El proyecto promueve la empleabilidad de la mujer rural, el emprendimiento, la agricultura y el turismo local

Lecrinnova: la apuesta de Red Eléctrica por el desarrollo rural sostenible

Red Eléctrica de España ha elegido el Valle del Lecrín (Granada) para poner en marcha 'Lecrinnova', un proyecto de innovación social que pretende impulsar el desarrollo sostenible y competitivo de este territorio con el fin de revertir el proceso de despoblamiento de la zona.

El Valle del Lecrín tiene 22.500 habitantes repartidos en ocho pequeños municipios. (Foto: Red Eléctrica)

31 Oct | Ignacio Santa María | Soziable.es

Enclavada entre la vega de Granada, la costa, la Alpujarra y el macizo de Sierra Nevada se encuentra una fértil comarca: el Valle del Lecrín. Este territorio tiene 22.500 habitantes, repartidos en ocho pequeños municipios. El Padul es el más importante de ellos por número de habitantes, mientras que Albuñuelas es el término municipal más extenso aunque el más despoblado. La capital tradicional e histórica de esta singular comarca es la villa de Dúrcal.

La situación estratégica de esta comarca, paso obligado entre la ciudad de Granada y la costa, explica la presencia de importantes infraestructuras eléctricas. Tanto es así, que Red Eléctrica de España ha proyectado  el establecimiento de una nueva subestación eléctrica y tres líneas de alta tensión adicionales para reforzar la red del suroeste.

Pero el interés de Red Eléctrica en el Valle del Lecrín no se limita al despliegue de infraestructura eléctrica. La prueba de ello es que la compañía ha elegido esta comarca para poner en marcha su primer proyecto de innovación social, una iniciativa llamada Lecrinnova que pretende impulsar el desarrollo sostenible de una comarca que se enfrenta a un problema grave de disminución y envejecimiento de la población.

Juan Ávila: “Queremos que nuestra inversión en un territorio obtenga el mayor rendimiento posible a futuro para las personas que viven en él"

El delegado regional sur de Red Eléctrica, Miguel González, enumera los motivos que hicieron de esta comarca granadina el lugar idóneo para lanzar esta iniciativa: “Decidimos optar por el Valle del Lecrín como experiencia piloto porque reúne una serie de características que hacen que sea más factible alcanzar los objetivos de este proyecto de innovación social: es una unidad geográfica y cultural conocida y bien definida, pero a la vez un entorno rural con una población muy envejecida, una alta tasa de desempleo y, si nadie lo evita, un territorio que continúa despoblándose”.

El interés de Red Eléctrica es generar valor compartido en aquellos lugares en los que está presente, como explica el jefe del Departamento de Innovación Social de la compañía, Juan Ávila: “En los últimos tiempos, trabajamos con la idea de que lo que se invierta en un territorio tenga el mayor rendimiento posible a futuro, pero no para la empresa sino para las personas que viven en ese territorio. Y ¿cuál es la mejor manera de ayudar a las personas estén donde estén? Generando una cultura de la innovación”.

La idea, según indica el delegado de Red Eléctrica en Andalucía y Extremadura, es “poner en valor los recursos naturales y sobre todo humanos que existen en el territorio”. Estos recursos se pueden explotar principalmente en los ámbitos de la agricultura y el turismo. En palabras de González, “sería una agricultura adaptada y respetuosa con el medio y que incorpore elementos característicos y diferenciadores de este territorio que le permitan ser competitiva en el mercado” y, por otra parte, “una actividad turística basada en los recursos naturales e históricos” que posee la comarca.    

El resumen operativo del programa describe que “la población joven del valle, especialmente la más formada, tiende a emigrar y que las mujeres están menos integradas en el sistema productivo”. Por ello, Lecrinnova se estructura en tres principales líneas de actuación: la formación de mujeres en situación de desempleo, el asesoramiento a iniciativas de emprendimiento y el diseño de productos y servicios basados en la agricultura y el turismo.   

Y todo ello desde una apuesta decidida por la tecnología, ya que los productos y servicios que ofrezcan estos emprendedores del ámbito rural tendrán en las nuevas tecnologías un aliado imprescindible para poder llegar al mercado. “Solo podrán competir con las grandes compañías de distribución utilizando herramientas tecnológicas que les permitan llegar a todas partes”, pronostica González.  

Miguel González: “El proyecto impulsa una agricultura respetuosa con el medio así como una actividad turística basada en los recursos naturales e históricos”  

Lecrinnova tiene una vigencia de 30 meses (hasta diciembre de 2020) y cuenta con un presupuesto de 700.000 euros. “La financiación del proyecto la asume al cien por cien Red Eléctrica de España”, aclara el delegado regional, quien subraya que "es la primera vez que una empresa acomete un proyecto de esta envergadura sobre un territorio en su conjunto y asumiendo su impulso durante casi tres años”.

No obstante, precisa que las iniciativas que nazcan gracias al programa podrán también optar a financiarse adicionalmente mediante los programas de desarrollo rural de la Junta de Andalucía o de la Unión Europea. Por ello, Lecrinnova es también un ejemplo de colaboración público-privada. “Es más -añade González-, queremos establecer alianzas con otras empresas privadas que quieran y puedan comprometerse. Por ejemplo, una entidad financiera podría participar generando una línea de financiación para aquellos proyectos e iniciativas que surjan en el Valle del Lecrín”.

“El camino a seguir es el de la colaboración”, afirma el jefe del Departamento de Innovación Social. “No podemos hacer nada en solitario, ni siquiera una empresa grande como Red Eléctrica”, prosigue Ávila, que se muestra convencido de que “lo que hagamos de la mano de otros agentes públicos o privados tendrá un efecto multiplicador, es decir, haremos cosas más grandes y con resultados mucho más positivos que si actuamos solos”.

En definitiva, el proyecto Lecrinnova persigue una triple finalidad: generar un modelo de desarrollo sostenible en el territorio, producir un impacto positivo en la población a través de la creación de empleo y nuevos nichos de negocio y recabar suficiente experiencia y conocimiento para que este modelo sea replicable en otros territorios.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido