Pasar al contenido principal
Día Mundial contra el Cáncer

Las innovaciones contra el cáncer han aumentado más de un 70% a nivel mundial desde 2015

El esfuerzo en investigación y desarrollo en materia de lucha contra el cáncer se ha incrementado considerablemente en la última década y ha dado sus frutos. Desde 2015 las innovaciones contra esta enfermedad han aumentado un 70% en todo el mundo, según un análisis publicado por la Oficina Europea de Patentes con motivo del Día Mundial contra el Cáncer.

La Oficina Europea de Patentes ha publicado un estudio sobre el progreso de la innovación oncológica a nivel mundial.

l cáncer sigue siendo una amenaza sanitaria mundial, a pesar de los avances en investigación y tecnología. Según el Sistema Europeo de Información sobre el Cáncer (ECIS), se prevé que el 31% de los hombres y el 25% de las mujeres serán diagnosticados de cáncer en la Unión Europea antes de cumplir los 75 años. En España, el tipo de cáncer más frecuente entre los hombres es el de próstata y en mujeres es el cáncer de mama, según la Organización Mundial de la Salud. Sólo en la UE se han salvado más de 5 millones de vidas gracias a las innovaciones en materia oncológica.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer (el 4 de febrero), la Oficina Europea de Patentes (OEP) ha publicado el estudio ‘Patentes e innovación contra el cáncer’, que pone de manifiesto que las invenciones oncológicas han aumentado en más de un 70% entre 2015 y 2021. Este porcentaje ha sido obtenido por el número de familias de patentes internacionales (IPF, por sus siglas en inglés) solicitadas en ese periodo ante la OEP.

El estudio describe cuáles han sido los avances más recientes en esta materia y dónde han tenido lugar. Establece, además, que en los últimos 50 años más de 140.000 inventos para combatir el cáncer han sido divulgados y revelados al público. La publicación de estos datos se completa con el lanzamiento por parte de la OEP de una plataforma online gratuita, que simplifica el acceso de los investigadores a la información técnica contenida en las patentes, mediante búsquedas en bases de datos de patentes ya predefinidas.

El presidente de la OEP, António Campinos, ha manifestado que dicha plataforma “puede desempeñar un papel importante en la lucha contra el cáncer al proporcionar a los científicos información técnica y conocimientos que les permitan avanzar en su investigación y ayudarles a desarrollar nuevas tecnologías que puedan salvar vidas”. Asimismo, añadió que “en Europa ocupamos el segundo lugar en lo que se refiere al desarrollo de tecnologías relacionadas con el cáncer, pero está claro que podemos hacer mucho más, y tenemos el deber de hacerlo, sobre todo teniendo en cuenta que se prevé que el número de diagnósticos de cáncer aumente en los próximos años”.

España en el top 10 de países innovadores

Estados Unidos lidera la innovación relacionada con el cáncer en todo el mundo, con casi el 50% de todas las IPF de 2002 a 2021 atribuidas a solicitantes estadounidenses. La Unión Europea ocupa el segundo lugar, con una cuota del 18%, seguida por Japón, con un 9%. Más recientemente, China ha realizado importantes avances en este campo, con una gran contribución al panorama mundial. España forma parte del top 10 de países europeos más innovadores a la hora de combatir el cáncer, con 1.539 IPF solicitadas durante las dos últimas décadas. La lista europea la encabezan Alemania y Reino Unido, seguidos por Francia, Suiza y los Países Bajos, que han mostrado un aumento constante en materia anticáncer.

Principales innovaciones en tratamiento y diagnóstico

Los avances en inmunoterapias y terapias genéticas han desempeñado un papel importante. Entre 2015 y 2021, el número de familias de patentes internacionales en inmunoterapia aumentó a más del doble, mientras que la terapia genética se duplicó durante el mismo periodo. El estudio pone de manifiesto también que se registró un aumento sustancial de la actividad internacional de patentes en el campo del diagnóstico del cáncer, especialmente en biopsias líquidas (por ejemplo, muestras de sangre). En concreto, las IPF en materia de biopsia líquida se quintuplicaron, pasando de poco más de 500 en 2012 a más de 2.300 en 2021. Otros avances en informática sanitaria se centraron en el uso de técnicas avanzadas de procesamiento de imágenes y algoritmos de aprendizaje automático para mejorar la precisión y la eficiencia de la detección y el diagnóstico del cáncer.

Protagonismo de centros públicos de investigación

El estudio también apunta a un cambio en la forma en que estas innovaciones han estado llegando al mercado en las dos últimas décadas. Las universidades, los hospitales, los organismos públicos de investigación y las start-ups desempeñan un papel cada vez más importante. Entre 2002 y 2021, estas entidades han desempeñado un papel decisivo en casi un tercio de las familias de patentes internacionales anticáncer, lo que representa el 26% de todas estas IPF de solicitantes procedentes de la UE y el 35% de las IPF de solicitantes estadounidenses, superando significativamente su contribución media en todas las tecnologías.

En España, el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) destaca como centro clave para la innovación oncológica, con 184 IPF solicitadas entre los años 2002 y 2021. En cuanto a otros institutos de investigación públicos, el INSERM en Francia ocupa el tercer puesto a nivel mundial en el quinquenio más reciente (2017-2021).

Los principales solicitantes de patentes anticáncer a nivel global son empresas farmacéuticas de Estados Unidos y Europa, centradas principalmente en el área de tratamientos. Asimismo, destacan también en el ranking mundial empresas como Philips, Siemens y Fujifilm, especializadas en innovaciones para el diagnóstico. En España, el ranking está liderado por ESTEVE en los últimos veinte años.