Entrevista a Margarita Álvarez, directora de Human Age Institute España

“Una de las claves para atraer talento en las empresas es que estas tengan un propósito”

Así lo asegura Margarita Álvarez, nueva directora de Human Age Institute España, en una entrevista concedida a Soziable.es en la que comparte los retos que se han marcado desde esta entidad en materia de empleabilidad y sostenibilidad.

Margarita Álvarez, nueva directora de Human Age Institute España

13 Oct 2022 | Rocío Barrie | Soziable.es

Vídeo: Alfredo Morales

Hace apenas tres meses ManpowerGroup apostó por Margarita Álvarez (reconocida por Forbes como una de las 50 mujeres más poderosas de España) para dirigir su Fundación Human Age Institute. Una decisión que refuerza su posicionamiento estratégico.

En una entrevista realizada en Soziable.es, Margarita Álvarez habla de la importancia de impulsar la “S” de los criterios ESG porque, según asegura, “las empresas tienen una enorme responsabilidad en el privilegio de cuestionarse qué huella quieren dejar en la sociedad y cómo impactar en las personas”.

"Poner a la persona en el centro es la clave".

“Poner a la persona en el centro ahora mismo es la clave”, afirma con convicción. Según señala, "las empresas deben crear entornos de bienestar, flexibles, donde las personas crezcan cada día, se sientan reconocidas y trabajen rodeadas de líderes empáticos, generosos y humildes porque las personas quieren, cada vez más, sentirse reconocidas en los valores y en el propósito de la organización”. “Solo así -añade- se consigue que los equipos o que las personas lleguen más lejos de lo que hubiesen llegado solas”.

- Recientemente, ManpowerGroup ha querido reforzar el posicionamiento estratégico de su Fundación con su nombramiento como directora de Human Age Institute, la mayor iniciativa de sostenibilidad con acento en la “S” de nuestro país. ¿Qué retos se ha marcado para esta nueva etapa?, ¿cuál es la estrategia que ha diseñado para lograrlos?

Actualmente, en lo que nos estamos centrando es en trabajar en esa “S” de los criterios ESG. Las empresas, las organizaciones hemos trabajado durante mucho tiempo en materia de sostenibilidad, en la parte medioambiental, de la gobernanza, pero hay una parte muy importante que es la parte social, que es el impacto que las propias organizaciones dejamos en las personas.

"Estamos centrados en trabajar la “S” de los criterios ESG".

Hace muchos años, trabajando con Eduardo Punset, comentábamos el valor que tienen las empresas generando cambios en la sociedad. Y considero que ese poder de cambio ha ido a más, a mucho más, con el tiempo. Hoy en día, las empresas tenemos una enorme responsabilidad en ese privilegio, que es cuestionarnos qué huella queremos dejar en la sociedad. Y desde Human Age Institute vamos a trabajar en ayudar a las organizaciones para hacer ese aporte de valor a la sociedad.

- ¿Qué impacto generáis en la sociedad a través de las acciones que desarrolláis?

Hay dos planos en los que trabajamos. Uno es el de la sensibilización. El primer paso es que todos seamos conscientes de que hay un trabajo por hacer. Hemos trabajado durante mucho tiempo unas áreas y ahora hay que trabajar otras, y hay que saber cómo trabajarlas. Para generar ese entorno favorable, hay que ser conscientes de qué es lo que tenemos que trabajar.

Luego, también hay una parte importante de desarrollar itinerarios que ayuden a las empresas porque es importante saber cómo hacerlo. Y en esto es en lo que estamos centrados ahora.

- El pasado 25 de septiembre se celebró el 6º aniversario de los ODS…En este contexto, en vuestra Fundación habéis puesto en marcha la iniciativa ‘Sostenibilidad con acento en la S’ para impulsar los ODS y reducir las desigualdades a través del empleo. ¿Qué hay que hacer para afrontar esta década y lograr para 2030 empleos sostenibles, diversos e inclusivos?

Principalmente, es necesario que estemos todos remando en el mismo sentido, que haya una colaboración público-privada, que colaboremos todas las organizaciones, pero también las instituciones.  Es decir, nuestra labor no es solo unir a las empresas (que ya tenemos más de un millar de organizaciones remando en el mismo sentido), sino que las instituciones también deben estar enfocadas a conseguir esos cambios y esas transiciones.

"Ayudamos a reducir el desajuste de talento y a dotar de nuevas competencias a los profesionales".

También es importante conocer cuáles son esas competencias e itinerarios formativos que van a favorecer que exista ese empleo sostenible, diverso, inclusivo, que genere equidad y oportunidades para todos. Por eso, trabajamos aquellos itinerarios que permitan ese reskilling y upskilling para conseguir que nadie se quede fuera del mercado laboral por no tener las competencias y habilidades requeridas. Al ayudar a reducir el desajuste de talento y abordar el reto de dotar de nuevas competencias a los profesionales, no solo se crea empleo de calidad, sino que, además, contribuimos a reducir las desigualdades.

- Para ello, habéis contado con expertos de primer nivel. ¿De qué manera se están comprometiendo y colaborando?

Completamente. Este proyecto está teniendo el éxito que tiene porque contamos con cinco personas, grandísimos profesionales, cada uno en su área, que encabezan el desarrollo de cada una de las hojas de rutas con las que Human Age Institute busca orientar a miles de empresas españolas a desarrollar ambiciosas políticas de índole social, dentro de su estrategia ESG, que favorezcan empleos más sostenibles, diversos e inclusivos.

"En Human Age Institute buscamos orientar a miles de empresas a desarrollar políticas de índole social que favorezcan empleos más sostenibles, diversos e inclusivos".

Silvia Leal encabeza el área de Empleo Sostenible, que aborda áreas como políticas de upskilling, fomento de competencias digitales, o herramientas de motivación; Juan Carlos Cubeiro, al frente de Aprendizaje y Desarrollo, definirá propuestas en materia de reskilling, liderazgo o formación a lo largo de la vida. Por su parte, Mercé Brey ahondará en el área de Diversidad e Inclusión, con recomendaciones en materia de diversidad de género, sexo y capacidades, y sugerencias de procedimientos para la gestión del Talento; y Elsa Punset se concentrará en Bienestar y Equilibrio, para abordar los retos que plantean los entornos híbridos y el trabajo en remoto, así como el papel que han de jugar las empresas como garantes del bienestar integral del empleado.

Finalmente, la guía dedicada a Compromiso Social y las distintas formas en que cada organización puede contribuir a generar valor compartido con la sociedad, desde el voluntariado corporativo a las iniciativas filantrópicas. Éste área, más transversal a todas las anteriores, está encabezada por Federico Buyolo.

 

Margarita Álvarez, directora de Human Age Institute España

- ¿Cómo se construye un movimiento transformador en las empresas a fin de que pongan a las personas en el centro de la acción corporativa?, ¿están lo suficientemente concienciadas para ello?

La supervivencia de cualquier compañía depende hoy más que nunca de su capacidad para incorporar sólidas políticas de sostenibilidad a su operativa diaria. Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que la competitividad solo estará garantizada para aquellas organizaciones dispuestas a afrontar la transformación de sus modelos de negocio y modelos de producción atendiendo a los criterios ESG. Para empresas de todos los sectores y de todos los rincones del mundo, dar este paso es ya tan importante como en su momento lo fue abordar la digitalización.

"La supervivencia de cualquier compañía depende hoy más que nunca de su capacidad para incorporar sólidas políticas de sostenibilidad a su operativa diaria".

En un momento como el actual, tenemos que acelerar nuestro impulso en el criterio Social-S, de la Sostenibilidad. Las organizaciones tenemos que volver a poner a las personas en el centro de la acción, más allá del papel que como generadores de empleo desempeñan en la sociedad. A través de proyectos, planes e indicadores de impacto, tanto a nivel individual -con organismos independientes– como en colaboración con otras entidades, 2022 ha de ser para las empresas el año de poner el acento en la S-Social, y a las personas en el centro de cualquier decisión.

- Según vuestro Estudio sobre Desajuste de Talento Mundial 2022, España registra el peor dato de la historia y una de las causas la podemos achacar a la digitalización. En este sentido, habéis puesto en marcha el programa Rethinking Digital. Háblame sobre esta iniciativa… ¿Qué acogida ha tenido? ¿qué impacto perseguís?

Justo acabamos de terminar la segunda convocatoria del programa Rethinking Digital, junto a Cisco, para impulsar la empleabilidad de perfiles TIC y ha sido un éxito.

"El 76% de los empresarios del sector TI y Tecnológico a nivel mundial aseguran tener dificultades para encontrar hoy a profesionales con las competencias requeridas".

Según se desprende del último estudio Tech Cities de Experis, España necesita más de 240.000 profesionales para el sector IT. Pero, además, según los recientes resultados del informe sobre Desajuste de Talento de ManpowerGroup, el 76% de los empresarios del sector TI y Tecnológico a nivel mundial aseguran tener dificultades para encontrar hoy a los profesionales con las competencias requeridas. Perfiles que, además de las skills técnicas necesarias, deben poseer habilidades sociales tales como pensamiento crítico y análisis; creatividad y originalidad; razonamiento y resolución de problemas, fiabilidad y disciplina además de resiliencia y adaptabilidad.

De hecho, es tan importante y está teniendo tanto éxito que este año hemos hecho una primera edición, junto con Fujitsu, de Woman Rethinking Digital, para potenciar el talento femenino en un sector con una enorme y creciente demanda de perfiles. Y la mujer no puede quedarse fuera. De ahí que hayamos creado una sección específica para mujeres dentro de este programa y que entren en el sector TIC con todas las capacidades y habilidades desarrolladas.

- ¿Qué aspectos considera que son clave para lograr el éxito empresarial en materia de sostenibilidad?

Principalmente, nos tenemos que centrar en la parte social. El hecho de poner a las personas en el centro es ahora mismo una prioridad, y cuando hablamos de esa parte social, el empleo sostenible pasa porque estemos trabajando en entornos en los que haya una flexibilidad, un crecimiento y un desarrollo de las personas que forman parte de nuestra organización, es decir, en entornos de bienestar.

"Por primera vez hablamos de salud mental con total normalidad en las empresas".

Por primera vez hablamos de salud emocional, de salud mental, con total libertad en las empresas. Y, desde luego, entornos en los que haya un propósito. Las personas quieren cada vez más sentirse reconocidas en los valores y en el propósito de la organización. Y esta es una parte muy importante en la que hay que trabajar cada día.

- Como mujer reconocida por Forbes como una de las 50 mujeres más poderosas de España, elegida como una de las TOP 100 mujeres más influyentes de nuestro país y considerada como una de las 10 directivas más influyentes… Desde esta perspectiva, ¿ve muchos sesgos todavía para llegar a este nivel?, ¿queda mucho para una igualdad de oportunidades real y eficaz?

No hay mujer que haya llegado a un puesto directivo y no diga “yo fui la primera mujer que…” o “yo fui la única mujer en esta reunión, en este equipo…”. Todas hemos vivido en algún momento esa situación, lo cual quiere decir que queda muchísimo por hacer todavía.  

Lo que hace que el problema sea más complejo es que no somos conscientes la mayoría de las veces. Todos tenemos unos sesgos inconscientes que implican que la mitad de la población todavía no esté representada en aquellos órganos de decisión de una compañía. Incluso, en empresas en las que te encuentras que la mayoría son mujeres y no hombres, y que cuando llegas a determinados niveles, esa representatividad desciende enormemente.

"Todavía tenemos unos sesgos que afectan no solo a la diversidad de género, sino a todo tipo de diversidad dentro de una organización".  

Hay que trabajar muchísimo en la parte inconsciente, más que en la consciente porque tenemos unos sesgos que afectan no solo a la diversidad de género, sino a todo tipo de diversidad dentro de una organización.  

- ¿Cómo se promueve en las empresas innovar cada día?, ¿la innovación depende de un buen líder?

Hay dos aspectos que influyen mucho en materia de innovación en una empresa. El primero es la cultura. Si no tienes una cultura en la que las personas creen que cada día pueden hacer su trabajo mejor y deben hacer su trabajo mejor, donde se valoren las aportaciones de ideas, que se capitalice esa aportación de valor, que se reconozca, entonces las personas no tienen esa inquietud.

La diversidad es otra parte muy importante de la cultura de una organización. Si tienes entornos y equipos diversos, la innovación surge inevitablemente.

"Para mí hay tres elementos muy importantes que tiene que tener un líder: empatía, humildad y generosidad".

Y, por otra parte, hay otro aspecto muy importante que es el liderazgo, los líderes, porque la cultura de una empresa se materializa en lo que vivimos día a día, y con la persona con la que trabajas. Entonces, ese liderazgo es muy importante que tenga una visión estratégica, flexibilidad a la hora de tomar decisiones, una gestión buena y potente, pero, sobre todo, para mí, hay tres elementos muy importantes: la empatía, la humildad y la generosidad. Cuando tienes estas tres características permites que los equipos crezcan, aporten…

"Un buen líder es aquel que consigue que las personas lleguen más lejos de lo que hubiesen llegado solas".

Para mí un buen líder es aquél que consigue que los equipos o que las personas lleguen más lejos de lo que hubiesen llegado solas. Y eso solo lo consigues si tienes la humildad suficiente, la generosidad suficiente de reconocer y de ayudar, y la empatía suficiente para entender el momento en el que está cada persona del equipo.

- Uno de los aspectos que más va a costar recuperar tras la pandemia es el emocional, algo fundamental para el equilibrio social. ¿Hasta qué punto afecta en las empresas?

En la pandemia o durante estos tres últimos años, todos hemos perdido algo; en el peor de los casos, hemos perdido a alguien. Y eso te cambia todo. Todos llevamos huellas emocionales, cicatrices emocionales, absolutamente todos. Y si no lo sanamos, no sanamos a las organizaciones.

"No va a haber una recuperación empresarial hasta que no haya una recuperación emocional".

No va a haber una recuperación empresarial hasta que no haya una recuperación emocional. Las personas hemos tenido planteamientos vitales que no habíamos tenido. El descolocamiento de las prioridades ha hecho que tengamos fenómenos como la gran renuncia o la gran dimisión en Estados Unidos, porque, de repente, mis planteamientos vitales han cambiado.

"En las organizacioness tenemos que dejar de pensar en profesionales y empezar a pensar en personas".

Si no trabajamos dentro de las organizaciones ese bienestar emocional, tenemos mucho que perder desde el punto de vista empresarial. Por eso, una de las huellas que trabajamos junto a Elsa Punset es ese bienestar emocional.

Por primera vez en las organizaciones estamos hablando de salud emocional, pero también de salud mental porque es un elemento vital, porque en las organizaciones tenemos que dejar de pensar en profesionales y empezar a pensar en personas, y la persona tiene una parte emocional y una parte mental muy importante.

- Por último, ¿cómo se inspira para atraer talento?, ¿cómo tienen que ser las organizaciones del futuro?

Para atraer talento y para conseguir que las personas quieran estar con nosotros a nivel profesional, van a ser muy importantes diferentes aspectos. Entre estos, destaco la flexibilidad, pero no solo de horarios, sino en todos los sentidos; el crecimiento, ya que las personas cuando entramos en una organización queremos crecer, aprender, ser mejores de lo que somos hoy, y también el reconocimiento.

"Es necesario que las organizaciones definamos nuestro propósito y que las personas se sientan identificadas con él".

Asimismo, queremos que haya un bienestar y que haya una preocupación por la persona, y, desde luego, buscamos empresas con propósito. Todos tenemos la necesidad de dejar una huella, y si eso lo podemos canalizar en la empresa en la que trabajamos, entonces es perfecto.

Por eso, es tan importante que las organizaciones definamos nuestro propósito y que las personas se sientan identificadas con esos valores y con ese propósito.

  • Miniatura del video

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido