Un año de la erupción del volcán de La Palma

Cruz Roja sigue dando respuesta a los problemas derivados del volcán de La Palma

Durante la emergencia provocada por la erupción del volcán de La Palma, Cruz Roja realizó más de 10.000 atenciones (en su mayoría a mujeres), más de 1.400 asistencias psicosociales, 11.500 limpiezas de cenizas enfocadas a la mitigación y reducción de riesgos en las viviendas de La Palma, y 21 sesiones de ventilación emocional. Sin embargo, a esa ayuda urgente durante los primeros meses se le ha dado continuidad a través de un plan de recuperación a tres años en el que Cruz Roja viene trabajando desde todas sus áreas.

Se cumple un año de la erupción del Volcán de La Palma

19 Sep 2022 | Redacción | Soziable.es

Hoy, 19 de setiembre, se cumple un año de la erupción del volcán de La Palma, un acontecimiento que afectó a miles de personas, dejándolas sin hogar, sin empleo y sin recursos económicos para seguir adelante. Cruz Roja, durante la emergencia provocada por la erupción del volcán, realizó más de 10.000 atenciones (en su mayoría a mujeres), más de 1.400 asistencias psicosociales, 11.500 limpiezas de cenizas enfocadas a la mitigación y reducción de riesgos en las viviendas de La Palma, y 21 sesiones de ventilación emocional.

Durante la erupción del volcán de La Palma, Cruz Roja realizó más de 10.000 atenciones, más de 1.400 asistencias psicosociales, 11.500 limpiezas de cenizas enfocadas a la mitigación y reducción de riesgos en las viviendas de La Palma, y 21 sesiones de ventilación emocional.

Sin embargo, a esa ayuda urgente durante los primeros meses se le ha dado continuidad a través de un plan de recuperación a tres años en el que Cruz Roja viene trabajando desde todas sus áreas.

La cartera de proyectos de recuperación de Cruz Roja está centrada en favorecer la recuperación y la prosperidad de la población palmera que se vio afectada por la erupción, respondiendo a necesidades que continúan en constante evolución y que la Organización ha detectado y plasmado en un “árbol de problemas” en el que trabajar. Y es que, a los efectos más conocidos, como la pérdida de vivienda, el desalojo temporal, o la necesidad de cuidado psicosocial, se suman numerosos problemas que podrían pasar desapercibidos si no es porque Cruz Roja ha trabajado de manera continuada y personalizada con cada una de las personas usuarias, analizando en cada momento la situación y adaptando su respuesta.

La Organización Humanitaria ha detectado problemas de aislamiento físico, social y emocional

Así, la Organización Humanitaria ha detectado problemas de aislamiento físico, social y emocional derivados de la menor relación con su entorno, la menor interacción con sus conocidos, la pérdida de contacto con sus animales o el desconocimiento de su nuevo entorno, lo que provoca desarraigo y pérdida de identidad.

 Del mismo modo, Cruz Roja ha visto en la pérdida de los medios de vida de la población palmera (por la pérdida de trabajo, disminución de los negocios o precariedad laboral) cómo los ingresos insuficientes y una inadecuada gestión financiera pueden tener también consecuencias psicológicas que van más allá de la dificultad de afrontar gastos y la sobrecarga económica que experimentan las familias afectadas.

Relacionado con ello, la necesidad de compartir vivienda para ahorrar costes, la inseguridad habitacional por estar en lugares con alquileres precarios, viviendas no adaptadas correctamente, o el incremento de los precios de alquiler, provoca que el alojamiento de quienes no han podido regresar a sus casas también afecte de manera transversal a problemas económicos o psicológicos.

Cruz Roja h detectado que los ingresos insuficientes y una inadecuada gestión financiera pueden tener también consecuencias psicológicas

La interacción de todos estos problemas, además de limitar la recuperación, acaba repercutiendo sobre las personas mediante la aparición de emociones como el miedo, la tristeza, la vergüenza, la soledad, la nostalgia, la fobia social, el insomnio, o el miedo al qué dirán, lo cual deriva en un aumento del riesgo de enfermedades y el deterioro de la salud de la población afectada.

La interacción de todos estos problemas puede derivar en un aumento del riesgo de enfermedades y el deterioro de la salud de la población.

A su vez, quienes son más vulnerables también se exponen a mayores situaciones de maltrato y violencia, ya que aparecen, resurgen o se agudizan conflictos, y la sobrecarga emocional de las personas también impide que se gestionen adecuadamente las emociones desagradables.

Para el desarrollo, la recuperación y la prosperidad de la población afectada, Cruz Roja también ha considerado esencial trabajar en aspectos como la mejora del clima familiar, el éxito escolar o el vínculo entre personas y colectivos.

Dar respuesta a la situación actual

Para contrarrestar todos estos efectos colaterales detectados por Cruz Roja como consecuencia de la erupción del volcán de La Palma, la Organización Humanitaria tiene en marcha toda una cartera de proyectos que responden a todas y cada una de las situaciones detectadas.

La atención especial de Cruz Roja TE ESCUCHA – La Palma sigue en activo para cuidar de la salud mental

Así, para cuidar de la salud mental, la atención especial de Cruz Roja TE ESCUCHA – La Palma sigue en activo y con seguimiento a sus usuarios y usuarias para favorecer la gestión adecuada de sus emociones y servir de ventilación emocional.

Del mismo modo, el cuidado de la salud se posiciona como prioridad (con proyectos como la promoción de hábitos saludables, o Cruz Roja Te Cuida), junto a la rehabilitación de viviendas que dignifiquen el espacio habitable y sus recursos y aporte seguridad a sus ocupantes.

 Garantizar la cobertura de necesidades básicas siempre ha sido, y sigue siendo, la máxima con la que Cruz Roja desarrolla su primera atención; en esta fase de recuperación tras la emergencia, éstas ayudas se traducen en múltiples opciones que van desde la disminución de las tensiones económicas (con las entregas de productos o ayudas económicas directas), hasta el acceso a alimentos, que a su vez promocionan la alimentación consciente y saludable que evita los problemas de salud. En línea con este estilo de vida, la puesta en marcha inminente de huertos ecosociales permitirá el acceso directo a productos cultivados por las propias familias, que aliviará parte de sus gastos en alimentación básica, la interacción social entre personas, y su arraigo de nuevo con el medio rural y el medio ambiente.

El futuro

Consciente de que todavía queda camino por recorrer hasta alcanzar la plena recuperación, Cruz Roja continuará trabajando con la población afectada a través de su cartera de proyectos durante todo el próximo año. Asimismo, Como tras cualquier catástrofe, tras la erupción de La Palma se genera un escenario propicio para trabajar en la reducción del riesgo ante futuras crisis y emergencias. Siendo esta una prioridad estratégica de Cruz Roja, en los próximos meses se comenzará a ahondar en el conocimiento y la preparación para desastres tanto de las comunidades como de los equipos organizados de respuesta.

Cruz Roja continuará trabajando con la población afectada a través de su cartera de proyectos durante todo el próximo año.

Conocer caminos antiguos (de los que, por ejemplo, los y las jóvenes ya no son conscientes de su existencia y no hay un mapeo actualizado) puede salvar la vida de personas que requieran de estas vías como salida de emergencia; como este ejemplo, mucha información de utilidad y formación para responder ante una crisis ayudará a cualquier zona a minimizar el impacto de una emergencia en su población.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido