Alberto Núñez, presidente del jurado del Premio a la mejor iniciativa social en el ámbito energético de la Fundación Naturgy

“El premio de la Fundación Naturgy tiene un foco importante en la justicia social”

Justo cuando estaba en la cumbre de su carrera de economista, como analista bursátil y directivo de Gas Natural Fenosa (ahora Naturgy), Alberto Núñez sintió su verdadera vocación: convertirse en sacerdote jesuita para «estar más cerca de las personas y ayudar a construir un mundo más justo». Ahora es director de Pastoral de la Universidad Pontificia de Comillas y ha sido elegido por la Fundación Naturgy para presidir el jurado que decidirá la mejor iniciativa social en el ámbito de la energía.

Alberto Núñez.

21 Ene | I. Santa María | Soziable.es

Vídeo y Foto: Álvaro Martín

¿Qué supone para usted que le hayan encomendado la tarea de presidir el jurado del ‘Premio a la mejor iniciativa social en el ámbito energético’ de la Fundación Naturgy?

Por un lado, una gran alegría por poder colaborar con una empresa a la que me unen muchas cosas y también muy buenos amigos. Pero también una responsabilidad porque es un proyecto novedoso: de su categoría en España va a ser el más importante, con un jurado formado también por personas muy relevantes del sector energético y social de nuestro país y espero que este jurado cumpla su función de animar, identificar y premiar aquellas iniciativas que unan mejor la energía y lo social. 

Van a tener que seleccionar un solo premiado y un accésit entre muchas personas, entidades o instituciones. ¿Cree que lo van a tener difícil?

Dependerá del número de proyectos que se presenten, que presumimos que va a ser elevado. Ojalá sea difícil porque eso significará que hay muchos proyectos muy buenos que quieren ayudar a relacionar la energía con la sociedad. 

"En su categoría en España, el premio va a ser el más importante, con un jurado formado por personas muy relevantes del sector energético y social" 

La convocatoria es muy abierta porque la energía forma parte de muchas facetas de nuestra vida cotidiana. ¿Qué tipo de proyectos esperan recibir?

Este premio puede abordar un gran espectro, también el cambio climático y el cuidado del medio ambiente, la transición a las energías renovables. El premio tiene además un foco muy importante puesto en la justicia, en las personas que no pueden pagar la energía o que no llegan a fin de mes.

  

 

Así que estamos hablando de emprendededores sociales, ONG, sociedad civil pero también de empresas e inversores entre los posibles candidatos…

Desde luego también hablamos de inversiones, de precios, de costes, de beneficios empresariales. Todo esto hace que el abanico de proyectos a los que está invitado el premio es enormemente elevado, porque cualquier iniciativa que tenga que ver alguno de estos elementos puede presentarse al proyecto. Estamos hablando de algo cada vez más importante para nuestra sociedad.     

La mayoría de miembros que componen el jurado del premio son personas independientes a la Fundación Naturgy y muy relevantes cada uno en su sector. ¿Cuáles serán los criterios que van a prevalecer en el jurado a la hora de valorar los proyectos presentados?

El jurado es soberano. De lo que me he preocupado como presidente es de que haya una evaluación técnica de los proyectos que se presenten y de que, por tanto, tengamos unas bases de objetividad sobre las cuales el jurado pueda tomar libre y soberanamente sus decisiones. En esa evaluación técnica habrá criterios como la solidez y trayectoria de las personas o las instituciones que presentan los proyectos; la concreción y precisión de la actividad que se pueda realizar; el alcance (a cuántos consumidores va a beneficiar y qué tipo de consumidores son); la escalabilidad (si por ejemplo es un proyecto que solo puede existir en un ámbito muy concreto o para un colectivo muy determinado o es algo que potencialmente podría beneficiar a muchas personas), así como las magnitudes económicas y financieras que implica.

Como presidente, uno no quiere que sea una iniciativa puntual, sino que la permanencia en el tiempo y el efecto a largo plazo de los proyectos. Justamente, esta evaluación técnica intenta también tenerlo en cuenta. 

"Cada proyecto deberá ir acompañado de una evaluación técnica donde de refleje la solidez de las institución, el alcance y escalabilidad de la actividad"

¿Cree que las compañías y la administración dan suficiente apoyo y ayudas a las personas y familias vulnerables para acceder a un servicio tan esencial como la energía?

Creo que las administraciones están cada vez más preocupadas, las empresas más interesadas y que cada vez un mayor número de ONG y de personas en el mundo de la energía están implicadas. Lo que falta es converger todos estos intereses, poner a los distintos agentes en diálogo… A veces por cuestiones de regulación, dificultades de las administraciones públicas o porque simplemente hay partidos diferentes al frente de ellas o distintas prioridades. Creo que hay un creciente interés por parte de los estamentos y organismos de la sociedad, pero todavía hay mucho trabajo que hacer para que todo ese interés tenga un resultado que sea el idóneo.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido