La nueva normativa municipal supone un impulso para el motosharing

Las motos eléctricas compartidas toman las calles

Han sido un poco más perezosas en llegar que las bicicletas y los coches, pero la presencia de las motos compartidas ('motosharing') ya se ha generalizado en las grandes ciudades españolas. Son igual de limpias que sus compañeros de cuatro ruedas pero agilizan más el tráfico y ocupan menos espacio de aparcamiento. Por eso cada vez tienen más usuarios.

Las motos compartidas ya forman parte del paisaje urbano (Foto: Muving)

25 Jun | Ignacio Santa María | Soziable.es

Han sido las últimas en llegar a la movilidad compartida, junto con los patinetes, pero ya resulta familiar ver esas motos de tipo escúter de vivos colores aparcadas en calzadas o aceras esperando al siguiente usuario. La oferta es cada vez más amplia, y en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia empresas como Muving, eCooltra, Motit o Yugo compiten por atraer a un mayor número de clientes. Tener la flota más amplia y los precios más económicos son los caballos de batalla de esta carrera por el liderazgo.  

Barcelona y Valencia ya cuentan con normativas municipales que regulan este tipo de servicios y Madrid aprobará antes de que termine el año la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS) que supondrá un espaldarazo para estas soluciones. Lo explica a Soziable.es la coordinadora general de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Paz Valiente: “La nueva OMS regula por primera vez esta actividad, que es sin duda una importante aportación para lograr una movilidad más limpia y sostenible en la ciudad. De acuerdo con muchos expertos, la movilidad del futuro será compartida, eléctrica, a demanda y autónoma”.  

P. Valiente: "La movilidad del futuro será compartida, eléctrica, a demanda y autónoma”

Las autoridades municipales de estas grandes ciudades están apoyando la implantación y crecimiento de esta actividad, como reconoce Luis González, director general de Coup Madrid, la última empresa en incorporarse a la oferta de motosharing (lo hará a partir del 1 de julio) de la capital de España, después de haberse implantado en Berlín y París: “En Madrid hay un apoyo de las instituciones para todo lo que tenga que ver con transporte sostenible, eléctrico. Con lo cual, reemplazamos vehículos privados que emiten gases y a la vez reducimos el volumen de tráfico en las calles al ser un servicio de movilidad compartida”.

Las ventajas de las motos respecto a los coches son evidentes: agilizan aún más el tráfico y ocupan menos espacio de aparcamiento. "Una ventaja de las escúteres compartidas es que puedes ir al centro y despreocuparte del aparcamiento. Basta con dejarla en algún sitio legal, que para las motos son muchos: vale cualquier acera con una ancho mayor de tres metros, aparcamientos de motos, etc.”, indica González.

Luis González, director general de Coup Madrid en una de las motos de esta firma

El modo de uso es idéntico al de los coches compartidos. Una app que se puede descargar en cualquier dispositivo Android o iOS permite al usuario registrarse y consultar en cualquier momento las motos que están disponibles en las inmediaciones así como reservar una de ellas, activarla y arrancarla. En las maletas de la moto el cliente puede encontrar dos cascos. Algunas empresas incluyen mantas para el frío o la lluvia en invierno. Cuando se ha terminado de usar, el importe se carga directamente a una tarjeta de crédito que el usuario facilita al hacer el registro.

En cuanto a los precios, las distintas empresas se mueven en un rango de tarifas que va desde los 0,20 a los 0,24 euros por minuto, pero la oferta de bonos y packs de descuento es muy amplia por lo que al usuario le  convenie estudiar bien las propuestas de cada compañía antes de elegir.

La disponibilidad es la clave

La empresa eCooltra nació en marzo de 2016 en Barcelona, desde donde se expandió a Madrid, Roma, Lisboa y Milán. En la actualidad cuenta con 300.000 clientes en Europa. El punto fuerte de eCooltra respecto a sus competidores es que apuesta por flotas muy amplias, lo que permite una mayor disponibilidad de motos. Lo subraya la directora de comunicación de la compañía, Almudena Muñoz: “Sabemos que lo que más valoran es la disponibilidad de vehículos. Por eso, eCooltra tiene la flota de motos más amplia del mercado, con 3.000. Están disponibles las 24 horas los 365 días del año, es una ventaja que siempre nos mencionan los usuarios”.

A. Muñoz: "El 'motosharing' no es una moda sino una realidad que ha venido para quedarse”

Álvaro Escalonilla es usuario habitual de 'motosharing' desde hace un año. Lo utiliza dos o tres veces en semana para desplazarse desde la periferia hasta el centro de Madrid. Lo que más valora de este servicio es que le evita atascos y problemas de aparcamiento, pero sobre todo se alegra del ahorro económico que le ha supuesto respecto al vehículo privado: “Antes de que salieran este tipo de empresas solía moverme en mi coche. Ahora me he deshecho del coche y he notado un gran ahorro. Me cuesta 24 céntimos el minuto y solo pago eso. Con el coche tenía que pagar gasolina, impuestos, seguro, ITV, parkings, etc.”

El hecho de que estas escúteres eléctricas sean tan silenciosas es un alivio  para los vecinos, pero hay motoristas a los que les da miedo conducir una moto no sea escuchada por otros conductores. Escalonilla aborda esta cuestión: “Las motos son silenciosas, esto puede ser un inconveniente para la seguridad porque no la oyen otros vehículos o peatones, pero también, por otro lado, le permite al piloto hablar con una persona que vaya de acompañante. Yo creo que con el paso del tiempo todos nos acostumbraremos”.   

Todo hace pensar que el número de vehículos de movilidad compartida, entre ellos las motos, crecerá todavía mucho en los próximos años. “Creemos que el 'motosharing' no es una moda sino una realidad que ha venido para quedarse”, declara Muñoz.

El Ayuntamiento de Madrid ve con buenos ojos estas expectativas de crecimiento, como se deduce de las palabras de Valiente: “Sería muy interesante que las motos eléctricas poco a poco vayan cubriendo las zonas de Madrid en las que en la actualidad todavía no hay empresas prestando ese tipo de servicio, ofreciendo así una alternativa de movilidad más limpia frente al uso del vehículo privado”.

Concienciación ciudadana

Pero, para que estos servicios crezcan, la coordinadora de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid cree que todavía es necesaria una mayor conciencia ciudadana: “Es importante antes de nada la sensibilización y concienciación de todos respecto al problema que supone en las ciudades el uso de vehículos contaminantes y, muy especialmente, los vehículos diésel. Es decir, todos debemos ser conscientes del impacto que nuestras decisiones de movilidad producen en nuestra salud y la de nuestras familias y vecinos de la ciudad”.

Para la directora de Comunicación de eCooltra todavía es necesario remover prejuicios en la ciudadanía: “Tenemos que hacer labor de concienciación de la necesidad de pasar del poseer al acceder. Esto es una barrera mental compleja que estamos intentando derribar, recordando a los usuarios los beneficios de moverse de una manera limpia, eléctica y sin preocupaciones”. A juicio del director de Coup Madrid, "la mejor manera de convencer al ciudadano es ofrecerle un servicio fiable, disponible, económico y que funcione bien. El cliente que encuentra esto va a volver a utilizar el servicio”.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido