Un mundo sin barreras

Otis: Una historia accesible

En 1988, Otis incorpora el sistema braille en todas las botoneras de los ascensores que diseña y fabrica. Parece que este hecho marca el comienzo de una etapa marcada por la colaboración y lucha de Zardoya Otis por un mundo sin barreras, pero todo comenzó hace más de 160 años. Esta es la historia resumida sobre cómo Otis ha colaborado para hacer posible el movimiento seguro y confortable de las personas.  

Uno de los primeros elevadores, antecesores de los ascensores modernos.

13 Mayo | Soziable.es | Soziable.es

En 1853, Elisha Graves Otis inventó el ascensor seguro. ¿Qué cambió? Su invento evitaba la caída libre de las plataformas que se utilizaban principalmente para el movimiento vertical de objetos. Estas plataformas,  sostenidas por cuerdas o cables,  se movían por un sistema de poleas y  la posibilidad de rotura del sistema sujeción era muy alta. Otis encontró la solución para que si esto sucedía, la plataforma no cayera y quedase sujeta a  las guías o railes por las que se desplazaba. Había nacido EL ASCENSOR.   

A partir de entonces,  el diseño y la arquitectura de las ciudades cambió y se convirtió en un perfil en el que las edificaciones en altura era el denominador común. El movimiento en vertical pasó de ser un sistema de poleas a incorporar un sistema  hidraúlico (1868) y unos años más tarde se empieza a utilizar la electricidad como energía para mover el ascensor (1889).

Botonera de ascensor moderno.

¿Quién no recuerda la figura del ascensorista? Pero el ascensorista fue sustituido en 1925 por una memoria que controlaba el movimiento de los ascensores

¿Quién no recuerda la figura del “ascensorista”? Esa persona que preguntaba a los viajeros a qué piso deseaban subir. Pero el ascensorista fue sustituido en 1925 por una “memoria” que controlaba el desplazamiento de los ascensores. En el interin, en 1900, aparece la escalera mecánica que en aquella época trasladaba mayor número de personas sin necesidad de esperas.

El siglo XX estuvo marcado con la incorporación de la tecnología en aras de conseguir mayor seguridad y mayor confort: puertas en cabina para evitar atrapamientos, frecuencia variable para hacer imperceptible la aceración y el frenado, tensión variable para ahorrar energía, ascensores sin cuarto de máquinas para ganar espacio…

El siglo XXI nos trae la segunda generación de ascensores. Otis sustituye los cables que “sujetan” el ascensor  por cintas de acero cubiertas de poliuretano; así se consigue un movimiento más suave y  silencioso, un motor más pequeño que permite ahorrar energía y , al mismo tiempo,  un mayor respeto por el Medio Ambiente.  Además ¿por qué desaprovechar la energía que  genera el ascensor cuando se mueve en condiciones favorables? Otis consiguió almacenar esa energía y devolverla a la red para que se pueda aprovechar para cualquier otro uso (ReGen Drive).

¿Y qué ocurre con esos pequeños tramos de escaleras y  desniveles que impiden o dificultan el libre movimiento de las personas? Zardoya Otis había instalado sillas salvaescaleras y plataformas elevadoras de forma esporádica en edificios en los que estos equipos eran un complemento al resto de instalaciones. Si nuestra historia tenía como pilar fundamental  facilitar el movimiento de las personas, esta filosofía había que trasladarla a nuestro trabajo diario.

Plataforma elevadora de Otis.

Así, a finales de los años 80, Zardoya Otis suma  los equipos de accesibilidad a su catálogo  de productos e  incorpora el sistema braille a las botoneras de los ascensores. También se crea un grupo de trabajo dedicado exclusivamente a investigar y ofrecer soluciones accesibles que permitan  moverse con facilidad a personas con algún tipo de discapacidad no solo física sino también sensorial.

También nos preocupa el envejecimiento de la población : los edificios de dos, tres o más alturas que se construyeron sin ascensor y que impiden salir de casa a las personas mayores, las casas unifamiliares.

En la actualidad, Otis tiene ascensores incluso de solo una persona que necesitan un espacio mínimo para instalarlos y que consumen menos que un electrodoméstico, las sillas salvaescaleras  de tramo recto o curvo de recorrido limitado que evitan los trastornos de las obras… hay una solución para salvar casi todas las barreras.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido