Hacen falta 1,7 planetas para satisfacer la demanda de recursos, según WWF

La humanidad agota el 1 de agosto el 'presupuesto ecológico' de la Tierra para 2018

El miércoles 1 de agosto la humanidad agota el 'presupuesto ecológico' anual de la Tierra, es decir, el planeta entra en 'números rojos' porque superará la provisión de recursos naturales que puede reponer durante un año en agua, suelo y aire limpio.

01 Ago | Servimedia | Soziable.es

Este Día de la Sobrecapacidad de la Tierra llega un día antes que en 2017, lo que significa que la humanidad estará viviendo 'a crédito' desde este miércoles hasta lo que queda de año, según señaló Global Footprint Network, la organización mundial social de WWF que analiza la evolución de la huella ecológica del planeta. WWF ha recordado que esta "deuda ecológica" ya se está pagando en forma de fenómenos meteorológicos extremos, extinción de especies o pérdidda de suelo fértil.

Este Día de la Sobrecapacidad de la Tierra llega un día antes que en 2017, lo que significa que la humanidad estará viviendo 'a crédito' desde este miércoles hasta lo que queda de año

Ese día, que se ha adelantado desde finales de septiembre en 1997 hasta su fecha más temprana este 2018, es para WWF un símbolo de la "presión sin precedentes que las actividades humanas están ejerciendo sobre la naturaleza". Se calcula que en la actualidad haría falta el equivalente a 1,7 planetas para satisfacer de forma sostenible nuestra demanda de recursos.

En el caso de España, el país entró en déficit ecológico el pasado 11 de junio. "Si todos los seres humanos viviésemos como un español medio, consumiríamos el equivalente a 2,3 planetas por año", apuntó WWF.

La Global Footprint Network calcula esta fecha sumando las distintas demandas de recursos naturales de la humanidad: de alimentos, de madera, de fibras como algodón o la construcción de infraestructuras. La mayor parte de la huella ecológica de la humanidad corresponde a la huella de carbono (el dióxido de carbono que debe absorber la atmosféra) producida principalmente por la quema de combustibles fósiles.

"Si todos los seres humanos viviésemos como un español medio, consumiríamos el equivalente a 2,3 planetas por año"

WWF destaca que esta “deuda ecológica” sólo se puede sostener durante un tiempo limitado antes de que los ecosistemas (y los servicios que prestan a la humanidad) comienzan a degradarse hasta acercarse al colapso. "Una situación que ya estamos viendo en forma de sequías prolongadas, desertificación, pérdida de suelos, menor productividad de los cultivos, sobrepastoreo, deforestación, extinción de especies, colapso de pesquerías o aumento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera", apostilló.

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, apunta que, "mientras la biodiversidad del planeta se desvanece y se agravan los impactos del cambio climático, esta fecha es un claro recordatorio de que debemos acelerar la acción para proteger nuestro único planeta”.

Para WWF, desde ahora hasta 2020 conviene acordar acciones y compromisos a escala global que reviertan la actual tendencia de pérdida de naturaleza con vistas a 2030 y aseguren la prosperidad futura de la humanidad y el planeta.

"Las personas también podemos actuar en la vida cotidiana para retrasar el 'Día de la Sobrecapacidad de la Tierra' adoptando acciones como la reducción del desperdicio de alimentos y del consumo de carne o hábitos de transporte más sostenibles", concluyó.

 

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Respalda una campaña de Greenpeace apoyada por más de dos millones de personas

‘Hands off the Antarctic’: El tema de Thom Yorke (Radiohead) para proteger la Antártida

El vocalista de la banda británica Radiohead, Thom Yorke, ha lanzado en solitario el tema ‘Hands off the Antarctic’ (‘Las manos fuera de la Antártida’) en apoyo a la campaña de Greenpeace para proteger el océano Antártico.

16 Oct | Servimedia | Soziable.es

El videoclip se ha realizado a partir de imágenes en blanco y negro tomadas durante la expedición de tres meses al océano Antártico que realizó Greenpeace a principios de este año, segun informó este miércoles esta organización ambiental.

“Algunos lugares de este planeta están destinados a permanecer prístinos y salvajes y a no ser destruidos por la huella de la humanidad”, declaró Yorke a Greenpeace, al tiempo que añadió: “Este tema trata sobre la necesidad de detener la marcha implacable del ser humano hacia allí. La Antártida es un verdadero desierto y lo que sucede allí nos afecta a todos. Por eso deberíamos protegerla”.

Greenpeace defiende la creación de un santuario antártico de 1,8 millones de kilómetros cuadrados, donde pingüinos, ballenas y otros animales salvajes vivirían en el área protegida más grande de la Tierra. A través de una campaña impulsada por esta organización ecologista, dos millones de personas en todo el mundo han pedido a los gobiernos de la Comisión del Océano Antártico (el organismo que tiene la última palabra) que voten a favor de su creación.

“La Antártida no tiene voz, pero somos un movimiento de dos millones de personas y nosotros sí tenemos voz”, señaló Pilar Marcos, responsable de la campaña para proteger la Antártida de Greenpeace, quien añadió: “Cuando los gobiernos se reúnan las próximas dos semanas, tienen la oportunidad de hacer historia. Millones de personas de todo el mundo les estamos pidiendo que aprovechen este momento y hagan historia”.

La campaña para proteger la Antártida reclama la creación de un Santuario del Océano Antártico (Área Protegida Marina del Mar de Weddell), una propuesta de la UE que estará sobre la mesa en la reunión de este mes de la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR), donde se decidirá su futuro.

La CCAMLR se reunirá en Hobart (Tasmania) entre el 22 de octubre y el 2 de noviembre. Este organismo está compuesto por 24 Estados miembro, además de la UE. El santuario antártico, que tendría cinco veces el tamaño de Alemania, se convertiría en un refugio seguro para pingüinos, focas y ballenas, protegidos de las presiones del cambio climático, la contaminación y la pesca industrial. 

 

Enlaces

Últimas noticias

+ Planeta

Ir al inicio del contenido