La Fundación PortAventura pone en marcha un proyecto pionero en Europa

PortAventura Dreams, un sueño para niños con enfermedades graves y sus familias

La Fundación PortAventura acaba de poner en marcha su primer gran proyecto propio, PortAventura Dreams, un espacio único en Europa que alojará anualmente a 200 familias de niños con enfermedades graves en estancias gratuitas de seis días llenas de emociones y actividades familiares. Pretende demostrar que el ocio es un aliado de la recuperación.

Marta y Vicente, padres de Mario, a las puertas de una vivienda de PortAventura Dreams. (Foto: Ch. D.)

22 Oct | Chema Doménech | Soziable.es

Mario tiene once años, una hermana, Inés, a punto de cumplir seis y unos padres a quienes les es muy difícil disimular su orgullo cuando se refieren a él. Mario tiene también un sarcoma de Ewing, un tipo de tumor óseo, y una voluntad para curarse que sorprende a muchos adultos que lo rodean, de ahí el indisimulado orgullo de sus padres. Y tiene Mario bastantes cosas más, por ejemplo un buen equipo de médicos del hospital infantil Niño Jesús de Madrid como aliados, grandes pequeños amigos en las habitaciones de ese complejo hospitalario y unos días por delante en PortAventura Dreams que serían el sueño de todo chiquillo. Pero vayamos por partes.

Mario ha descubierto demasiado pronto cosas que a otros les lleva años comprender: la fragilidad de la paz cotidiana, la velocidad de la desgracia o el tesoro de una cena en familia

Su historia era la de cualquier niño hasta hace casi un año, cuando le diagnosticaron la enfermedad y tuvo que desplazarse con sus padres desde Cáceres, donde vive toda la familia, hasta Madrid para ingresar en el centro hospitalario, uno de los referentes en España en salud pediátrica. En él ha pasado diez meses en los que ha descubierto demasiado pronto, eso sí, cosas que a otros les lleva años comprender: la fragilidad de la paz cotidiana y de la vida, la velocidad vertiginosa a la que viaja la desgracia o el tesoro maravilloso que constituye algo aparentemente tan insignificante y nimio como una cena en familia. Mario lleva diez meses sin cenar con su hermana Inés y con sus padres, Marta Granados y Vicente Valencia. Los cuatro llevan diez meses de cenas incompletas, de no tenerse los unos a los otros. Diez meses, 300 noches, sin disfrutar de ese tesoro milagroso y trivial que es sentarse a una mesa familiar en la que no falta nadie.

"Usted piense en todo lo que ha hecho durante los últimos tres meses. Los sitios que ha visitado, las cosas de las que se ha ocupado a lo largo de cada día, las horas de trabajo, de deporte, de ocio. Pues bien, la mayoría de los niños que tenemos ahora mismo ingresados en el hospital lo único que han hecho durante los tres últimos meses es eso, estar ingresados en el hospital". Son palabras de César Gómez, gerente del Hospital Niño Jesús en el que ha sido tratado Mario, que actualmente tiene ya el alta hospitalaria pero que deberá pasar los próximos años acudiendo a revisiones periódicas cada dos meses.

Consciente de esa cierta desestructuración familiar a la que aboca una enfermedad grave en un hijo y de la necesidad de que esos niños disfruten de momentos lúdicos y de diversión como debiera ser para todos los niños de este mundo, la Fundación PortAventura acaba de lanzar un proyecto mimado hasta el más pequeño detalle. Se trata de PortAventura Dreams, un Village ubicado en el interior del resort de PortAventura World, en Tarragona, concebido para que niños con enfermedades graves como Mario junto a sus familias puedan pasar gratuitamente unos días disfrutando de todos los servicios de este parque de atracciones, el más visitado de España, de visitas turísticas a sus alrededores y de la unión familiar que la enfermedad les ha arrebatado temporalmente. Las seis primeras familias, entre ellas las de los Valencia Granados, acaban de llegar al complejo recién inaugurado y Soziable.es ha sido testigo de cómo los responsables de PortAventura y de su fundación se han volcado con este proyecto.

Choni Fernández, directora de Responsabilidad Corporativa de PortAventura World.

Choni Fernández: "Dreams es nuestro primer proyecto propio, lo que supone un hito para la fundación y para la estrategia de responsabilidad corporativa de PortAventura"

Fundación PortAventura

"Desde 2011, cuando nació la Fundación PortAventura, venimos trabajando centrándonos en un foco muy concreto: los niños y niñas vulnerables ya sea por riesgo de exclusión, por discapacidad o por enfermedad. Pero siempre hemos trabajado a través de otras organizaciones y fundaciones. Dreams es nuestro primer proyecto propio, lo que supone un hito para la fundación y para la estrategia de responsabilidad corporativa de PortAventura World", afirma a Soziable.es Choni Fernández, directora de Responsabilidad Corporativa de la compañía y directora de la fundación.

Con una inversión de más de cuatro millones de euros, PortAventura Dreams lo forman seis preciosas villas de 135 m2 totalmente equipadas dispuestas en círculo en torno a un gran jardín central común, ideado para que las familias que las ocupen compartan espacios. Porque son muchas las experiencias similares que viven quienes han tenido un hijo o una hija luchando contra una enfermedad grave o directamente contra la muerte, y en ocasiones compartirlas también ayuda a saberse acompañados en un camino que nadie debería recorrer.

Así, el Village es un espacio físico, diferente y lúdico pero también emocional, concebido para buscar un efecto positivo desde el punto de vista psicológico durante la lucha contra la enfermedad. De hecho, el doctor Josep Antonio Ramos-Quiroga, jefe de Psiquiatría del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, está coordinando un estudio psicológico pionero que tratará de medir la repercusión de una experiencia lúdico-terapéutica, fuera del entorno hospitalario, en el bienestar emocional de menores enfermos en el momento final de su tratamiento y el de sus familiares. El estudio arranca con las llegada de las primera familias a PortAventura Dreams.

El Village ocupa un espacio de casi nueve mil metros cuadrados y, además de las seis viviendas y los jardines, cuenta con un espacio de juegos, campo de fútbol y un restaurante donde se ofrece servicio de comidas a las familias alojadas y una sala polivalente en la que los voluntarios de la Fundación PortAventura organizarán el calendario de actividades y talleres para todas las familias. El complejo tiene previsto recibir anualmente a unas 200 familias de toda España, una cifra que se pretende irá aumentando con el tiempo.

Entrada al Village.

Un proyecto social referente 

El proyecto se centra en menores de entre cuatro y 17 años que padezcan (o hayan padecido) enfermedades graves, recogidas en el listado que elabora el Ministerio de Sanidad. La elección de las familias se realiza a través de un comité conformado por médicos, asistentes sociales y otros expertos del ámbito de la salud.

Para desarrollar esta iniciativa la fundación se apoya en una red de colaboradores: empresas privadas, otras fundaciones y, principalmente, hospitales. Hospitales maternoinfantiles de referencia en España como el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid, el Hospital Sant Joan de Déu y el Hospital Vall d’Hebron, junto con la Cruz Roja, forman parte del proyecto.

Asimismo, la iniciativa cuenta con donantes fundadores cuya contribución está haciendo posible la materialización de PortAventura Dreams: El Corte Inglés, Fundación Barça, Fundación Cruyff, Fundación ”la Caixa”, Fundación LaLiga, Fundación Probitas, LG, Mango y Mediapro. El objetivo es que en un futuro se amplie la red de colaboradores.

Fundación LaLiga además participa en el proyecto mediante un convenio de colaboración para desarrollar diferentes iniciativas que acercarán el deporte y el ocio a jóvenes vulnerables en las instalaciones del Village.  “Estamos muy ilusionados con este maravilloso proyecto que iniciamos con Fundación PortAventura en el que unimos esfuerzos y sinergias para la inclusión social”, declara Olga De la Fuente, directora de la Fundación Laliga.

Arturo Mas-Sardà, presidente de PortAventura World; Sergio Feder, presidente ejecutivo y Ramón Marsal, presidente de la Fundació PortAventura, con la llave simbólica del complejo.

Un compromiso desde 2011

Desde 2011, la Fundación PortAventura ha colaborado con 814 entidades afines y ha concedido ayudas por valor de 6.300.000 euros a través de numerosos proyectos. Además, a lo largo de estos años, más de 68.000 niños y adolescentes en riesgo de exclusión se han beneficiado de los diferentes programas.

“La llegada de PortAventura Dreams nos permite seguir generando un valor real para la sociedad. Estamos convencidos de que el proyecto va a tener un efecto muy positivo en la vida de muchas familias”, concluye Ramón Marsal, presidente de la Fundación PortAventura.

Esta entidad canaliza la acción social de PortAventura World, cuya estrategia global de responsabilidad corporativa se estructura en tres ejes: ambiental, buen gobierno y social. De esta última, Dreams acaba de convertirse en el buque insignia, en su proyecto estrella ideado para hacer realidad los sueños de niños y niñas que han comprendido demasiado pronto que la vida puede cambiar a la velocidad endiablada de la más alta de las montañas rusas. Niños como Mario, que estos días disfruta por fin del milagro cotidiano de encontrarse entre los suyos.

Como dice Marta, su madre, "la enfermedad de mi hijo nos ha enseñado que la vida hay que vivirla día a día, que lo que tenemos hoy es todo lo que tenemos. Y lo que venga mañana, ya vendrá".

 

 

  • César Gómez</li><li> gerente del Hospital Niño Jesús.
  • Port Aventura Dreams.
  • Port Aventura Dreams.
  • Port Aventura Dreams.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido