#LíderesParaLaReconstrucción. Entrevista con el presidente de CEOE

Antonio Garamendi: “Esta crisis es más profunda que la de 2008, pero podemos hacer que sea más corta”

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) acaba de celebrar una macrocumbre con más de 130 líderes de grandes empresas para abordar la reconstrucción económica del país. Su presidente, Antonio Garamendi, ofrece en esta entrevista con Soziable.es las claves que el sector empresarial considera esenciales para la recuperación.

Antonio Garamendi, presidente de CEOE.

16 Jul | Chema Doménech | Soziable.es

Fotografías: Alfonso Esteban

Hace unos días CEOE rubricó con Gobierno y sindicatos el 'Pacto para la Reactivación Económica y por el Empleo', una alianza con el objetivo de "dar un mensaje de confianza en España", en palabras del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Antonio Garamendi cree que esta unidad es importante, si bien insiste en que una probable subida de impuestos retrasaría la recuperación. El presidente de la patronal española considera que el camino para salir de esta crisis provocada por la pandemia por Covid-19 pasa por conceptos como productividad, competitividad y sí, también sostenibilidad.

"Quiero pensar que no habrá subida de impuestos porque sería un error económico importante"

¿Cuáles son en su opinión las medidas esenciales para salir de la crisis que deja la pandemia y crear empleo?

Lo fundamental para salir de esta crisis es sostener el tejido productivo y, en la medida de lo posible, mejorar nuestros niveles de competitividad y productividad. Esto pasa por seguir manteniendo una actitud responsable desde todos los ámbitos para que, cumpliendo las medidas de seguridad y salud que establezcan las autoridades sanitarias, podamos seguir volviendo a la normalidad en las empresas. También para poder avanzar en esta recuperación es preciso garantizar que estas empresas tienen liquidez suficiente en todo momento y que las ayudas europeas llegan realmente y se emplean con inteligencia y criterios de eficiencia económica. En tercer lugar, es necesario que las empresas puedan desarrollar su actividad en un marco de flexibilidad que permita acompasar la reincorporación de las plantillas en ERTE al progresivo incremento de la actividad.

Desde el Gobierno se han dado señales sobre su intención de aumentar la carga fiscal a grandes empresas, algo que CEOE rechaza. ¿Cómo afectaría a la economía esa subida de impuestos si se produce?

Quiero pensar que no habrá tal subida de impuestos porque sería un error económico importante. Si subimos impuestos, especialmente a las empresas, lo que estaremos haciendo es emprender el camino contrario a lo que antes comentaba. Estaremos poniendo piedras en el camino a las empresas y retrasando la recuperación económica. Estamos de acuerdo en que hay que volver al rigor presupuestario, pero para ello hay que lograr mayor eficiencia en el gasto público y reactivar la economía para que entre más dinero en las arcas públicas por la vía de mayores recaudaciones a partir de mayores rendimientos y por una recuperación del número de cotizantes.

¿De qué magnitud es la crisis a la que nos enfrentamos?

Superior a la que nos azotó en la anterior gran crisis de 2008. En cambio, tratándose de una crisis más profunda, también podemos hacer que sea mucho más corta si damos los pasos correctos, si seguimos apoyando a las empresas desde el punto de vista de la liquidez y de la flexibilidad laboral. Es cierto que probablemente la caída del PIB este año rondará los dos dígitos, dado el importante daño económico que ha hecho el Covid-19 en la economía, tanto nacional como internacional; sin embargo, estamos a tiempo aún de que 2020 solo sea un año perdido.

Recientemente CEOE organizó una macro-cumbre empresarial con más de 130 líderes empresariales para abordar la reconstrucción económica. Después de escuchar a los empresarios más importantes de este país, ¿qué conclusiones se pueden extraer?

La principal es que las empresas españolas están muy comprometidas con la recuperación, no solo como organizaciones que buscan un beneficio, sino también desde su responsabilidad como creadoras de actividad y empleo. Las empresas españolas se volcaron en la cumbre con el objetivo de sumar, de aportar y contribuir. Creo que fue un ejercicio de responsabilidad sin precedentes que debería tenerse en cuenta en la toma de decisiones en adelante.

"Creo que las empresas españolas han interiorizado su responsabilidad para con los ciudadanos y, en especial, con sus trabajadores. Su esfuerzo de adaptación ha sido ejemplar"

¿Cómo valora la respuesta que desde el sector empresarial se ha dado durante estos meses de emergencia sanitaria y social para contribuir a paliar los efectos de la pandemia?

Muy positiva. Creo sinceramente que las empresas españolas han interiorizado su responsabilidad para con los ciudadanos y, en especial, con sus trabajadores. Su esfuerzo de adaptación ha sido ejemplar. Como ejemplo, muchas de ellas decidieron no reabrir durante la deshibernación al no poder contar aún con los EPIs necesarios. A partir de ahí, las empresas se han echado a la espalda la necesidad de retomar la actividad económica, y todo ello mostrando desde el inicio de la crisis su cara más solidaria a través de donaciones o incluso adaptando sus negocios para suministrar de material sanitario o alimentos a los colectivos más necesitados.

¿Lo que ha ocurrido puede verse como una oportunidad para acelerar la transformación de ciertos modelos y de abordar problemas que afectan a la productividad del país? ¿En qué aspectos?

En efecto, se ha avanzado mucho en estos meses en digitalización, por ejemplo. Y eso es una buena noticia porque la innovación y la digitalización son clave para ganar productividad en el seno de las empresas. Esa ganancia de productividad nos debe hacer más competitivos. También el hecho de haber recurrido a la flexibilidad, a los ERTEs, como mecanismos para ‘hibernar’ empleos en lugar de destruirlos, es una muestra de que esa flexibilidad es un aliado para que en los ciclos de crecimiento se cree empleo y en los de recesión no se destruya tanto como en el pasado. Finalmente, de lo que se trata es de crear empleo y de calidad. Y es ahí donde hay que redoblar la apuesta por la industria, un sector que, allí donde está más presente, va de la mano de menores tasas de desempleo, mayores niveles de innovación y más vocación exportadora, entre otros factores positivos.

¿Qué importancia va a tener en la recuperación económica la colaboración público-privada?

Toda la importancia. Tenemos que ser conscientes de que la vuelta al rigor presupuestario va a requerir que extrememos la eficiencia en el gasto público. Este debe ser una palanca para, en colaboración con la actividad privada, poder sacar el mayor rendimiento a cada euro del presupuesto invertido. Las empresas son las que mejor saben qué necesitan para hacer despegar la actividad y saben de obtener rendimientos, solo necesitan acompañamiento de lo público.

CEOE anima a las empresas a marcar en el Impuesto de Sociedades la Casilla Empresa Solidaria que lidera la Plataforma del Tercer Sector. ¿Por qué cree que es tan importante apoyar esta campaña y la labor del tercer sector?

Básicamente porque es otro camino más para avanzar en esa solidaridad tan necesaria en estos momentos. Desde CEOE venimos poniendo en valor desde el inicio de la crisis el esfuerzo solidario que han hecho las empresas y por eso nos hemos adherido a esta causa para darle continuidad. El tercer sector está siendo vital en estos momentos de necesidad y por esto también desde la Fundación CEOE hemos tejido una red de colaboración con estas entidades a través del proyecto ‘Empresas que Ayudan’.

"Ya lo hemos dicho muchas veces en CEOE, en tanto que estamos liderando la adaptación de las empresas a los ODS: hay que poner a las personas en el centro de nuestra actividad"

Se alzan voces que reclaman una 'recuperación verde', en línea al Pacto Verde Europeo propuesto por la Comisión Europea. ¿Debe ir la recuperación económica alineada con estos principios para lograr una economía descarbonizada y justa para las personas y el planeta?

Recuperación y sostenibilidad son dos conceptos que deben ir de la mano. No se pueden concebir uno sin el otro. Lo que tenemos que ver, sin embargo, es cómo podemos alcanzar estos objetivos viendo la realidad de cada sector económico, de dónde parte cada uno. Ya lo hemos dicho muchas veces en CEOE, en tanto que estamos liderando la adaptación de las empresas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): hay que poner a las personas en el centro de nuestra actividad.

¿Cree que los empresarios de este país están comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que la sostenibilidad y la responsabilidad social son el único camino posible para las empresas?

Creo que están comprometidos, en efecto. No hay más que ver que las empresas del Ibex-35 ya han asumido estos valores como propios. Lo que antes era una medalla para distinguirse de los otros se ha convertido ahora en un elemento más dentro de la cultura empresarial. Ya nadie discute que quien no asuma como propia la apuesta por la sostenibilidad y la responsabilidad se quedará fuera. Ahora la cuestión más importante es cómo acompañamos a las empresas en ese camino complejo que no todas pueden andar en solitario. Y ese es el empeño de CEOE.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido