Pasar al contenido principal
Con un presupuesto de 40 millones de euros

El Gobierno anuncia un Real Decreto para la acogida solidaria entre CCAA de menores extranjeros no acompañados

El Ejecutivo, a través del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se ha comprometido con las Comunidades Autónomas (CCAA) a llevar al Consejo de Ministros, en un plazo aproximado de seis semanas, la aprobación de un Real Decreto para la mejora y la atención solidaria a los menores extranjeros no acompañados (MENA).

Un menor salta la valla en Ceuta. Foto: Pedro Armestre / Save the Children.
Un menor salta la valla en Ceuta. Foto: Pedro Armestre / Save the Children.

Esta iniciativa se ha trasladado en la reunión técnica convocada por la Dirección General de Servicios de las Familias e Infancia celebrada este miércoles en la sede del Ministerio.

La norma contará con un presupuesto de 40 millones de euros y tendrá una vigencia de seis meses. El objetivo es el reparto de fondos vinculados a la atención y la acogida solidaria de MENA entre Comunidades Autónomas.

Según informa en un comunicado el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se trata de una "medida excepcional" que el Gobierno ha articulado para dar apoyo a las CCAA, responsables de la atención de los menores, y garantizar el respeto a los derechos del menor. "La aprobación de este Real Decreto responde a razones de interés público, social y humanitario debido al incremento del número de llegadas de los últimos meses", afirma dicho comunicado.

La ministra Carmen Montón en la reunión con las CCAA.

La distribución de los fondos se realizará en función del incremento de los menores atendidos por cada autonomía

El Real Decreto establecerá las normas reguladoras para la concesión directa de ayudas para mejorar la atención que reciben los menores extranjeros no acompañados tutelados por las Comunidades y Ciudades Autónomas de primera acogida, así como aquellas que acepten una atención solidaria para su tutela.

La distribución de los fondos se realizará en función del incremento de los  menores atendidos por cada autonomía desde diciembre de 2017. La medida habilita la posibilidad a las comunidades autónomas para la acogida solidaria de menores de otras comunidades autónomas.

Esta acogida solidaria y coordinada tendrá carácter voluntario y, además, contará con la autorización del Gobierno con el objetivo de que se cumplan requisitos adecuados de calidad y evaluación en la prestación de los servicios.

Una vez cerrada la acogida solidaria entre comunidades autónomas y fijado el número de menores por autonomía, se procederá al reparto de los fondos que se realizará mediante un anticipo de crédito que después las CCAA tendrán que justificar.