El experto en liderazgo habla de la gestión de una crisis como la del Covid-19

Rubén Llop: "Ojalá esta emergencia nos haga cooperar más y competir menos"

Profesor de escuela de negocios durante años, nacido en Logroño pero residente en Barcelona, Rubén Llop ha creado su propia escuela de líderes: el Instituto del Liderazgo para la Transformación (IfTL), que trabaja con una metodología muy particular al servicio de la transformación de los individuos, la organizaciones y la sociedad. Particularmente ha trabajado con organizaciones sanitarias, así que pocos como él puede respondernos mejor qué papel tienen los líderes en una crisis mundial como la del coronavirus.

Rubén Llop.

19 Mar | Ignacio Santa María | Soziable.es

¿Cómo se puede liderar no ya la transformación de una organización, sino una crisis como la del Covid-19?

Esto no es ‘liderazgo en transformación’, sino como dices, es ‘gestión de crisis’ donde el principal factor diferenciador es el tiempo. El coronavirus ha creado de repente una crisis severa que obliga a la toma de decisiones que no puedes posponer, contando con información incompleta y en ocasiones equivocada. Tengo que decidir yo con la información que otros expertos me den y tengo que decidir aquí y ahora. No puedo decir: “Oye, me lo pienso y te digo algo mañana”. No hay mañana, sólo hay aquí y ahora.

"Espero que aprendamos que la vida es más frágil de lo que parece y la economía también"

Hacen falta líderes con coraje…

Aquí hace falta una serie de líderes con coraje y templanza, que sepan escuchar y reconocer aquello que no saben y, teniendo claro el ‘para qué’, tomen decisiones; hacen falta líderes con conocimiento, compromiso y ética que tomen las decisiones correctas. Y tal vez, tienen que tomar una decisión y cambiarla mañana, y pasado mañana, ante una población muy asustada y demandante. Es ir avanzando en decisiones de prueba y error con la información disponible en cada momento.

¿Qué podemos aprender de las crisis del coronavirus?

Ojalá aprendamos que la vida es más frágil de lo que parece, la economía es más frágil de lo que parece y que tal vez deberíamos cambiar la mentalidad y cooperar más y competir menos. Y cambiar el egoísmo por un interés común social y medioambiental. De repente nos dicen que estaremos dos semanas aislados, que, en mi modesta opinión, serán muchas más, y casi la gente se pelea en los supermercados para coger el papel higiénico. ¡Por el amor de Dios! Trabajemos por una sociedad madura, por un liderazgo distribuido y por el bien común, que está muy por encima del capricho y de la exigencia individuales. Nosotros queremos crear personas conscientes de que la pregunta debe ser “¿Qué hay de lo nuestro?” y no “¿Qué hay de lo mío?” y que ese liderazgo personal, social y político vaya empapando todas las esferas. Espero que podamos aprender de ello y vayamos hacia un ciudadano del siglo XXI.

Usted ha trabajado asesorando a centenares de profesionales sanitarios, ¿Cómo cree que están gestionando el personal sanitario la pandemia?

A mí me da vergüenza que haya tenido que pasar esto para que la gente salga a los balcones y las ventanas a aplaudir a los profesionales sanitarios. Porque es evidente que la sanidad española es de las mejores del mundo; la inmensa mayoría de los sanitarios son personas excepcionales, adorables, absolutamente entregadas, que trabajan más de lo que les pagan y que tienen una mentalidad de servicio enorme. Y todo eso, dentro de organizaciones deficientes como son los hospitales y recibiendo el fuego cruzado de los partidos políticos de uno u otro signo. Y no han sido capaces ni los políticos ni la sociedad española hasta ahora de reconocer que estos profesionales son buenísimos y muy comprometidos.

"Me da vergüenza que haya tenido que venir el coronavirus para que la gente aplauda la labor del personal sanitario" 

¿Cree que esta crisis cambiará las cosas en el Sistema de Salud?

No se le puede reprochar al sistema que esté colapsado, porque ha sucedido algo que no hemos visto en la vida. Ha habido una avalancha para la que ningún sistema puede estar jamás preparado, porque tú dimensionas los recursos que tienes para una situación determinada. Pero claro, lo que haría falta es un sistema muy flexible y muy bien organizado. Y a los profesionales sanitarios, que como digo son personas muy entregadas, no se les está dando tiempo ni medios para hacerlo. Y el problema es que cada vez hay población más mayor formada por crónicos pluripatológicos y el sistema sanitario español no está pensado en el paciente sino en el especialista, aunque se está avanzando en este cambio.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido