Según el 14º informe monográfico de ClosinGap

El coste de oportunidad de la brecha de género en las profesiones digitales alcanzará los 71.700 millones de euros en los próximos 30 años

Renunciar a que las mujeres sean más protagonistas en las profesiones digitales tendrá un coste de oportunidad en España que rondará los 71.700 millones de euros en los próximos 30 años. Esta es la principal conclusión del decimocuarto informe monográfico de ClosinGap, impulsado por Telefónica bajo el título ‘Coste de oportunidad de la brecha de género en las profesiones digitales’.

10 Nov 2022 | Nat Carrasco | Soziable.es

El valor económico de restar protagonismo a las mujeres en el ámbito digital es, sin duda, elevado. En concreto, tal y como refleja el decimocuarto informe de ClosinGap, la cifra podría situarse en los 71.700 millones de euros, el equivalente al 6,4% del PIB español en 2021, en las próximas tres décadas.

El estudio, titulado ‘Coste de oportunidad de la brecha de género en las profesiones digitales’ e impulsado por Telefónica –entidad miembro de ClosinGap junto a Grupo Social ONCE, Merck, MAPFRE, Repsol, Meliá Hotels International, Mahou San Miguel y Solán de Cabras, BMW Group, PwC, CaixaBank, KREAB y Fundación CEOE–, advierte que este coste de oportunidad vendrá derivado de no acelerar la motivación e incorporación de las jóvenes y las mujeres a las profesiones digitales.

Y, en este sentido, recalca que, sin ellas, no hay suficiente talento digital para cubrir todos los nuevos puestos de trabajo y todos los nuevos emprendimientos que la sociedad del siglo XXI requiere.

A este respecto, Marieta Jiménez, presidenta de ClosinGap, señala que “las mujeres eligen con menor frecuencia disciplinas de formación profesional básica que los hombres (45,3% del total del alumnado matriculado en el curso 2020-2021) y su presencia es minoritaria en las titulaciones de tipo digital, donde representaron el 22,1% del alumnado, mientras que es mayoritaria en las formaciones no digitales (55,0%)”.

La última edición del monográfico de ClosinGap se centra, principalmente, en las brechas de género que existen en las profesiones digitales, que se engloban en un total de cinco dimensiones: habilidades, formación, empleabilidad y emprendimiento, notoriedad y trabajo híbrido.

Y, además, revela que las principales causas de estas desigualdades de género son la insuficiente corresponsabilidad en los cuidados y en las tareas del hogar, cuyo reparto se encuentra muy desequilibrado entre mujeres y hombres; los estereotipos de género que condicionan las percepciones, las expectativas y la toma de decisiones de hombres y mujeres en su etapa educativa y profesional; y el desequilibrio en la presencia de mujeres referentes en ámbitos visibles, de notoriedad y relevancia pública.

Habilidades

En torno a la primera de las brechas identificadas por ClosinGap en las profesiones digitales, las habilidades, el estudio señala que, tras la pandemia, la sociedad española es más digital, aunque algunas brechas de género se cierran y otras persisten.

En este primer bloque, el documento señala que el porcentaje de hombres y mujeres que hacen uso de la telefonía por Internet ha crecido 19,2 y 19,3 puntos, respectivamente. Asimismo, en el uso de redes sociales, las mujeres siguen destacando levemente por encima de los hombres, aunque entre 2019 y 2021 la ratio de mujeres-hombres se ha reducido desde 1,08 hasta 1,06. Sin embargo, en cuanto al uso del correo electrónico, son los hombres quienes se mantienen por encima de las mujeres y la ratio mujeres-hombres cae desde 0,97, en 2019, a 0,94, en 2021.

Por su parte, el texto refleja una inversión de la brecha de género en la búsqueda de información sobre salud en internet. En este sentido, apunta que, en 2019, el 60,3% de los hombres afirmaba realizar búsquedas de este tipo frente al 72,1% de las mujeres. Pero, en 2021, el porcentaje de hombres creció hasta el 69,9% y el de mujeres cayó hasta el 65,2%.

Y en relación con las competencias informáticas, el documento de ClosinGap destaca este ámbito como el que presenta la brecha de género más evidente. En concreto, advierte que el mayor crecimiento en la brecha de género en los dos últimos años se produjo en la programación en algún lenguaje informático tras pasar de una ratio mujeres-hombres del 0,51 al 0,42.

Formación

Sobre la brecha de formación digital, el decimocuarto informe monográfico de ClosinGap revela que, en líneas generales, la presencia de mujeres en las aulas en las que se imparten disciplinas digitales es menor que la de los hombres.

Sin embargo, también pone de relieve que las mujeres suponen el 61,8% de las matriculaciones en la Formación Profesional en la modalidad a distancia y solo el 42,4% de aquellas en formato presencial.

El informe también analiza el número personas que han acabado sus estudios en grados universitarios. En este sentido, indica que, en el curso 2019-2020, el 59,8% fueron mujeres y el 40,2%, hombres. La cifra, según ClosinGap, fue similar en el caso de los cursos de máster, con un 58,9% de mujeres y un 41,1% de hombres.

Y, por campo de estudio, sostiene que el 21,7% de las mujeres que finalizaron sus estudios de grado lo hizo en un campo educativo digital, frente al 43,0% en el caso de los hombres. En los másteres en competencias digitales, los porcentajes se reducen al 14,7% en las mujeres y al 30,3% en los hombres.

Empleabilidad y emprendimiento

Por su parte, en torno a la brecha de género de empleabilidad y emprendimiento digital, ClosinGap apunta a la urgencia de acelerar la incorporación de mujeres en las ocupaciones digitales para cubrir la creciente demanda de talento que precisan las profesiones del futuro.

En concreto, el estudio subraya que el número de hombres ocupados en profesiones digitales quintuplica al de mujeres en el sector de información y comunicaciones. En concreto, advierte que, por cada hombre con estudios digitales desempeñando tareas digitales en este sector, hay 0,22 mujeres.

Pero no es el único caso. De hecho, como expone el documento, el número de hombres duplica al de mujeres en el sector de actividades profesionales, con una ratio mujeres-hombres de 0,46; y lo cuadruplica en la industria manufacturera, con una ratio de 0,29.

Notoriedad

La cuarta de las brechas de género detectada por ClosinGap en las profesiones digitales hace referencia a la notoriedad. Y, en este caso, el informe afirma que, sin mujeres referentes, es más difícil orientar vocaciones en las generaciones más jóvenes.

En esta área, el estudio señala que, en el conjunto de las universidades españolas, las mujeres representan el 42,6% del Personal Docente Investigador. Además, advierte que, entre los catedráticos de ramas digitales, tan solo el 17,1% son mujeres; y que, entre el profesorado titular, existe una ratio mujeres-hombres de 0,33.

También alude la publicación a la retribución en nuevos empleos, como el de creador o creadora de contenido. En este caso, según un estudio de la plataforma HypeAuditor23, los ‘influencers’ masculinos ganan un 7% más. Y, en concreto, desvela que, de media, por cada euro recibido por ellos por post publicado en Instagram, ellas obtienen 88 céntimos.

Trabajo híbrido

Finalmente, el trabajo también identifica una brecha de género en las profesiones digitales en una cuestión como la del trabajo híbrido, donde detecta similares preferencias entre mujeres y hombres y diferentes motivaciones y posibilidades de elección.

En este sentido, el documento señala que las mujeres muestran una mayor preferencia por el trabajo en remoto. En concreto, el 42,5% de las mujeres prefiere teletrabajar todos los días, un porcentaje que se reduce al 40,7% en el caso de los hombres.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido