Se une a ING, BNP Paribas, Société Générale y Standard Chartered

BBVA se compromete con la financiación sostenible en la Cumbre Climática de la ONU de Katowice

BBVA se ha unido a ING, BNP Paribas, Société Générale y Standard Chartered en un compromiso conjunto para ajustar sus carteras de préstamos a los objetivos marcados en el Acuerdo de París contra el cambio climático.

10 Dic | Soziable.es | Soziable.es

En una carta abierta dirigida a los líderes mundiales y jefes de Estado que se reúnen estos días en la 24º Cumbre climática de las Naciones Unidas en Katowice (Polonia), estas entidades se han comprometido a financiar y diseñar los servicios financieros necesarios para apoyar a los clientes en la transición a una economía baja en carbono.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, apoya este compromiso, porque encaja con la estrategia de sostenibilidad de la entidad. “Uno de los objetivos de nuestro ‘Compromiso 2025′ es alinear progresivamente nuestra actividad con el Acuerdo de París. Participar en esta iniciativa con vocación de futuro es un paso fundamental para cumplir este objetivo”, ha explicado.

Carlos Torres Vila: “Uno de los objetivos de nuestro ‘Compromiso 2025′ es alinear progresivamente nuestra actividad con el Acuerdo de París"

En esta carta contra el desafío climático, BBVA asume ante la comunidad internacional su papel en la transición hacia un mundo más sostenible. Una de las palancas claves pasa por encaminar progresivamente los flujos financieros hacia proyectos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París. Se trata de hacer, en definitiva, que éstos vayan en consonancia con el camino hacia la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático.

El compromiso alcanza, en primera instancia, a los sectores que más emisiones de dióxido de carbono producen (energía, automotriz, naval y aviación). Las entidades financieras trabajarán conjuntamente para analizar los datos que los clientes usan para la producción de energía, así como sus futuras inversiones, para determinar qué cambios tecnológicos son necesarios y cómo reducirán sus emisiones de dióxido de carbono. “Se trata de un enfoque que va más allá de no financiar a ciertos clientes y que tiene más que ver con ayudarles a trabajar en la transición a otros modelos más sostenibles”, ha explicado Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA.

Antoni Ballabriga: “Se trata de un enfoque que va más allá de no financiar a ciertos clientes y que tiene más que ver con ayudarles a trabajar en la transición a otros modelos más sostenibles”

“Vamos a aplicar metodologías avanzadas, como la desarrollada por ‘2° Investing Initiative’, ’think tank’ global que diseña métricas de riesgo a largo plazo bajo criterios sostenibles. Gracias al uso de metodologías ‘Open Source’ colaboraremos con nuestros clientes en las mejores estrategias y planes de inversión para que se adapten y consigamos mitigar el cambio climático entre todos”, ha añadido Ballabriga.

Estas simulaciones permiten hacer una proyección integrada en un horizonte de cinco años sobre la transición tecnológica del cliente en una industria determinada y facilitan su comparación, conforme a los escenarios previstos por la Agencia Internacional de la Energía, para determinar su consistencia con el Acuerdo de París.

“Esta nueva metodología es un paso decisivo para aplicar objetivos basados en la ciencia  (science-based targets) a nuestras carteras de crédito en los sectores clave. Nos permitirá profundizar en el diálogo con nuestros clientes sobre sus planes de futuro basados en la sostenibilidad“, ha concluido Antoni Ballabriga.

BBVA y el resto de entidades firmantes esperan que se sumen más bancos a este compromiso, hecho público en la 24º Cumbre del Cambio Climático en Katowice, conocida como COP24 (‘Conference of the Parties’). Dicha reunión es clave para diseñar los instrumentos que permitan afrontar los retos que plantean los objetivos climáticos. En el evento, los 197 estados firmantes del Acuerdo de París decidirán las próximas líneas de actuación para limitar la huella de carbono.

La COP24 marca, para todos los países participantes, la fecha tope para pactar las medidas concretas por las que se regirá la puesta en marcha del Acuerdo de París, lo que supondrá un antes y un después en la hoja de ruta de cada nación. La cumbre arrancó sus trabajos el 2 de diciembre y concluirá el 14 de diciembre.

Compromiso 2025

Hace meses, BBVA presentó su ‘Compromiso 2025’, una iniciativa que ayudará al banco a alinear su actividad para limitar el calentamiento global por debajo de los 2ºC y lograr un equilibrio entre la energía sostenible y las inversiones en combustibles fósiles. El compromiso se basa en tres líneas de actuación: financiar, gestionar e involucrar. Así, BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera. Y trabajará para mitigar los riesgos ambientales y sociales y minimizar así los impactos directos e indirectos potencialmente negativos. Además, BBVA involucrará a sus grupos de interés (clientes, inversores, empleados, reguladores, proveedores, etc…) para promover una mayor contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

El Gobierno creará un Grupo de Alto Nivel y un Consejo para el Desarrollo Sostenible

Cristina Gallach anuncia un paquete de iniciativas del Gobierno para "aterrizar" la Agenda 2030

El Gobierno de Pedro Sánchez creará a principios de 2019 un Grupo de Alto Nivel presidido por la vicepresidenta, Carmen Calvo, en el que también participarán comunidades autónomas y representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y cuya misión será “aterrizar” la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030.

11 Dic | Servimedia | Soziable.es

El anuncio lo ha realizado la alta comisionada del Gobierno para la Agenda 2030, Cristina Gallach, en el transcurso de su intervención en el Desayuno por Talento ‘Los ODS para una sociedad y educación más justas e inclusivas’, organizado por Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la inclusión laboral y la formación de personas con discapacidad y en el que debatió sobre la inclusión social, educativa y laboral de los ODS 2030 de la ONU.

El objetivo es “implicar” a todos los ministerios e incluso a seis ministros “para dar la fuerza que requiere un trabajo transversal” a través de este “grupo de administración” que estará apoyado, asimismo, por un “subgrupo” más “operativo y concreto para aterrizar y cumplir la misión y el mensaje claro del cumplimiento de la Agenda 2030”.

A este respecto, subrayó que, en cuanto a “gobernanza y contenido”, el desarrollo de dicha agenda tiene como “pilares básicos” a administración, sociedad civil y empresas y ya está tomando forma “por las decisiones que se van tomando”. “Esperemos verlo también con la preparación de los presupuestos, que son para las personas y la estabilidad económica de nuestro país”.

Tras reconocer que España se incorporó “un poco tarde como Estado y como Gobierno a la aplicación de la Agenda 2030”, advirtió de que, en la actualidad, va “a paso ligero y recuperando espacio, teniendo en cuenta que hubo bastante trabajo hecho por parte de la sociedad civil, autonomías y municipios, que se tomaron muy en serio la agenda”. “Era hora de que el Gobierno esté liderando todo esto e intentando ser líder, con decisión y con presteza”, apuntó.

Cristina Gallach junto a Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE.

Consejo para el Desarrollo Sostenible

Junto a esto, mencionó la creación del futuro Consejo para el Desarrollo Sostenible, que, según Gallach, “debería situarse en un espacio algo más amplio y genérico e incluir algunos de los aspectos que se discuten y tratan o debería tratarse en el Consejo de RSC”. “No son excluyentes, pero el Consejo para el Desarrollo Sostenible es más amplio y debe incluir aspectos relativos a medio ambiente y movilidad, entre muchos otros”.

Este organismo será la “segunda pieza” para la implementación de esta Agenda 2030 y será creado en un plazo aproximado de mes y medio como un “pulmón de presión y escucha de la sociedad civil”, así como un “espacio inclusivo, de intercambio de información y, sobre todo, de escucha de la sociedad civil”, que “desempeña un papel fundamental”.

“Necesitamos una sociedad civil empoderada que haga de eje de presión corresponsable con las distintas administraciones para que, entre todos, vayamos cumpliendo la agenda a corto, largo y, sobre todo, medio plazo”, subrayó.

Este Consejo contará con varios grupos de trabajo y estará “inspirado en el modelo alemán, que incluye a grandes expertos”, aunque en el caso español tendrá más peso la sociedad civil “responsable”, que está “ansiosa por contribuir a este contrato social que entre todos estamos escribiendo”, según Gallach.

La alta comisionada para la Agenda 2030 avanzó que, en el marco de dicho Consejo, se abordará también la implementación de los ODS en relación a la discapacidad ya que  la "lucha contra la desigualdad y las discriminaciones" lleva a entender que las actuaciones de todos los implicados "han de ir encaminadas a promover la inclusión social". Según Gallach, los ODS contemplan una "transversalidad" en cuanto a la discapacidad, que no "puede ser vista desde una perspectiva de asistencia".

Comisión parlamentaria para los ODS

La “tercera pata” de esta política será la constitución de una comisión mixta Congreso-Senado “para la vigilancia” de la aplicación de la Agenda 2030 desde el ámbito legislativo y que no será un “espacio de constreñimiento adicional al que ya existe y que está muy estructurado en las distintas comisiones temáticas” sino un “espacio más horizontal para analizar los avances globales” al que se “someterá” el Alto Comisionado.

Gallach también se refirió a la “cuarta gran pieza de esta gobernanza”, que es la confección de una Estrategia para el Desarrollo Sostenible hasta el año 2030 y que sirva de “guía” tanto al Ejecutivo como a las comunidades autónomas y entidades locales.

La idea es que se presente “en público” con motivo de la Cumbre de los ODS que tendrá lugar en septiembre en Naciones Unidas en la que dijo esperar que Pedro Sánchez “tenga un papel relevante poniendo de relieve el trabajo hecho durante un año por el Alto Comisionado”.

Tras precisar que se trata de una agenda “muy política y apartidista” reconoció que no es “vinculante” jurídicamente, pero representa un “compromiso de administración y sociedad civil para pilotar esta transformación”. “Si la idea de la formulación de un pacto de Estado puede ayudar, estaré encantada de defenderlo”, sentenció, abundando en la implicación del Ejecutivo de Pedro Sánchez para cumplir “al pie de la letra” la Agenda.

Finalmente, incidió en la necesidad de “movilizar” también a pequeños y medianos empresarios con el fin de que incorporen la sostenibilidad e inclusión en sus modelos de negocio y se “comprometan en la divulgación” de este proyecto.

 

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido