Brenda Chávez, autora de 'Tu consumo puede cambiar el mundo'

“Tenemos más poder cuando compramos que cuando votamos”

Con cada acto de consumo que ejercemos emitimos votos de confianza y activamos cadenas de abastecimiento que benefician a empresas que, en algunos casos, contribuyen a abusos sociales, medioambientales, económicos, culturales o políticos. La periodista Brenda Chávez advierte de ello en su libro “Tu consumo puede cambiar el mundo”.

15 Nov | L. L. | Soziable.es

Ha colaborado, entre otros muchos medios, con El País, con XL Semanal, Cuatro, Yo Dona y Calle 20; ha trabajado como redactora jefe en la revista Vogue y como subdirectora en Cosmopolitan y, por extraño que resulte, ha sido esta trayectoria la que le ha abierto los ojos. Convertida ya en "consumidora responsable", Brenda Chávez ha recopilado tanta información "como para escribir un libro", y eso ha hecho. El resultado es 'Tu consumo puede cambiar el mundo', un ensayo periodístico sobre el poder de nuestras pequeñas elecciones. 

¿Qué le hizo cambiar el chip y dejar la cultura en favor del consumo responsable?

Siempre me ha interesado el proceso creativo y productivo de las cosas, desde que algo es un boceto hasta que se acaba convirtiendo en una realidad y, siguiendo esa trayectoria, me he dado cuenta de que muchos de los bienes y objetos de consumo que compramos -¡incluso culturales!- esconden abusos ambientales y sociales. He tenido como anunciantes a muchas grandes corporaciones y, al documentarme sobre ellas para acudir a reuniones, descubría que, a veces, escondían historiales de abusos que nunca habríamos sospechado. Poco a poco empecé a pensar que, con mi consumo, podía recompensar modelos productivos justos y responsables, así que me volví una consumidora más consciente, me documenté en torno a las grandes empresas y, cierto día, me di cuenta de que almacenaba información para escribir un libro, con la que podría abrir los ojos a mucha gente sobre qué hay detrás de lo que consumimos.

'Tu consumo puede cambiar el mundo' llega de la mano de la editorial Península. ¿Qué tiene este libro que no tengan otros manuales de consumo?

Quizás, que aborda todos los sectores y que muestra tanto lo que estamos consumiendo masivamente como lo que podríamos utilizar como alternativa, opciones mucho menos nocivas para el medio ambiente y para las personas, ¡y menos visibilizadas!

"Animo a la gente a reflexionar. Muchas veces no somos conscientes de qué hay detrás de lo que estamos comprando"

Insistes en que “ha llegado el momento de pasar a la acción”. ¿Qué propones, en concreto? ¿Cómo podemos ejercer ese poder que dices que tenemos como consumidores?

Animo a la gente a reflexionar. Muchas veces no somos conscientes de qué hay detrás de lo que estamos comprando y qué conductas, a lo mejor nada respetuosas medioambiental, social, política, cultural y económicamente, estamos compensando. Qué cadenas de consumo estamos activando, o a qué empresas estamos premiando.

¿Tenemos más poder cuando votamos o cuando compramos? 

Votar es algo que hacemos cada cuatro años (al menos, en nuestro país), pero comprar es algo que hacemos todos los días. Diariamente damos nuestro dinero a una serie de empresas y ese dinero, ese premio, beneficia a veces a modelos productivos que, si supiésemos qué tipo de conductas compensan, igual nos lo pensábamos dos veces.

Nos invitas a “dejar de frecuentar malas compañías”. ¿A dónde podemos dirigirnos para saber si una empresa merece o no nuestra confianza?

Solo con este libro ya se puede ejercer un consumo responsable, porque no solo me quedo en la crítica, también propongo opciones que podemos consumir ya. Yo, que soy una consumidora responsable, llevo una vida normal y me ciño a un presupuesto, como todo el mundo, puedo decir que se puede comprar de forma responsable en cualquier sector: alimentación, moda, belleza, consumo infantil, banca, hogar, consumo infantil, turismo, mascotas… Y ello, sin que nos suponga un sacrificio ni desbarate el presupuesto.

"Todos podemos consumir de forma responsable sin que suponga un sacrificio"

¿Deberían también los gobiernos pasar a la acción?

Por supuesto, porque consumir responsablemente es una labor de todos: de las marcas, que tienen que dar más información; de los gobiernos, que han de exigir más responsabilidades, y de los consumidores, que tenemos que estar alerta y ser conscientes de a qué tipo de empresas recompensamos. 

