Pasar al contenido principal
Estudio ‘Análisis del impacto socioeconómico de los valores y principios de la Economía Social en España’, presentado por CEPES

La Economía Social es el modelo empresarial con mayor presencia en zonas rurales

El objetivo del estudio ‘Análisis del impacto socioeconómico de los valores y principios de la Economía Social en España’, presentado por CEPES, es visibilizar y cuantificar la contribución diferencial que la Economía Social realiza al conjunto de la sociedad, midiendo su impacto en el empleo y en la cohesión territorial.

La Economía Social se ubica mayoritariamente en municipios menores de 40.000 habitantes,
La Economía Social se ubica mayoritariamente en municipios menores de 40.000 habitantes,

El estudio ‘Análisis del impacto socioeconómico de los valores y principios de la Economía Social en España’, presentado por la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), confirma la mayor presencia de la Economía Social en zonas rurales y ciudades intermedias y con mayor resiliencia en la destrucción de empleo.

En este sentido, Juan Antonio Pedreño, presidente de CEPES, resalta que la metodología de este estudio es “pionera” internacionalmente y cuenta con un amplio respaldo en la comunidad científica y de evaluación de políticas. Asimismo, recuerda que ha sido publicado por Naciones Unidas como un documento de trabajo y por la OCDE como ejemplo de buena práctica en la medición del impacto social.

Además, destaca que el informe responde a tres preguntas: ¿muestran las empresas de Economía Social un comportamiento diferente al de las empresas mercantiles?, si es así, ¿cómo afectan esas diferencias a la sociedad?, y por último, ¿cómo medir esos efectos en unidades monetarias?

Según explica, para responder a estas cuestiones se han identificado de la Muestra Continua de Vidas Laborales, 10.291 entidades de Economía Social (4.751 de Economía Social de mercado) y 33.409 personas ocupadas (15.814 en la Economía Social de mercado) y se han comparado con un Grupo de Control de empresas y empleos mercantiles en una proporción similar.  

La Economía Social en España cuenta con más de 43.000 empresas, 2.5 millones de empleos y una facturación del 10% del PIB español. Este informe, ha sido cofinanciado por CEPES, el Ministerio de Trabajo y Economía Social, y el Grupo Cooperativo Cajamar y realizado por Abay Analistas a través de fuentes oficiales.

El peso de la Economía Social en la cohesión territorial  

El análisis confirma la mayor presencia relativa de la Economía Social en las zonas rurales y ciudades intermedias y su significativa contribución a la creación de actividad y empleo en ellas, a la competitividad de las economías locales y a la fijación de población en este ámbito.

Tal y como se desprende del estudio, la Economía Social se ubica mayoritariamente en municipios menores de 40.000 habitantes, especialmente la Economía Social de mercado. En las empresas mercantiles estos porcentajes se invierten y tanto ellas como sus trabajadores se localizan mayoritariamente en las grandes ciudades.

Asimismo, la localización de la Economía Social por ámbito geográfico tiene importantes efectos sobre la economía rural, ya que una parte significativa de la misma está vinculada a ella. Entre estos, destacan: la creación de actividad y empleo; el emprendimiento, con un 43,5% de empresas más jóvenes; o una mayor dispersión por sectores, favoreciendo así la diversificación de la economía rural, aspecto de gran importancia en su competitividad.

También resalta la mejora de la competitividad de las economías rurales a través del desarrollo de determinadas ramas que permiten un mejor aprovechamiento de las potencialidades o acercan una oferta de servicios sociales y educativos, “que es vital para frenar la pérdida de población”.

Gracias al mantenimiento de los principios de Economía Social, frente a un escenario alternativo donde pasasen a tomar sus decisiones de localización como lo hacen las empresas mercantiles, se mantienen cerca de 74.000 empleos en las zonas rurales y se previene que unas 192.000 personas se desplacen a zonas urbanas.