1.200 socios de Oxfam Intermón se han dado de baja desde que estalló el escándalo sexual de Haití

José María Vera: “Estamos abiertos a reforzar las medidas regulatorias en el sector de las ONG”

El director general de Oxfam Intermón, José María Vera, cree que “existe recorrido” para reforzar las medidas regulatorias en el sector de las ONG y que no se repitan comportamientos de abuso o acoso sexual como los que se han conocido estos días y que afectan a personal de la filial británica desplazados a Haití tras el terremoto de 2010.

José Mª Vera, director de Oxfam Intermón, y Pilar Orenes, directora adjunta. Foto: Pablo Tosco.

15 Feb | | Soziable.es

Ignacio Santa María

“Estamos abiertos a que se pueda trabajar en la implementación de medidas regulatorias tanto dentro del propio sector como desde las administraciones públicas”, ha dicho Vera , quien a su vez ha reconocido que “esto es un desafío sectorial por lo que debemos abordarlo en el conjunto del sector para asegurarnos de que se cierran más las puertas laborales a quien acose o abuse”.

Se da la circunstancia de que el ex responsable de Oxfam GB en Haití, Roland van Hawermeiren, ya había organizado orgías sexuales en Liberia en 2004, cuando pertenecía a otra ONG, años antes de ser contratado por la filial británica de Oxfam para dirigir misiones en Chad y en Haití. En este sentido tanto el director de Oxfam Intermón como la directora de Recursos Humanos, Pilar Orenes, han reconocido que la transmisión de información entre distinas ONG “no es asunto sencillo”, debido a las leyes de protección de datos. “Cuando otra organización nos pide una referencia de una persona que ha tenido un mal comportamiento solo decimos que nosotros no la volveríamos a contratar”, ha admitido Orenes.

La filial española Oxfam Intermón ha registrado cuatro casos de mala conducta sexual en los últimos cinco años

“Nosotros damos referencias negativas cuando nos las piden”, ha confirmado Vera, quien reconoce que ”hay que dar un paso más para que fortalezcamos nuestros protocolos entre organizaciones del sector para que estos comportamientos no se reproduzcan en otras organizaciones”, al tiempo que ha matizado que “esto de compartir datos no es asunto sencillo, es todo un desafío legal, pero estamos dispuestos a afrontar este desafío”.

El director ha asegurado que las medidas contra el abuso y el acoso sexual en  la filial española se han ido reforzando desde 2012 y hoy la ONG cuenta “con un protocolo robusto y de primera línea”. Aun así, dijo, “tenemos la firme voluntad de mejorar nuestros protocolos y en los próximos días anunciaremos nuevas medidas para toda la confederación”.

Por su parte, Orenes ha reconocido que en Oxfam Intermón “se han registrado cuatro casos de mala conducta sexual en los últimos cinco años en África y América Latina”. De estos cuatro casos, dos fueron de comentarios de connotación sexual de dos trabajadores a sus compañeras (“ambos fueron amonestados formalmente y así consta en su expediente laboral”); otro caso fue de intimidación de un trabajador a una compañera (“cuando llegó la denuncia, ya había causado baja en la organización pero aun así se hizo constar en su expediente”) y el cuarto estuvo vinculado con el pago por servicios sexuales a una persona adulto (“Terminó en despido”).

La responsable de RRHH ha subrayado que en la ONGD “hay mecanismos de denuncia confidenciales, seguros, que protegen a la víctima y garantizan una respuesta inmediata”. Si surge un caso -ha añadido- “se hace una investigación, se valora y se concluye con las recomendaciones de medidas disciplinarias; nos aseguramos de que el caso quede cerrado interna y externamente”.

Vera ha puesto de relieve “el trabajo de 60 años salvando vidas, a costa de poner en riesgo las nuestras”

1.200 bajas

La responsable de Recursos Humanos ha desvelado que en los primeros días desde  que estalló el escándalo, en la filial española han recibido 1.200 solicitudes de baja por parte de los socios, una cifra que “siguen monitoreando” y que podría aumentar en los próximos días. No obstante, los responsables también ponen de manifiesto que han recibido “llamadas de apoyo y solicitudes de alta” en estos días. Oxfam Intermón cuenta actualmente con  236.000 socios.