Según afirma en el libro, pasar de la economía convencional a otra más responsable no supone ningún sacrificio. ¿Nos beneficiaría, entonces?

Dar el paso nos hace bien a todos. En el momento en el que recompensamos modelos productivos menos nocivos para el medio ambiente aliviamos el cambio climático y si, además, optamos por procedimientos más justos, reduciremos también la brecha social entre ricos y pobres, que cada vez es más espeluznante.

Como “consumidora consciente”, ¿cómo llena el carrito de la compra?

Cuando voy al mercado, elijo productos ecológicos locales; en cuanto a la moda, no acudo a marcas que no sean sostenibles (en Madrid, por ejemplo, hay una tienda llamada Circular Project, y hay muchísimas más a las que se puede acceder on line). Y lo mismo en cuestión de belleza, de banca (la banca ética es una buena opción, pues son empresas que no hacen inversiones nocivas para el medio ambiente, ni especulan), de energía (te puedes pasar hoy mismo a una cooperativa de renovables) o de transporte (puedes ir a pie o bicicleta, que es sanísimo; para grandes distancias, optar por el transporte público o por vehículos privados híbridos o eléctricos). Quien lea el libro se dará cuenta de una cosa: de que hay una realidad que se visibiliza poco y que está a nuestro alcance. El cambio, por lo tanto, es posible: todos podemos favorecer ya la transición a otros modelos económicos y productivos.

¿Hay señales de cambio?

Hay muestras, sí. El aceite de palma es un buen ejemplo: no son pocas las personas que huyen de los productos que lo contienen porque, además de poco saludable, arrasa selvas, deforesta y desplaza especies de su hábitat. ¡En el mundo hay 250 millones de consumidores deseosos de hacer las cosas bien! Y, al mismo tiempo, muchas medianas y pequeñas empresas trabajan ya para demostrar que es posible producir sin explotar, sin maltratar animales y sin contaminar. Estoy convencida de que se puede consumir de forma responsable y de que el cambio es real, aunque llevará varias generaciones. La única forma de conseguir un mundo mejor es pasar a la acción desde el presente.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

El Gobierno creará un Grupo de Alto Nivel y un Consejo para el Desarrollo Sostenible

Cristina Gallach anuncia un paquete de iniciativas del Gobierno para "aterrizar" la Agenda 2030

El Gobierno de Pedro Sánchez creará a principios de 2019 un Grupo de Alto Nivel presidido por la vicepresidenta, Carmen Calvo, en el que también participarán comunidades autónomas y representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y cuya misión será “aterrizar” la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030.

11 Dic | Servimedia | Soziable.es

El anuncio lo ha realizado la alta comisionada del Gobierno para la Agenda 2030, Cristina Gallach, en el transcurso de su intervención en el Desayuno por Talento ‘Los ODS para una sociedad y educación más justas e inclusivas’, organizado por Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la inclusión laboral y la formación de personas con discapacidad y en el que debatió sobre la inclusión social, educativa y laboral de los ODS 2030 de la ONU.

El objetivo es “implicar” a todos los ministerios e incluso a seis ministros “para dar la fuerza que requiere un trabajo transversal” a través de este “grupo de administración” que estará apoyado, asimismo, por un “subgrupo” más “operativo y concreto para aterrizar y cumplir la misión y el mensaje claro del cumplimiento de la Agenda 2030”.

A este respecto, subrayó que, en cuanto a “gobernanza y contenido”, el desarrollo de dicha agenda tiene como “pilares básicos” a administración, sociedad civil y empresas y ya está tomando forma “por las decisiones que se van tomando”. “Esperemos verlo también con la preparación de los presupuestos, que son para las personas y la estabilidad económica de nuestro país”.

Tras reconocer que España se incorporó “un poco tarde como Estado y como Gobierno a la aplicación de la Agenda 2030”, advirtió de que, en la actualidad, va “a paso ligero y recuperando espacio, teniendo en cuenta que hubo bastante trabajo hecho por parte de la sociedad civil, autonomías y municipios, que se tomaron muy en serio la agenda”. “Era hora de que el Gobierno esté liderando todo esto e intentando ser líder, con decisión y con presteza”, apuntó.

Cristina Gallach junto a Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE.

Consejo para el Desarrollo Sostenible

Junto a esto, mencionó la creación del futuro Consejo para el Desarrollo Sostenible, que, según Gallach, “debería situarse en un espacio algo más amplio y genérico e incluir algunos de los aspectos que se discuten y tratan o debería tratarse en el Consejo de RSC”. “No son excluyentes, pero el Consejo para el Desarrollo Sostenible es más amplio y debe incluir aspectos relativos a medio ambiente y movilidad, entre muchos otros”.

Este organismo será la “segunda pieza” para la implementación de esta Agenda 2030 y será creado en un plazo aproximado de mes y medio como un “pulmón de presión y escucha de la sociedad civil”, así como un “espacio inclusivo, de intercambio de información y, sobre todo, de escucha de la sociedad civil”, que “desempeña un papel fundamental”.

“Necesitamos una sociedad civil empoderada que haga de eje de presión corresponsable con las distintas administraciones para que, entre todos, vayamos cumpliendo la agenda a corto, largo y, sobre todo, medio plazo”, subrayó.

Este Consejo contará con varios grupos de trabajo y estará “inspirado en el modelo alemán, que incluye a grandes expertos”, aunque en el caso español tendrá más peso la sociedad civil “responsable”, que está “ansiosa por contribuir a este contrato social que entre todos estamos escribiendo”, según Gallach.

La alta comisionada para la Agenda 2030 avanzó que, en el marco de dicho Consejo, se abordará también la implementación de los ODS en relación a la discapacidad ya que  la "lucha contra la desigualdad y las discriminaciones" lleva a entender que las actuaciones de todos los implicados "han de ir encaminadas a promover la inclusión social". Según Gallach, los ODS contemplan una "transversalidad" en cuanto a la discapacidad, que no "puede ser vista desde una perspectiva de asistencia".

Comisión parlamentaria para los ODS

La “tercera pata” de esta política será la constitución de una comisión mixta Congreso-Senado “para la vigilancia” de la aplicación de la Agenda 2030 desde el ámbito legislativo y que no será un “espacio de constreñimiento adicional al que ya existe y que está muy estructurado en las distintas comisiones temáticas” sino un “espacio más horizontal para analizar los avances globales” al que se “someterá” el Alto Comisionado.

Gallach también se refirió a la “cuarta gran pieza de esta gobernanza”, que es la confección de una Estrategia para el Desarrollo Sostenible hasta el año 2030 y que sirva de “guía” tanto al Ejecutivo como a las comunidades autónomas y entidades locales.

La idea es que se presente “en público” con motivo de la Cumbre de los ODS que tendrá lugar en septiembre en Naciones Unidas en la que dijo esperar que Pedro Sánchez “tenga un papel relevante poniendo de relieve el trabajo hecho durante un año por el Alto Comisionado”.

Tras precisar que se trata de una agenda “muy política y apartidista” reconoció que no es “vinculante” jurídicamente, pero representa un “compromiso de administración y sociedad civil para pilotar esta transformación”. “Si la idea de la formulación de un pacto de Estado puede ayudar, estaré encantada de defenderlo”, sentenció, abundando en la implicación del Ejecutivo de Pedro Sánchez para cumplir “al pie de la letra” la Agenda.

Finalmente, incidió en la necesidad de “movilizar” también a pequeños y medianos empresarios con el fin de que incorporen la sostenibilidad e inclusión en sus modelos de negocio y se “comprometan en la divulgación” de este proyecto.

 

Últimas noticias

+ Planeta

  • Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030.

    El Gobierno creará un Grupo de Alto Nivel y un Consejo para el Desarrollo Sostenible

    Cristina Gallach anuncia un paquete de iniciativas del Gobierno para "aterrizar" la Agenda 2030

    Servimedia

    El Gobierno de Pedro Sánchez creará a principios de 2019 un Grupo de Alto Nivel presidido por la vicepresidenta, Carmen Calvo, en el que también participarán comunidades autónomas y representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y cuya misión será “aterrizar” la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

  • Soziable.es entrevista a Cristina Gallach  Alta Comisionada para la Agenda 2030

    Entrevista a la Alta Comisionada para la Agenda 2030

    Cristina Gallach: "Somos la última generación capaz de afrontar los desafíos del planeta"

    Chema Doménech

    Se cumplen exactamente tres años desde que el 25 de septiembre de 2015 la Organización de las Naciones Unidas adoptara los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que todos los países deben alcanzar con fecha límite de 2030. En España, una de las primeras medidas del Gobierno de Pedro Sánchez fue crear un Alto Comisionado para la Agenda 2030, institución que coordina toda la acción en materia de desarrollo sostenible y a cuyo frente está Cristina Gallach.

Ir al inicio del contenido