Mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora

Hace 3.000 años el ser humano ya impactaba en el clima, según un estudio

Un estudio elaborado por 255 arqueólogos de todo el mundo muestra que el ser humano empezó a tener un impacto global significativo en el clima y los ecosistemas de la Tierra hace ya 3.000 años, mucho antes de lo que se proponía hasta ahora. Este hallazgo, subrayan los expertos, es clave para mejorar las proyecciones del clima y medio ambiente en el futuro.

La aparición del pastoreo fue uno de los factores del comienzo de transformación de la Tierra.

30 Ago | Servimedia | Soziable.es

Es una de las principales conclusiones de un mapa que reconstruye la historia del uso del suelo en la Tierra a lo largo de los últimos 10.000 años y que permite observar en una imagen el nacimiento y expansión de la agricultura extensiva e intensiva, la aparición del pastoreo, el largo declive de la caza y recolección y, finalmente, la aparición y auge de las sociedades urbanas.

El resultado del trabajo, publicado en ‘Science’, se basa en la mayor base de datos arqueológica sobre el uso del suelo de la Tierra en el marco del proyecto ‘ArchaeoGLOBE’. En este proyecto, liderado por Lucas Stephens y Erle Ellis, de la Universidad de Maryland (EEUU), han participado los investigadores del Centro de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ferran Borrell y José Antonio López-Sáez, de la Institución Milá y Fontanals (IMF-CSIC) en Barcelona, y del Instituto de Historia del CSIC, en Madrid, respectivamente.

Según subrayó el CSIC en una nota, el ’ArchaeoGLOBE’ supone “un gran esfuerzo colaborativo para poner en común y sintetizar el conocimiento arqueológico sobre el uso humano del suelo a lo largo de la historia en todo el planeta y establecer así el impacto global que las actividades humanas han tenido sobre los ecosistemas terrestres”.

“Las sociedades humanas han transformado y manejado el paisaje a lo largo de miles de años, alterando los patrones de biodiversidad, el funcionamiento de los ecosistemas y el clima”, dicen los autores. Esa transformación empezó con las sociedades cazadoras y recolectoras y se intensificó con la aparición de la agricultura intensiva y las ciudades.

Los resultados obtenidos indican, según Ferran Borrell, científico del CSIC, “que el ser humano empezó a tener un impacto global significativo en el clima y los ecosistemas de la Tierra antes de lo que se proponía anteriormente. Los datos revelan un planeta intensamente transformado por cazadores-recolectores, agricultores y pastores hace ya 3.000 años, mucho antes de lo que propone el paradigma tradicionalmente planteado de que los cambios medioambientales globales de origen antrópico son esencialmente un fenómeno reciente”.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Ir al inicio del contenido