Compromiso con la reconstrucción

El Gobierno aprueba la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la Estrategia de Desarrollo Sostenible que marcará los pasos que debe seguir España para cumplir con la Agenda 2030.

Un nuevo modelo económico productivo, verde, digital y justo

08 Jun 2021 | Rocío Barrie | Soziable.es

Así lo ha anunciado la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, quien ha definido el Plan como “la hoja de ruta de este Gobierno para trabajar en la reconstrucción”.

Esta estrategia, según ha explicado, contempla una serie de retos que nuestro país tiene por delante para cumplir con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)la pobreza y la desigualdad, la emergencia climática y ambiental, la igualdad de género y la discriminación, las ineficiencias del sistema económico, la precariedad laboral, la crisis de los servicios públicos, la injusticia global y las amenazas a los derechos humanos y los principios democráticos y la situación del medio rural, entre otros.

Todo esto significa basar el futuro en la justicia social, el cuidado y protección del planeta y el medio ambiente y la garantía de vidas dignas para todos y todas.

La construcción de un país justo y sostenible

Además, también incluye políticas aceleradoras, metas específicas e indicadores que permitirán medir su desarrollo. Entre las políticas que recoge esta Estrategia, se encuentra la transición social mediante la redistribución de la riqueza y la garantía de los derechos que permita reducir los datos de pobreza y exclusión social y la desigualdad cada vez más acuciante al tiempo que garantizar una mayor igualdad en la disposición de los recursos.

Estos hechos se materializan en cuestiones como el acceso a la vivienda y los suministros básicos, así como en la garantía de unas pensiones dignas y un sistema de prestaciones debidamente financiado y estructurado. Y todo ello acompañado del enfoque necesario para atender a aquellos colectivos que presenten situaciones de vulnerabilidad específicas (mujeres, personas migrantes, infancia y jóvenes, población gitana, etc.).

Otra política que recoge es la transición ecológica, identificando el respeto a los límites del planeta ante la amenaza principal que supone el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la degradación medioambiental.

La desigualdad de género y la discriminación es, asimismo, otro de los principales desafíos que existen en España. Y, en este caso, es necesaria una política aceleradora que se base en asegurar y garantizar vidas libres e iguales para todas, que aborde la discriminación en todas sus formas y en todas las áreas de la vida para asegurar un país construido sobre la igualdad, “cerrando las brechas de la desigualdad y discriminación, especialmente las violencias machistas que están llevándonos a una situación límite”.

Asimismo, se apuesta por la necesidad de un nuevo modelo económico productivo, verde, digital y justo con el objetivo de construir un sistema basado en la producción sostenible ayudado por las oportunidades de la digitalización y estableciendo la justicia social y territorial como vectores imprescindibles.  

En estos retos, cobra también especial relevancia la cuestión de la precariedad laboral. De ahí que se plantee una política aceleradora que se centre en la calidad y la estabilidad en el empleo con medidas tales como garantizar el establecimiento de la contratación indefinida como norma en nuestro país, salvo excepciones justificadas, asegurar la participación de los trabajadores y trabajadoras en las decisiones empresariales, proteger la compatibilidad y la conciliación y asegurar unas condiciones dignas para todos los trabajadores.

Por otra parte, la crisis sanitaria, económica y social que ha puesto de manifiesto la pandemia, en gran medida, ha evidenciado el valor imprescindible que tienen unos servicios públicos reforzados para un estado del bienestar resiliente y democrático. Esto implica dotar de recursos suficientes al sistema sanitario, a la educación, al sistema de cuidados, a la atención a la infancia y a todo el resto de servicios públicos, entre otros aspectos.

Y, por último, otra de las políticas previstas señala la necesidad de un liderazgo internacional para una globalización justa, sostenible, democrática y basada en los derechos humanos para así garantizar el refuerzo del multilateralismo democrático.

Ione Belarra: “La Estrategia de Desarrollo Sostenible representa un proyecto de país que asegure que nadie se queda atrás”

Próximos pasos

Según ha confirmado la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, esta Estrategia también se presentará ante el Foro Político de Alto Nivel para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, previsto para el próximo mes de junio, y donde España rendirá cuentas de los progresos realizados y los compromisos de futuro.

Este foro, de carácter anual, es la plataforma de Naciones Unidas encargada de seguir y revisar el progreso de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 ODS. Este año tendrá lugar desde el 6 al 15 de julio y su tema será "Recuperación sostenible y resiliente de la pandemia COVID-19 que promueve las dimensiones económica, social y ambiental del desarrollo sostenible: construyendo un camino inclusivo y eficaz para el logro de la Agenda 2030 en el contexto de la década de la acción y entrega para el desarrollo sostenible".

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Ir al inicio del contenido