La felicidad y la diversión en el trabajo ¿son posibles?

¿Sabías que el pasado 1 de abril se celebró el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo? Hay quien dice que un empleado feliz vale oro para una empresa y si esta afirmación es cierta, la felicidad de los trabajadores debería ser un objetivo primordial para cualquier empresa.

27 Mayo | Quirónprevención | Soziable.es

Con la idea de demostrar que la productividad no es incompatible con trabajar feliz y con diversión, en Estados Unidos se empezó a celebrar el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo (Fun at Work Day) a mediados de los 90 y España se sumó a esta iniciativa en 2008.

Empezando por la sentencia bíblica que encontramos en el libro del Génesis “Ganarás el pan con el sudor de tu frente”, pasando por la célebre frase de Karl Marx “El trabajo dignifica al hombre”, hasta la peliaguda afirmación de Oscar Wilde “El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer”, parece que el trabajo ha estado en boca de todos, pero siempre impregnado de negativismo. El filósofo alemán intentaba explicar que el hombre saca a relucir sus potencialidades con el desempeño de una labor. Y la historia religiosa de la creación castigaba a Adán y Eva por su desobediencia, a tener que trabajar para vivir. Lo que es evidente es que todos los seres humanos mortales necesitamos trabajar para subsistir en la sociedad donde vivimos.

¡Al trabajo se va a trabajar! Pero, ¿nos podemos divertir?

La idea de que el trabajo requiere rigor y competencia no tiene por qué ir ligado a que debe ser gris y estresante, solemne y aburrido

La idea de que el trabajo requiere responsabilidad, rigor y competencia, no tiene por qué ir ligado a que debe ser gris y estresante, solemne y aburrido. La diversión, el humor y el buen ambiente laboral aportan muchos beneficios para cualquier organización y su equipo humano. Para algunas empresas, hablar de felicidad en el trabajo es ciencia ficción, lo que cuenta es la rapidez con la que uno trabaja, las horas que se pasa en la oficina, la exigencia para obtener los máximos beneficios y cuanto más mejor. Y para ello hay que ser severo, reservado, mesurado, imperturbable, cumplidor, puntual, recto, sobrio, tieso, seco, solemne… ¡Ya me estoy aburriendo!

Sin embargo, muchas otras compañías parecen estar buscando un aire nuevo, fresco y creativo. No solo tienen en cuenta la rentabilidad sino el buen ambiente laboral y el bienestar del equipo humano. Ya se ha empezado a hablar del “Departamento de Personas” en lugar del de “Recursos Humanos”. ¿Por qué? Porqué ya sabemos que cuanto más felices son las personas empleadas, más productivas y fieles se tornan. Por supuesto que al trabajo se va a trabajar. Pero la diversión y el buen ambiente mientras se trabaja fortalecen las relaciones en el equipo, aumenta la autoestima y el sentimiento de pertenencia, agudiza su creatividad y reporta beneficios a las personas y a las empresas. “Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama” dijo Aristóteles, pero no debemos confundir el “mucho trabajo” con cantidad sino identificarlo con el esfuerzo y la sensación de haber hecho las cosas bien.

¿Y qué es exactamente la felicidad en el trabajo?

Las “empresas más felices” rinden el doble que el resto del mercado

Se podría definir como una mezcla de placer, éxito y aspiración. Algo que parece difícil de medir por su intangibilidad y donde el umbral de cada cual puede ser diferente. Pero resulta que el instituto Great Place to Work lleva años desarrollando unos estudios que permiten clasificar a las mejores empresas para trabajar. Sus investigaciones se centran en datos ofrecidos por millones de trabajadores a lo largo de 50 países, representando alrededor de unas 6.000 empresas de todos los sectores y tamaños. Y sus estudios revelan que las empresas mejor clasificadas, es decir, las “empresas más felices” rinden el doble que el resto del mercado.

Ser feliz y divertirse en el trabajo aporta muchos beneficios a las personas: reduce el estrés, ayuda a afrontar mejor los problemas y  gestionar las crisis, aumenta la motivación y favorece la innovación y la creatividad. La creatividad, que ha estado muchos años en el olvido, es una habilidad que debe potenciarse a todos los niveles en las empresas, ya que significa estar a la vanguardia, adaptarse al entorno y tener capacidad de destacar sobre la competencia.

Cómo fomentar la diversión y la felicidad en el trabajo

La felicidad en el trabajo se consigue con la suma de muchos ingredientes, pero lo primero es conseguir que las personas sientan pasión por lo que hacen. Todos no somos iguales y muchas veces será una tarea complicada conseguirlo, pero la realidad es que uno puede ser feliz si le gusta lo que hace. Atender en la recepción, visitar clientes, reparar maquinaria, escribir un artículo, diseñar campañas, organizar eventos, llevar la contabilidad, contratar servicios, vender, inspeccionar, cocinar, limpiar, bailar, servir, dirigir… Sea lo que sea, si uno cree que lo que hace tiene sentido, es importante y sirve para algo, por pequeño o grande que sea, se puede sentir pasión por ello.

Y para que esto suceda, no depende únicamente del propio empleado, sus habilidades, aptitudes y aspiraciones, sino que las empresas también tienen responsabilidad y deben contribuir, mediante el reconocimiento del esfuerzo y trabajo de los empleados, no solo de forma material (el sueldo) sino también racional y emocional, potenciando que los empleados se puedan desarrollar profesionalmente y se sientan valorados.

La felicidad en el trabajo se consigue con la suma de muchos ingredientes, pero lo primero es conseguir que las personas sientan pasión por lo que hacen

Siguiendo la línea de hoy con citas sobre el trabajo, ahora toca mencionar a Truman Capote y su frase “Todas las personas tienen la disposición de trabajar creativamente. Lo que sucede es que la mayoría jamás lo nota”.  Una empresa que vela por el bienestar y la felicidad de sus empleados o un buen líder con recursos, puede conseguir que empleados desmotivados y pasivos descubran que es posible hacer su trabajo llenos de positividad y que son capaces de crear cosas nuevas, incluso que lleguen cada día al trabajo contentos.

Lo segundo es formar un equipo humano profesional, que esté cohesionado y que las relaciones sean positivas y satisfactorias para desarrollar el trabajo en su día a día. Que la empresa donde se trabaja demuestre lo importante que es su equipo para conseguir sus objetivos y les haga partícipe de sus éxitos, se refleja en el ambiente y la felicidad de las personas empleadas.

Ideas y acciones para mejorar el ambiente laboral

Hay infinidad de acciones para mejorar el ambiente laboral y la motivación, que van desde el cuidado de los espacios de trabajo, hasta la organización de eventos, pasando por la flexibilidad horaria y conciliación familiar. Muchas veces solo es necesario cambiar de ambiente para que surja una buena idea o llegue la inspiración, o bien desconectar unos minutos y distraer la mente con otras cosas. Así que, con un simple cambio de “escenario” como una nueva distribución de la oficina, o disponer de un espacio de relax o distracción, puede ser clave para recuperar las fuerzas y recargar energía. También es importante ofrecer beneficios sociales como el cheque gourmet, cheque guardería, cheque transporte, acuerdos con salas de fitness cercanas al trabajo… ya que facilitan la vida diaria y refuerzan la sensación de bienestar.

Actividades para un día de diversión en el trabajo

Algunas empresas dedican toda una jornada o más a realizar actividades que favorezcan la cohesión del equipo y fomenten la diversión. Tan simple como organizar un día diferente al resto, una jornada alegre, divertida y entretenida con actividades lúdicas. Algunos ejemplos:

* Un fin de semana en una casa rural, combinando charlas, deporte y naturaleza

* “Escapes rooms” puntuales;

* Juegos de rol

* Sesiones de coaching para apoyar el talento

* Hacer concursos o sorteos con diferentes temáticas

* Formar un equipo de fútbol, básquet, pádel…

* Organizar una carrera o torneo

* Desayunos saludables

* Tener a disposición de los empleados una fuente de agua y fruta fresca

Beneficios de trabajar con diversión

Como ya hemos ido mencionando pasarlo bien mientras se trabaja tiene múltiples beneficios:

* Aumenta la motivación

* Mejora la creatividad

* Atrae y retiene el talento

* Aumenta la productividad

* Disminuye el absentismo

* Mejora la comunicación

* Reduce el estrés

* Ayuda a gestionar las crisis

* Aumenta la sensación de pertenencia

Se podría simplificar con las palabras felicidad, motivación y compromiso. Tres ingredientes fundamentales para que una organización funcione óptimamente. Empleados felices, empresa feliz, clientes felices.

La felicidad en el trabajo, ¿utopía o el futuro de las empresas?

A razón de los beneficios citados, cada vez son más las empresas que ofrecen a los trabajadores formaciones y cursos de motivación, gestión del estrés, risoterapia, yoga, mindfulness, programas de coaching y gestión del talento. Muchas otras contactan con expertos para organizar eventos y jornadas de “diversión” en el trabajo como las nombradas anteriormente. Pero la  clave de todo está en que las organizaciones coloquen el factor humano en el centro de sus estrategias. Sin empleados no hay empresa, y los empleados son personas.  De modo que sin personas no hay empresa. Es algo tan sencillo que a veces pasa desapercibido y consecuentemente se descuida y abandona.Las compañías más innovadoras en esta materia han incorporado el perfil de Chief happiness officer, lo que sería el “Jefe de Felicidad en la empresa”, cuya responsabilidad es velar por la felicidad de los trabajadores, vigilando que ciertos aspectos como la escucha continua, la flexibilidad, el respeto por los valores personales, la tolerancia o la transparencia se cumplan.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido