Pasar al contenido principal
Se distribuirá entre 200.000 alumnos

Aldeas Infantiles SOS lanza una guía escolar para integrar a la infancia refugiada de Ucrania

Aldeas Infantiles SOS acaba de lanzar una guía escolar con recomendaciones para favorecer la integración y el bienestar emocional de los niños, niñas y adolescentes refugiados procedentes de Ucrania. La guía se difundirá entre los más de 200.000 alumnos y alumnas participantes en los programas de educación en valores que la organización desarrolla en los colegios españoles.

La guía quiere favorecer el bienestar emocional de niños y niñas refugiados.

Experimentar situaciones violentas, separarse de seres queridos o dejarlo todo atrás para viajar a un país desconocido son algunos de los estragos que la guerra ha causado en la vida de miles de niños, niñas y adolescentes que llegan a España procedentes de Ucrania. Con el objetivo de implicar directamente a los más jóvenes en su integración, Aldeas Infantiles SOS lanza una guía escolar con recomendaciones para favorecer el bienestar emocional de la infancia refugiada.

Las recomendaciones están pensadas para que los propios niños, niñas y adolescentes pueden poner en práctica con sus compañeros. La guía se distribuirá entre los alumnos y alumnas participantes en los programas de educación en valores que la Aldeas Infantiles desarrolla en los colegios.

Respetar sus tiempos y sentimientos, ofrecerles apoyo para ponerse al día con las tareas escolares, ayudarles a practicar el idioma o aceptar las diferencias culturales sin prejuicios son algunas de las recomendaciones con las que esta guía busca favorecer la integración de la infancia y adolescencia refugiada y contribuir así a mejorar el bienestar emocional de los niños, niñas y adolescentes ucranianos en estos momentos tan complicados.

Desde el inicio de la guerra, se estima que han llegado a España alrededor de 135.000 ucranianos. Dado que los varones mayores de 18 años han sido llamados a filas, gran parte de las personas refugiadas son madres que huyen de la guerra con sus hijos e hijas, con los riesgos y consecuencias que puede suponer el haber tenido que abandonar sus hogares de una forma tan traumática.

El documento, que puede descargarse en formato digital en la web de Aldeas Infantiles SOS, también aborda las consecuencias psicológicas que los conflictos bélicos pueden producir en la salud mental de los más jóvenes, tales como ansiedad, miedo, enfado, dificultades para comer o dormir, revivir continuamente lo ocurrido o incapacidad para expresar los sentimientos.

La importancia de la participación infantil y juvenil

El objetivo de esta guía es implicar directamente a niños, niñas y adolescentes en la integración de la infancia y adolescencia refugiada y poner en valor el papel esencial que desempeñan a la hora de recibir, apoyar y acompañar a sus iguales de otros países en su proceso de adaptación. Todo ello, con el fin de favorecer el bienestar emocional de la infancia y adolescencia que huye de la guerra y contribuir a reducir el impacto que esta puede tener en sus vidas y en su desarrollo.

“La participación no solo es un derecho que ostentan todos los niños, niñas y adolescentes, también es una oportunidad para que desarrollen nuevas habilidades y competencias que les permitan transformar la realidad que les rodea”, afirman desde Aldeas Infantiles SOS, donde también señalan que “esta guía es una herramienta para promover la cultura de paz y hacer conscientes a chicos y chicas de la complejidad del mundo en el que viven“.

La guía se difundirá entre los 202.100 alumnos y alumnas participantes en los programas educativos 'Abraza tus valores' y '¡Menudo dilema!', a través de los cuales la organización lleva más de 24 años reflexionando con niños y niñas sobre valores humanos esenciales y tratando de formar ciudadanos responsables y solidarios que contribuyan a construir una sociedad más justa e igualitaria. Algunos de los valores que han llevado a las aulas son la igualdad, la responsabilidad, la empatía, la tolerancia o el esfuerzo.

Durante el curso escolar 2021-2022, se está trabajando el valor de la esperanza en torno a tres Objetivos de Desarrollo Sostenible el ODS 3, ‘Salud y bienestar’, con el que se fomenta en niños y niñas hábitos saludables y se aborda la importancia de la salud mental y emocional; el ODS 8, ‘Trabajo decente y crecimiento económico’, que analiza el significado del término ‘trabajo’ desde una perspectiva de derechos; y el ODS 17, ‘Alianzas para lograr los objetivos’, que busca visibilizar cómo el trabajo en equipo puede ayudarnos a alcanzar metas más amplias y sostenibles. 

Con sus Programas de Educación en Valores, Aldeas Infantiles SOS también contribuye al logro del ODS 4: Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

El trabajo de Aldeas en Ucrania

Desde que el pasado mes de febrero estallara la guerra en Ucrania, Aldeas Infantiles SOS ha atendido a más de 8.000 niños, niñas y familias dentro del país. Entre ellas, ha ayudado a reubicar a 1.500 niños y niñas tutelados por el estado ucraniano que permanecían en instituciones residenciales y ha facilitado a 2.000 familias, que no han podido abandonar sus hogares, productos de primera necesidad y apoyo psicológico. Además, ha proporcionado refugio y asistencia humanitaria a 791 refugiados en distintos países europeos.

Aldeas trabaja en Ucrania desde 2003 con niños, niñas y adolescentes que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo y con familias en situación de vulnerabilidad. Estar presentes desde hace casi veinte años en Ucrania ha permitido que la respuesta de la organización ante la emergencia humanitaria haya sido rápida y efectiva.