No obstante a todo ello, Vera se ha mostrado orgulloso de la trayectoria de Oxfam Intermón en favor d elas personas más vulnerables. “Los hechos de Haití no representan nuestra organización, todo lo contrario, Oxfam Intermón cuenta con un equipo íntegro y muy comprometido volcado en servir y en trabajar por otros”.

El director de la filial española ha puesto de relieve “el trabajo de 60 años salvando vidas, a costa de poner en riesgo las nuestras”, en referencia a las 3.100 personas que trabajan para Oxfam Intermón (1.400 como empleadas y 1.700 como voluntarias).

En relación al procesamiento del presidente de Oxfam Internacional, Juan Alberto Fuentes, impllicado en una denuncia por corrupción en la época en que era ministro de Guatemala, Vera ha explicado que su cargo de presidente del patronato, del que ya ha dimitido, “es un puesto que no tiene ningún tipo de remuneración ni ningún tipo de responsabilidad ejecutiva”.

Asimismo, ha aclarado que cuando se le propuso presidir el patronato de Oxfam Internacional “no había indicios de investigación alguna”. Fuentes “tiene una larga trayectoria en la lucha por la justicia social y eso fue lo que se valoró en su momento”, ha señalado el director de la filial española.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Álvaro Van den Brule, fundador de Ajedrez sin Fronteras

Ajedrez para mejorar el mundo

La ONG Ajedrez Sin Fronteras ha consolidado 15 escuelas de ajedrez en campamentos de refugiados a través de sus talleres solidarios, gracias a la colaboración con otras ONG, la financiación de ayudas económicas, donaciones, el apoyo de sus colaboradores y el tesón de su fundador, Álvaro Van den Brule.

Álvaro Van den Brule en una de las escuelas en África de Ajedrez sin Fronteras.

07 Sep | Soziable.es | Soziable.es

Fotografías: Álvaro Andani Gil

La idea de Ajedrez sin Fronteras comienza a gestarse en una de las visitas de Álvaro Van den Brule a Dharamsala, conocido como “Lhasa”, al norte de la India. "Este lugar, residencia del Dalai Lama tras exiliarse del Tíbet, es un enclave espiritual para los refugiados que han huido de su Tíbet natal en las últimas décadas por la ocupación china”, explica Van den Brule.

En esta ciudad de peregrinaje, Van den Brule comienza a hacer trueque, enseñanzas de ajedrez a cambio de alojamiento y comida. Desde entonces, esta “herramienta social me ha ayudado a confraternizar, a ampliar miras, a aprender de mis jugadores y a compartir emociones y pasión”.

Y este puente es el que establece los objetivos de Ajedrez sin Fronteras: “Hermanar, unir y crear un escenario de relaciones viables, como el respeto y la cooperación, en aquellos lugares especialmente castigados por la desgracia y el infortunio, tales como campamentos de refugiados, cárceles, orfanatos, etc.”, explica el profesor de ajedrez.

Escuelas consolidadas en India, Jordania, Etiopía, Argelia

La India, Jordania, Etiopía o Argelia, son algunos de los países donde la ONG ha conseguido cimentar sus escuelas de ajedrez en los últimos años. En la India, la escuela de invidentes y discapacitados auditivos de la Fundación Vicente Ferrer de Anantapur acogió “a 300 niños con discapacidad visual donde aprendieron a jugar al ajedrez en diferentes centros, con tableros y piezas en braille”, detalla Van den Brule, siendo la undécida escuela de ajedrez fundada.

En la escuela St. Mary's College, instituida por el padre Ángel Olaran, actualmente el orfanato más grande del mundo, en Wukro, al norte de Etiopía, y en su cárcel local, la ONG creó sendas escuelas en 2011. De la primera de ellas salió el actual campeón nacional de ajedrez etíope, adoptado por Van den Brule. La escuela ha conseguido mantenerse en el tiempo gracias al apoyo económico y la continuidad de su fundador, el padre Olaran.

A través de sus talleres de ajedrez, “ayudamos a las personas a crear espacios en la rutina, les enseñamos a estudiar, a ser más sociables, a debatir, a ser simplemente más humanos. Al ser consciente de su tragedia y de su realidad, te das cuenta de que la esperanza es un bien preciado”, dice Van den Brule.

Clase de ajedrez en el campo de Al Zaatari, en Jordania.

Al Zaatari

Al Zaatari, en el desierto de Jordania, es el quinto campo de refugiados más grande del mundo, creado por el Gobierno sirio y ACNUR en 2012. En él habitan más de 80.000 personas desplazadas tras la guerra siria, de las que la mitad son niños. Forman parte de los más de 25 millones de refugiados que existen, según estadísticas de 2017 de Acnur.

En este campamento de refugiados, conocido como la cuarta ciudad de Jordania, “conviven niños, viudas, personas mayores y muchas personas mutiladas y con gravísimas secuelas visibles por la guerra siria del 2012”, asegura Van den Brule. En Al Zaatari, “te sientes como si estuvieras en tierra de nadie. A nivel personal, la intervención de nuestra ONG ha sido la más difícil a nivel psicológico”, dice el fundador de Ajedrez sin Fronteras.

En Al Zaatari, Van den Brule y su equipo aportaron, con sus clases de ajedrez y de manera comprometida, “esperanza, cuando se vive en la nada más absoluta”, según sus palabras. Hace algo más de un año, la ONG creó allí su última escuela de ajedrez hasta el momento, en la que impartió el primer taller social a 300 alumnos y alumnas sirios durante 15 días gracias al apoyo de Save the Children, Acnur y Unicef.

En el campamento se abrió además un taller de confección artesanal de ajedreces con elementos reciclados para empoderar a las mujeres del campamento. Y la ONG tituló a los jugadores “con un certificado y un carnet de ajedrez, como un grado elemental en la escala básica de la enseñanza del ajedrez pero de suma importancia para los principiantes”, dice Van den Brule.

Nuevos proyectos en Grecia y el Kurdistán iraquí

La idea final es que las escuelas de ajedrez continúen su labor social dentro de los campamentos cuando la ONG regresa a España para seguir buscando financiación. El próximo proyecto de Ajedrez sin Fronteras es “conseguir llegar a los campos de refugiados de Mitilene en Lesbos (Grecia) y de Erbil, (en el Kurdistán iraquí) entrenando a nuevos maestros y maestras mediante un protocolo para que, de una manera intensiva, puedan acceder a la titulación de monitores y continúen con la labor social de la ONG.

Aunque no todos los propósitos son viables, por “la situación general de nuestro país y de algunas expectativas fallidas con patrocinadores. Puede que este año no podamos alcanzar los dos proyectos que nos habíamos propuesto”, admite Van den Brule.

Quienes deseen colaborar con la ONG, pueden hacerlo a través de su web.

 

Enlaces

Últimas noticias

+ Tercer Sector

  • Álvaro Van den Brule en una de las escuelas en África de Ajedrez sin Fronteras.

    Álvaro Van den Brule, fundador de Ajedrez sin Fronteras

    Ajedrez para mejorar el mundo

    Soziable.es

    La ONG Ajedrez Sin Fronteras ha consolidado 15 escuelas de ajedrez en campamentos de refugiados a través de sus talleres solidarios, gracias a la colaboración con otras ONG, la financiación de ayudas económicas, donaciones, el apoyo de sus colaboradores y el tesón de su fundador, Álvaro Van den Brule.

  • La entidad aporta ayudas económicas a las empresas empleadoras

    570 personas consiguen empleo gracias a la Fundación Mapfre

    Servimedia

    570 personas han conseguido trabajo a través del Programa de Ayudas al Empleo de la Fundación Mapfre. Estas ayudas “se dirigen a promover el empleo principalmente en dos colectivos con especiales dificultades, los jóvenes y los mayores de 50”, según destaca la fundación en un comunicado.

Ir al inicio del contenido