidados, recuperando esos materiales para darles una dimensión más poética. Dos de las obras de estos grandes artistas están incluidas en el cuaderno de bitácora que viaja siempre junto a la maleta, y que les da unas pautas sobre cómo desarrollar el trabajo durante el mes que ésta está en su centro. Alumnos y profesores exploran los diferentes cajones que contiene la maleta y los cuadernos de bitácora que cada centro añade para explicar qué representa la obra que aportan. A partir de ahí tienen que crear su propio cajón que acompañará al resto y que viajará hasta el siguiente centro, incluyendo algo que les represente para que otros centros, más adelante, puedan conocer su identidad.

En el curso académico 2016-2017 la maleta recorrió 10 centros de toda España, y los cajones que fueron realizados por alumnos de diferentes edades se expusieron el pasado otoño en el Museo Thyssen-Bornemisza. Este curso, el 2017-2018, van a participar seis centros. Uno de ellos el CEIP Arcipreste de Hita en la localidad segoviana de El Espinar.

Big Valise en El Espinar (Segovia)

Desde el momento en que la maleta llegó a este colegio público de la provincia de Segovia los profesores Aroa e Ismael debatieron junto a sus alumnos de 6º de Primaria cómo y de qué forma debían rellenar ese cajón. Entre todos acordaron que si algo les representaba eran sus fiestas patronales, por lo que decidieron incorporar información sobre éstas y también sobre la gran hoguera que cada año se hace en este pueblo de la sierra. Así decidieron realizar un collage con recortes del Programa de las Fiestas del año 2006 – en el que nacieron ellos – y adjuntaron papel naranja para representar el fuego de la famosa hoguera. Incluyeron también dos piñas que hacen referencia, por un lado, a la zona geográfica donde se ubica el colegio -ya que está frente a un pinar-, y, por otro, a que ellos, todos los alumnos trabajando conjuntamente,  “hacen una piña”, como dice Óscar, uno de los alumnos. Otra estudiante, Carla, añade: “La caja tienen una parte de cada uno, porque todos hemos aportado nuestras ideas y luego las hemos votado”.

Sobre el suelo del cajón pintado de verde descansan unas chanclas de juguete que representan el camino que les queda por andar fuera de las paredes del colegio ya que el próximo año pasarán al instituto y vivirán nuevas experiencias. Además el exterior de la caja está pintada de dos colores: el gris que representa su pasado y el blanco que simboliza el futuro que aún está sin escribir. Sobre estos dos fondos los alumnos han dejado su huella dactilar que plasmaron con témperas porque, aseguran, “no hay nada” que pueda identificarles más. A todo esto hay que sumarle que la caja, a petición de los alumnos, está del revés,  que es como ellos, a su edad -12 años- , dicen ver el mundo.

Ahora, la maleta viajera incluye un nuevo cajón que irá, junto al resto, hasta su próximo destino en la provincia de Salamanca, donde Big Valise continuará creando nuevas experiencias y fomentando la creatividad entre los alumnos.

Cuando finalmente la maleta viajera llegue a su fin, el mes de junio en una localidad murciana, será devuelta al Museo Thyssen, donde se prevé que sea expuesta al público. Tras esto, sus cajones, esas nuevas obras creadas por los alumnos, serán digitalizados en el Museo para poder devolver la creación a cada centro. Pero el viaje de esta maleta no termina en junio de 2018, se espera que en futuros cursos escolares emprenda un nuevo camino de creatividad a lo largo y ancho del país.

Para quienes han participado en ella, el balance de la experiencia no puede ser más positivo. “La creatividad es un aspecto fundamental en el desarrollo de los alumnos y Big Valise, que se centra en esto, me parece fundamental” ha asegurado la directora del CEIP Arcipreste de Hita de El Espinar, Gema López, quien afirma que este proyecto “ha aportado trabajo en equipo y les ha hecho sentirse muy importantes”.  No en vano, como afirma Guillermo, uno de los artistas, “llegar a exponer en el Thyssen no se hace siempre”.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido