Isabel Garro, directora general de la Red Española de Pacto Mundial

“El sector privado es un actor clave en la Agenda 2030”

El Pacto Mundial (Global Compact) de Naciones Unidas es la gran alianza del sector privado para impulsar la Agenda 2030 y los ODS. Para articular su acción, el Pacto ha desplegado 70 redes locales en todo el mundo, una de las cuales es la Red Española, que dirige Isabel Garro. Nos atiende justo antes de volar hacia Nueva York para participar en el examen voluntario de España ante el Foro Político de Alto Nivel para la Agenda 2030.
 

Isabel Garro.

16 Jul | Ignacio Santa María | Soziable.es

Fotografías: Jorge Villa / Vídeo: Álvaro Martín

“Nuestro mandato principal es que el sector privado conozca la Agenda 2030 y sepa cómo integrarla en su día a día”. Así resume Isabel Garro la misión de la Red Española del Pacto Mundial, que cuenta actualmente con 2.360 entidades adheridas (618 de ellas son socios que hacen una contribución económica), de las cuales el 14 por ciento son grandes empresas, el 75 por ciento son pymes y el 10 por ciento restante son otro tipo de entidades (organizaciones del tercer sector, sindicatos, asociaciones empresariales e instituciones educativas). Todas ellas se comprometen a cumplir los 10 Principios del Pacto Mundial.

¿En qué situación cree que llega España al examen voluntario ante el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas para explicar sus avances en la aplicación de los ODS?

Nosotros, que hemos analizado con detalle el estado del sector privado antes de este examen, sabemos que hay una parte que conoce muy bien la agenda. Hay algunas entidades empresariales, sobre todo pequeñas, a las que les queda mucho camino por recorrer, pero yo creo que es un momento en el que España puede lucir las cosas que se han hecho hasta ahora y sobre todo marcar la hoja de ruta a futuro y los retos que tenemos por delante. 

“Las empresas tienen un montón de oportunidades y el 50 por ciento de ellas está en países en vías de desarrollo”

¿Por qué es necesario un cambio en nuestro modelo de producción,  consumo y gestión de residuos? ¿Qué nos estamos jugando?

Es uno de los mayores retos que tenemos en el presente. Nos estamos jugando definir cómo podemos desarrollar un planeta de manera que podamos sobrevivir no solo las generaciones actuales sino también las generaciones futuras. Es convertir un riesgo en una oportunidad para todos, haciendo que el desarrollo sea realmente un instrumento y una vía para dar un futuro a todo el mundo.

¿Qué valoración hace de la creación de un Alto Comisionado para la Agenda 2030 y del nombramiento de Cristina Gallach para ocupar esta responsabilidad?¿Cree que es una muestra de que el Gobierno quiere dar un mayor impulso al avance en la estrategia de los ODS?

La creación del Alto Comisionado para la Agenda 2030, que depende de Presidencia del Gobierno, creemos que es un paso fundamental para dotar a la Agenda 2030 del papel que le corresponde. Estamos planteando una transformación de lo que conocemos actualmente como desarrollo y por tanto necesitamos elevarlo a los órganos pertinentes. El nombramiento de Cristina Gallach desde luego es una noticia excepcional no solo por la calidad profesional que tiene como experta a nivel internacional, su experiencia en la Unión Europea, en Naciones Unidas, sino también por el conocimiento no solo ‘macro’ sino también ‘micro’ de España y de los retos que afrontamos. Por nuestra parte ha sido una gran noticia.

Muchos expertos aseguran que la gran esperanza para que se produzca esta transición hacia una economía sostenible e inclusiva es la implicación del sector privado. Sin el compromiso decidido de este sector, este cambio no se producirá. ¿Esta usted de acuerdo?

Totalmente de acuerdo. El sector privado es un actor clave en la agenda y en la transformación del desarrollo actual. Así lo reconoce Naciones Unidas: los ODS no se conseguirán si no es con la contribución del sector privado como un actor y un aliado del resto de los actores.

¿Por qué avanzar en la sostenibilidad es una oportunidad para las empresas y no un coste adicional o una carga?

Se estima que las oportunidades de negocio en torno a la agenda de desarrollo sostenible se acercan a los 12.000 millones de dólares anuales. Eso significa además que, si conseguimos crear una serie de sinergias entre cuatro sectores clave que representan el 60 por ciento de la economía mundial podemos multiplicar esos 12.000 millones por tres e incluso por cuatro. Para que te hagas una idea, el 70 por ciento de las viviendas que se necesitan en la India no se ha construido todavía. Tenemos un montón de oportunidades y el 50 por ciento de ellas está en países en vías de desarrollo. Existe un potencial de creación de empleo de unos 380 millones de puestos de trabajo. Solo en el ODS 5 (Igualdad de género) unos 28.000 millones de dólares potenciales de incremento de PIB para 2025 a nivel mundial. Los números son exactos, claros: las oportunidades están ahí. Y lo que tenemos que ver es, como el sector privado ya está haciendo, de qué manera trabajamos conjuntamente para llegar a ese punto.  

¿A qué se compromete una empresa que se adhiere al Pacto Mundial?

Una empresa que se adhiere al Pacto Mundial está comprometida primero con una serie de principios. Son 10 principios básicos en torno a los temas de derechos humanos, medio ambiente, cumplimiento de las normas laborales y lucha contra la corrupción. Cualquier organización que quiera trabajar de la mano de Pacto Mundial en los temas relativos a la Agenda 2030 lo primero que tiene que hacer es comprometererse con estos 10 principios y, a partir de ahí, identificar cuáles son las oportunidades para ese negocio en torno a la Agenda 2030. Tienen que trasladarnos anualmente de qué manera están llevando a cabo esos avances en un informe de progreso, y después trabajar en alianza con nosotros y con otros actores para la consecución de los ODS.    

"Cualquier empresa que quiera trabajar de la mano de Pacto Mundial lo primero que tiene que hacer es comprometerse con una serie de principios"

¿Hasta qué punto están las grandes empresas españolas comprometidas con  el cambio hacia un mundo más sostenible e inclusivo?

En el caso concreto de las empresas del IBEX 35, en torno a un 74 por ciento ya estaban incorporando en su día a día, en sus operaciones, todos los temas relacionados con la Agenda 2030. Aparte de ese 74 por ciento, había un 65 por ciento que lo estaban incorporando de manera más estratégica, pero consideramos que ese 74 por ciento ya está vislumbrando lo que es la agenda. Además, en el estudio que hicimos de cara al Plan de Acción de la Agenda 2030, en el que obtuvimos la respuesta de 1.400 empresas, ya no solo firmantes del Pacto Mundial y socias de nuestra organización, sino a escala global en España, vimos que un 87 por ciento de las grandes empresas ya decía conocer la Agenda 2030. Queda mucho trabajo por delante pero creemos que el primer paso ya se ha dado.    

Casi la totalidad del conjunto empresarial español (el 99,87 por ciento) está constituido por pequeñas y medianas empresas. ¿Cómo pueden las pymes sumarse a la Agenda 2030 y cómo les puede ayudar a ello la Red Española del Pacto Mundial?

De esta encuesta que he mencionado se desprendía que las pymes que habían empezado a trabajar los temas relacionados con la Agenda 2030 representaban el 54 por ciento. Comparativamente, es un dato significativamente menor que el del 87 por ciento de las grandes empresas. De las 2.400 organizaciones que han firmado el Pacto Mundial en España, en torno al 75 por ciento son pymes. Eso quiere decir que tenemos una mayoría de organizaciones pequeñas que quieren comprometerse con estos temas. El trabajo que tenemos que hacer con ellas desde Pacto Mundial es mucho más de detalle: tenemos que proporcionarles recursos, herramientas... En torno al 66 por ciento de los encuestados decían que necesitaban materiales, formación, herramientas prácticas y ejemplos de otras empresas que ya estuvieran trabajando la agenda de desarrollo.

  • Miniatura del video

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Antonio Espinosa de los Monteros, CEO y cofundador de Auara

“La responsabilidad de cambiar las cosas tiene que empezar por uno mismo”

Aparentemente es solo una marca de agua mineral, pero Auara invierte el 100 por cien de sus beneficios en llevar agua potable a personas que no la tienen y además fabrica todas sus botellas con plástico reciclado. Soziable.es habla con Antonio Espinosa de los Monteros, unos de los fundadores de esta empresa social que surgió a partir de las experiencias que él y sus socios vivieron como cooperantes en países en vías de desarrollo.  

Antonio Espinosa de los Monteros durante su ponencia en Sustainable Brands Madrid 2018.

17 Oct | I.S.M. | Soziable.es

En la etiqueta de las botellas de esta marca de agua mineral se puede leer la siguiente inscripción: “Agua para cambiar el mundo”. Y es que Auara no es una marca de bebidas como cualquier otra. Nació para afrontar con un doble reto: Llevar agua potable a las personas más necesitadas y reducir el impacto ambiental de las botellas que distribuye.

¿Qué es Auara?

Somos una empresa social y sin ánimo de lucro. Tenemos una misión que es llevar agua potable a personas que no la tienen en países en vías de desarrollo. Es decir, trabajamos con las comunidades más pobres del planeta intentando solucionar la principal probreza que tienen que es la falta de agua. Desarrollamos pozos, sistemas de recolección de agua de lluvia, sistemas de canalización, etc. para poder dar abastecimiento de agua potable.

La novedad es que, en lugar de hacerlo con un modelo de ONG tradicional, lo hacemos con un modelo de empresa social. Nosotros vendemos productos y el 100 por cien de los beneficios que generamos los reinvertimos en nuestros proyectos sociales. Teniendo en cuenta que nuestros proyectos tenían como protagonista el agua, tenía sentido que el primer producto que lanzásemos fuera precisamente una marca de agua mineral natural.

"No puedes pensar que la gente va a comprar tu producto solo porque es sostenible y tiene un fin social; debes ofrecer un gran producto"

El envase cumple también con criterios de sostenibilidad...

Una de las innovaciones que hemos puesto en marcha es un envase distinto desde el punto de vista de la sostenibilidad. Hemos sido la primera empresa en Europa en introducir botellas de material 100 por cien reciclado, así que, en vez de producir nuevo plástico, estamos dando una segunda vida al que ya existe.  

¿Cómo nació Auara?

El proyecto surge de nuestra propia experiencia. Hemos tenido la suerte de trabajar como voluntarios en países en vías de desarrollo y conocer de primera mano esta realidad de las personas que viven en los niveles de pobreza más extremos y cómo la falta de acceso al agua es el mayor problema que tienen en el día a día. Una vez que conoces esa realidad, no te puedes quedar igual y decidimos que queríamos dedicarnos a cambiarla.

En lugar de ser una empresa que empieza a desarrollar una línea acción para mejorar su impacto social, habéis hecho el camino inverso: habéis surgido en el tercer sector y habéis emprendido una actividad empresarial...

Completamente. De hecho el proyecto tiene sentido desde el origen dentro de esa misión social. No es que hayamos decidido montar una marca de agua y luego le hemos buscado el sentido social. Para lo que trabajamos es para tener el impacto social. La marca y los productos son el vehículo para poder tener ese impacto. Primero viene el impacto social y luego la empresa.

¿En qué países estáis desarrollando proyectos en este momento?

Estamos presentes en 12 países: India, Camboya, Haití y nueve países de África (Sierra Leona, Etiopía, Congo, Camerún...)  

"Hemos conocido de primera mano a las personas que viven en los niveles de pobreza más extremos y hemos visto que la falta de agua es su mayor problema"

¿Cómo conseguís establecer alianzas de éxito con entidades en los países en vías de desarrollo?¿Cómo elegís a vuestros partners en los lugares donde desarrolláis vuetros proyectos?

Nuestro modelo se basa en la relación con socios locales, con orgaizaciones que están sobre el terreno y conocen bien las comunidades con las que trabajan, que llevan tiempo allí y que tienen vocación de permanencia. Por eso el primer paso es que encargamos una auditoría a cada uno de estos socios y les pedimos cuentas anuales, memorias, referencias de otras organizaciones, etcétera. Esto es clave, porque teniendo un socio de confianza y con garantías, lo que consigues es la involucración de la comunidad local en el desarrollo  proyecto, el seguimiento en el largo plazo. Porque no se trata solo de perforar un pozo hoy sino de que dentro de tres o cuatro años después, el pozo siga funcionando, la comunidad sepa mantenerlo y utilizarlo, y que lo haya integrado en su vida diaria.  

¿Estáis conectando con el consumidor; percibís que elige vuestra marca por todo lo que conlleva en cuanto a misión social?

Darte a conocer en un mercado masivo como es el del agua es complicado. Sí que vamos notando que cada vez más gente conoce el proyecto, sobre todo a través del boca a boca y de las redes sociales. Tenemos una comunidad muy fiel de gente que nos apoya, de hecho somos la marca española con más seguidores en Instagram. Este tipo de productos tiene la capacidad de concienciar a la gente y de despertarles el deseo de involucrarse. Pero es un reto grande y en ello estamos.

Notamos que cada vez la gente está más concienciada pero no puedes pensar que la gente va a comprar tu producto solo porque es sostenible y tiene un fin social. Debes ofrecer un gran producto, un gran servicio, con un gran 'packaging'... La gente tiene que comprarte aunque no sepa lo que estás haciendo sino porque le estás ofreciendo algo bueno.

¿Es importante el papel que asume el consumidor?

Es fundamental. La responsabilidad de que las cosas cambien uno tiene que empezar por uno mismo como ciudadano y como consumidor. Está muy bien pedir que las empresas y los gobiernos sean más responsables pero tenemos que empezar nosotros a ser más responables en nuestras tomas de decisión diarias.

 

Últimas noticias

+ Negocio Sostenible

  • Antonio Espinosa de los Monteros durante su ponencia en Sustainable Brands Madrid 2018.

    Antonio Espinosa de los Monteros, CEO y cofundador de Auara

    “La responsabilidad de cambiar las cosas tiene que empezar por uno mismo”

    I.S.M.

    Aparentemente es solo una marca de agua mineral, pero Auara invierte el 100 por cien de sus beneficios en llevar agua potable a personas que no la tienen y además fabrica todas sus botellas con plástico reciclado. Soziable.es habla con Antonio Espinosa de los Monteros, unos de los fundadores de esta empresa social que surgió a partir de las experiencias que él y sus socios vivieron como cooperantes en países en vías de desarrollo.

  • Voluntarios de Carrefour dedicarán su jornada laboral a iniciativas sociales.

    Pone la jornada laboral de más de 1.700 colaboradores a disposición de 132 ONG locales

    Carrefour celebra su ‘Día de la Buena Gente’

    Servimedia

    Carrefour y su fundación celebran por cuarto año consecutivo el ‘Día de la Buena Gente’, una iniciativa de responsabilidad corporativa cuyo objetivo es dar a conocer otras realidades sociales por la vía de la participación activa de los colaboradores de la compañía en diferentes proyectos asistenciales.

Ir al inicio del contenido