Ciclo DIRSE-Pymes: Antonio Barquero Sánchez, director de Organización y Personas de Linasa

“Lo fundamental para nosotros es crear un nuevo estilo de liderazgo y una forma de organizar la compañía en la que las personas sean el centro”

Nacida hace más de 60 años como pequeño taller artesano de jabón ubicado en Alcantarilla (Murcia), Linasa ha crecido hasta convertirse hoy en día en una empresa referente en el sector del cuidado personal y del hogar. Actualmente afronta una importante transformación cultural, con un nuevo estilo de liderazgo y organización que pone a las personas en el centro de su estrategia.

Antonio Barquero Sánchez, director de Organización y Personas de Linasa.

24 Abr 2022 | Santiago García | Soziable.es

Desde sus humildes orígenes Linasa ha conseguido crecer de una manera sostenible, reinvirtiendo en tecnología, instalaciones y maquinaria, lo que le ha propiciado ofrecer una solución global y estar presente en la mayor parte de las categorías de producto de su sector, como son los detergentes, suavizantes, lava vajillas, cápsulas, cosmética o limpia hogares.

En la actualidad es un grupo empresarial que cuenta con la sede principal de Linasa, situada en las Torres de Cotillas (Murcia), además de otras empresas como Equisur en Humilladero (Málaga), donde fabrica productos relacionados con la lejía, y Somdae en Argelia, que dispone de un centro de envasado de detergente. Además, en Marruecos tiene otra delegación comercial y otra empresa del grupo, Dym, que comercializa la marca Luzil.

- Linasa exporta sus productos a unos 30 países, ¿en cuáles hay mayor demanda?

Exportamos nuestros productos a muchos países, siendo los de mayor demanda Francia, Portugal, Reino Unido y también los países del norte de áfrica. Actualmente en torno a un 15% de la facturación lo representa la exportación. Es algo que queremos potenciar y así lo tenemos definido en nuestro plan estratégico.

"En estos momentos hay que tener claridad organizacional y en ello nos ayuda nuestro plan estratégico: ‘Revitalizar’"

- ¿Cómo influyó o sigue influyendo la pandemia de COVID-19 en la actividad de Linasa? ¿Fue algo positivo por el incremento de demanda de productos de limpieza?

Como en muchos otros sectores esenciales, fue una auténtica locura. Nunca estás suficientemente preparado para una situación así. Como a todos, esto nos vino de repente haciendo que, de la noche a la mañana, fuéramos esenciales para abastecer a la cadena de suministro de los hogares. Vivimos una situación nunca vista hasta ahora y el aumento de la demanda convivía con momentos donde en la plantilla había mucha inseguridad, nervios, donde las emociones estaban a flor de piel.

Ha sido muy bonito y enriquecedor para todos nosotros comprobar el grado de compromiso de la plantilla y cómo nos adaptamos a la situación tan cambiante de un día para otro. Sin duda nos ha reforzado como compañía para afrontar circunstancias adversas como el contexto que estamos viviendo actualmente con una crisis energética, de incremento de precios de materias primas y problemas en el transporte. En estos momentos hay que tener claridad organizacional y en ello nos ayuda nuestro plan estratégico: ‘Revitalizar’.

- Actualmente Linasa está llevando a cabo una notable estrategia de cambio cultural empresarial ¿puede darnos las principales claves de ese cambio?

La familia propietaria, en 2020, tomó la decisión de poner en marcha un relevo profesional, con un comité de dirección ajeno a la propiedad, que abandona la gestión.

Es un relevo muy programado, que se ha ido gestando poco a poco y que cuenta con profesionales vinculados tradicionalmente a la compañía.

Lo fundamental para nosotros ahora es la transformación cultural de la empresa; crear un nuevo estilo de liderazgo y una forma de organizar la compañía en la que las personas sean el centro. Queremos lograr una claridad organizacional que, sin duda, tendrá un impacto directo en la productividad y competitividad de Linasa.

Pensamos que tenemos que adoptar un nuevo modelo en el mercado y de ahí surge el primer plan estratégico de la historia de Linasa, bautizado con el nombre de ‘Revitalizar’. Es una hoja de ruta a tres años (2021-2023), que pone a las personas en el centro, sabiendo que el impacto de lo que haga la compañía depende de ellas y de su compromiso.

Hemos definido una visión, estableciendo hacia dónde quiere ir la empresa, y unos valores que nos guíen. Para facilitar su cumplimento, hemos diseñado en el plan estratégico cuatro bloques de actuación: crear una gran empresa en la que trabajar; satisfacer las necesidades de nuestros clientes (lo que hemos denominado “aproximación comercial”); hacer de Linasa una empresa competitiva y rentable (“excelencia operativa”) y poner el foco en la innovación y la sostenibilidad.

"Queremos lograr una claridad organizacional que, sin duda, tendrá un impacto directo en la productividad y competitividad de Linasa"

 

- Linasa destina importantes recursos a I+D+I. ¿Qué aspectos son más importantes a la hora de aplicar nuevos avances en su sector?

Nuestro sector está muy regulado, y en constante evolución, también en el campo de I+D+I. Trabajamos con el foco en el cliente y el consumidor, en la búsqueda e incorporación de nuevas fórmulas y materias primas para conseguir la mejor relación calidad–precio. Es una exigencia la buena gestión de criterios medioambientales, junto a una mejora continua en la fabricación de productos de limpieza.

Cada vez es más frecuente incorporar elementos que reduzcan el impacto ambiental. La sostenibilidad está en nuestro ADN y centramos nuestros esfuerzos en las ‘tres P’s’: procesos, productos y personas. En los procesos, procurando el ahorro energético y reduciendo la huella hídrica y de carbón. Por poner un ejemplo, en nuestra planta de cogeneración recuperamos los gases y reutilizamos los mismos, de tal forma que logramos un ahorro anual de 4.000 t de CO2.

"La sostenibilidad está en nuestro ADN y centramos nuestros esfuerzos en las ‘tres P’s’: procesos, productos y personas"

En cuanto a los productos, fomentamos la reducción en el uso del plástico; cada vez introducimos más fórmulas de PET reciclado. Y respecto a las personas, implicándolas en proyectos de compromiso medioambiental y de RSC con nuestros grupos de interés.

- Entre todas sus certificaciones de calidad Linasa posee la de Charter de Sostenibilidad, ¿en qué consiste concretamente esta certificación y qué criterios hay que cumplir para conseguirla?

Esta certificación supone que Linasa se compromete, dentro de la industria de la limpieza y la higiene, a una actuación de manera responsable y proactiva para reducir su impacto ambiental y contribuir al bienestar de la sociedad. Por otro lado, dentro de la alineación con la UE en lo que se refiere a la economía circular, la política de plásticos, las prioridades de cambio climático y con expectativas de política global. Implica superar un proceso de certificación que tiene en cuenta toda la organización, con sus procesos de producción.

En nuestro caso además de nuestras políticas de sistemas integrados de gestión 9001, 14001, 45001, contamos con otras certificaciones como IFS HPC, Accidentes Graves, Auditoria Social ICS, 50001 de Eficiencia Energética, y RSPO.

"La certificación Charter de Sostenibilidad supone que Linasa se compromete, dentro de la industria de la limpieza y la higiene, a una actuación de manera responsable y proactiva para reducir su impacto ambiental y contribuir al bienestar de la sociedad"

- ¿Qué otras novedades sobre la reciente actividad de Linasa puede comentarnos?

Como he comentado anteriormente, trabajamos con una hoja de ruta definida en nuestro plan estratégico y varios proyectos están materializados o a punto de finalizar.

Recientemente hemos relanzado nuestra marca Luzil, que ha supuesto un reposicionamiento de marketing de la marca, con renovación del packaging, actuaciones en la formulación y un nuevo claim.

Además, en breve presentaremos una nueva categoría de vajillas máquina y estamos preparando una nueva gama de productos ‘Ecolabel’.

Hemos realizado una fuerte inversión en transformación digital, que supondrá incorporar un nuevo sistema de gestión de almacén y de producción, planes de ciberseguridad…

También reformaremos nuestra actual planta de líquidos, que adoptará un cambio importante orientado a elevar la capacidad productiva, garantizar la calidad e incorporar nuevas materias primas en línea con la demanda actual y futura en detergencia.

Estos son solo unos ejemplos de algunos de los proyectos en los que estamos inmersos.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Ir al inicio del contenido