Pasar al contenido principal
La cifra está lejos del cumplimiento de la Estrategia Europea 2020

Casi 13 millones de personas viven en riesgo de pobreza y exclusión social en España

Casi 13 millones de personas viven en España en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que equivale al 27,9 por ciento de la población, según el indicador europeo Arope que mide este aspecto. La cifra está lejos del cumplimiento de la Estrategia Europea 2020, lanzada en 2009 y con la que el Gobierno se fijó el objetivo de reducir entre 1,4 y 1,5 millones el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social.

A falta de dos años, las evidencias estadísticas demuestran que no se ha avanzado en este sentido. El presidente de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), Carlos Susías, ha recordado que para cumplir con el compromiso, se requeriría, en primer lugar, volver a los valores anteriores a la crisis, es decir, reducir en dos millones el número de ciudadanos en esta situación. Y, además, una reducción adicional de 800.000 personas. En total, 2,8 millones.

Los datos del VII Informe ‘El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2016’, presentado por EAPN-ES, reflejan que se ha reducido en 0,7 puntos porcentuales el número de personas que viven en esta situación en España, pasando del 28,6 por ciento en 2015 al 27,9 por ciento en 2016. Por lo tanto, hay 345.000 personas menos en riesgo de pobreza o exclusión, una evolución que desde EAPN-ES se califica de positiva pero insuficiente.

Carlos Susías, presidente de EAPN España, enfatizó durante la presentación del informe que "es preocupante que las personas en situación de pobreza que fueron las primeras en notar el impacto de la crisis cuando aún no se reconocía que ésta existía, sean las últimas en notar la recuperación de la que estamos hablando ahora. Es decir, son las primeras en recibir el impacto y las últimas en recibir las supuestas bondades de la recuperación".

"Por eso”, afirmó, “es necesario tomar medidas para que la situación de pobreza sea revertida, así como tener políticas sociales y una estrategia firme y general con el objetivo de erradicar la pobreza". Susías recordó la necesidad de proteger a las personas ya empobrecidas y de realizar una profunda transformación en la configuración de estas políticas sociales.

"Existe un nuevo pobre que hace cola en el supermercado, no solo es el que pide en la calle", advierte por su parte Juan Carlos Llano, autor del informe. El experto destaca entre las conclusiones del estudio que hay que vigilar el compromiso con la UE, que hay una recuperación asimétrica (no todos los grupos sociales crecen en la misma proporción) y que existe una gran desigualdad territorial.