Michael Wolff, autor de ‘Fuego y furia en las entrañas de la Casa Blanca de Trump’

“Donald Trump ha sido un experimento fallido”

No tiene pelos en la lengua. Casi cada una de las frases que pronuncia es un titular demoledor sobre Donald Trump y sus colaboradores más cercanos. El periodista y escritor Michael Wolff (Paterson, EEUU, 1953) vivió como huésped permanente en la Casa Blanca durante los nueve primeros meses del mandato Trump y se convirtió en testigo de excepción de todas las batallas de poder entre los miembros de su gabinete.

Michael Wolff (Foto: Jen Harris)

19 Feb | Ignacio Santa María | Soziable.es

Lo que Wolff vio y oyó lo ha plasmado el libro ‘Fuego y furia en las entrañas de la Casa Blanca de Trump’, que ahora llega a España de la mano de la Ediciones Península. Hemos asistido a la presentación en Madrid planteada como una entrevista al autor por parte del editor de Política de Bloomberg, Ben Sills.

Wolff le cayó bien a Trump. Una entrevista que el periodista publicó en el ‘Hollywood Reporter’ en plena campaña electoral, le valió la simpatía del magnate, que no dudó en darle luz verde cuando el periodista le pidió ‘vivir’ en la Casa Blanca para luego escribir un libro. Según sus propias palabras, durante nueve meses permaneció en la residencia presidencial como “una mosca en la pared”. Un año después, cuando Trump se enteró de lo que Wolff iba a contar movilizó a su ejército de abogados para tratar de impedir a toda cosa que el libro viera la luz. No solo no lo logró, sino que, al intentar desacreditar al periodista a través de Twitter, provocó que se vendieran dos millones de ejemplares del libro en tan solo cuatro semanas.

“La mayor motivación en la vida de Donald Trump es cazar mujeres"

Si se hiciera una serie televisiva que tuviera como guión el libro de Wolff probablemente sería tildada de inverosímil por los críticos y el público. Y es que los episodios que describe el periodista neoyorkino con todo lujo de detalles superan cualquier relato de ficción. Según estas páginas, lo que había entre los colaboradores más cercanos de Trump (su hija Ivanka, su yerno Jared Kushner, el exjefe de Gabinete Reince Priebus, el ideólogo Steve Bannon, etc.) no solo eran intrigas sino verdaderas peleas a navajazos que incluyen escenas como la de Bannon llamando “puta mentirosa” a Ivanka Trump delante de su propio padre.

“Cuando yo empecé a hacer este trabajo tenía la mente totalmente abierta”, recuerda Wolff. “Yo quería escribir un libro sobre cómo un hombre que llega a la presidencia de una forma totalmente increíble puede, no obstante, llegar a construir un proyecto de éxito”. Pero lo que ocurrió día tras día, semana tras semana y mes tras mes fue realmente extraordinario, según el autor. El periodista se había propuesto dedicar su libro a los 100 primeros días de gobierno, el plazo tradicional que se considera adecuado para comenzar a juzgar un mandato. “Pero ese plazo se desmoronó –dice el autor– porque seguían la explosiones a diario. Y pasó lo mismo a los 200 días... Y yo me preguntaba ¿Cuándo pondré fin a este libro?”  

Según el escritor, en esos meses, las personas más cercanas al presidente de los Estados Unidos experimentaron una transición: de la confianza pasaron a la confusión, y de la confusión a la desilusión, y de ahí a la incredulidad. ”Todos ellos llegaron a la conclusión de que Donald Trump era un hombre incapaz de desarrollar ninguna de sus funciones como presidente”.

Un inepto en el Despacho Oval

De todos los personajes que retrata Wolff en su libro, el que peor parado sale con diferencia es el presidente. Wolff no se ahorra epítetos y anécdotas a la hora de ridiculizar al actual inquilino de la Casa Blanca. “La mayor motivación en la vida de Donald Trump es cazar mujeres, por eso él entró en el negocio del Certamen de Miss Universo. Es un tema que da lugar a constantes chismorreos en torno a la Casa Blanca”.

Pero el autor va más allá al describir al magnate casi como un analfabeto funcional. “Trump no lee. No lee ningún documento de los que le presentan. Sencillamente los aparta. Pero lo peor es que tampoco escucha. Cuando los generales se presentan ante Trump con un 'power point' para explicarle estrategias, él abandona la sala. Entonces, ¿Cómo se le puede hacer llegar la información? Es como un muro. Tampoco la información fluye en sentido opuesto”.

Otro gran protagonista es el asesor Steve Bannon, figura a la que Wolff dedica más páginas solo por detrás de Trump y al que considera el creador de esa mezcla de nacionalismo y populismo que es el trumpismo. “Bannon es el gran ideólogo del programa de Trump. Él veía a Trump como un instrumento para llevar a cabo su misión”. El periodista recuerda que el entonces director de Breitbart News se unió a la campaña para las presidenciales el 15 de agosto de 2016, cuando ésta hacía aguas por todas partes. “Steve tenía la estrategia clara, sabía qué estados eran decisivos para ganar (Florida, Ohio, Michigan y Pensilvania). Él era el que sabía. Bannon era el cerebro y Trump el actor protagonista”.

”Todos ellos llegaron a la conclusión de que Donald Trump era un hombre incapaz de desarrollar ninguna de sus funciones como presidente” 

De hecho, a juicio del periodista, Bannon piensa que el guión de la película es más importante que el protagonista. “Cree que todo este movimiento nacionalista-populista a escala mundial es un fenómeno mucho más grande que Donald Trump”. Ese orgullo fue la causa de su caída. “No le puedes decir a Trump que tú eres el responsable de la victoria electoral, porque no soporta que le intenten robar un triunfo que él considera suyo. Eso fue fatal para Steve”, explica Wolff. Lo que ha sucedido después de la salida de Bannon de la Casa Blanca es que los enemigos de Trump en el Partido Republicano han ganado terreno.

“Con Bannon fuera, son los dirigentes republicanos tradicionales los que se están liderando la Administración. La reforma fiscal es obra de ellos, no de Trump. Los dirigentes repúblicanos quieren manejar al presidente y tal vez le apoyen pero, en el fondo, le odian”.

Un pueblo deshabitado

Bannon cayó como cayeron muchos otros miembros del círculo más estrecho de poder en torno a Trump: Priebus, Scaramucci, Manafor... Según Wolff, “todos los que habían entrado con Trump en la Casa Blanca en enero de 2017, estaban fuera seis meses después. Los máximos cargos del gabinete de Trump acabaron siendo Hope Hicks, una veinteañera cuya única experiencia previa era el mundo de la moda, y Stephen Miller, a quien Bannon definía como ‘su mecanógrafo’”.

La tempestad permanente en la Casa Blanca pareció amainar con el nombramiento del general John Kelly como jefe de Gabinete el 31 de julio de 2017. Sin embargo, Wolff cree que el general no echará raíces. “Kelly está allí obligado por el deber. No creo que vaya a durar mucho tiempo. Pienso que va a buscar una estrategia para salir cuanto antes”. Y es que, según el periodista, ya no hay políticos valiosos que quieran quemar su prestigio a las órdenes del magnate inmobiliario.

“Es difícil atraer personas de talento a esta administración. Tradicionalmente, trabajar en la Casa Blanca era la cumbre de carrera profesional de cualquier persona. En cambio, ahora es al revés, todos creen que trabajar con Trump va  a perjudicar a sus carreras. Así que John Kelly lidera algo así como un pueblo abandonado”.

El futuro inmediato es sombrío para Donald Trump, según Wolff: “El siguiente acto va a ser muy sangriento. Todas las fuerzas que han perseguido a Trump empezarán a ver su éxito". Un momento clave serán las llamadas ‘midterm elections’, los comicios que se celebran en mitad del mandato presidencial para renovar un tercio del Senado, la totalidad del Congreso, 36 de 50 gobernadores y 189 cargos ejecutivos estatales. "Si los demócratas ganan en noviembre, es muy posible que los republicanos cambien y le retiren el apoyo, porque no les gusta Trump, y todo se volverá frágil”, presagia Wolff.

En líneas generales, el autor de ‘Fuego y furia’ está convencido de que “cada vez más gente cree que Donald Trump es un experimento fallido y que los políticos tradicionales no eran tan malos”. Preguntado sobre si el fenómeno Trump le sugiere alguna moraleja, Wolff balbucea: “Como votantes tenemos que aprender una lección. Tenemos que tener cuidado y evaluar bien los riesgos de las opciones que tomamos”.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido