Hablan las víctimas de la exclusión

Historias reales que la Agenda 2030 debería cambiar

“No dejar a nadie atrás”. Este es el lema que sintentiza el espíritu de los ODS y la Agenda 2030 de desarrollo sostenible. El reto es pasar de las palabras a los hechos y que la agenda sirva para cambiar la vida de las personas a las que el modelo socioeconómico actual ha dejado en la cuneta. Javier, Inma, Annette y Teresa representan el rostro de la pobreza y la exclusión, un riesgo que afecta a uno de cada cuatro españoles.

Inmaculada Navarro, amenazada de desahucio.

18 Jul | Ignacio Santa María | Soziable.es

“Hoy en día cualquiera de nosotros -¡cualquiera!- puede caer en situación de pobreza”. La manera en que Javier Pérez enfatiza la palabra “cualquiera” denota que para él mismo resultaba impensable llegar a ser un desterrado del mercado laboral. Javier mide bien las palabras que utiliza y se presenta a sí mismo como “desempleado” de larga duración. “No soy parado, esto quiero dejarlo muy claro”, dice en referencia a su intensa actividad como voluntario en la Red contra la Pobreza (en sus tres ámbitos: autonómico, estatal y europeo).

La plataforma Futuro en Común, formada por más de 50 organizaciones sociales, reclama que la Agenda 2030 ponga en el centro del desarrollo a las personas. Por eso en su informe ‘Una Agenda 2030 transformadora para las personas y el planeta’ ha incluido varios testimonios de hombres y mujeres con nombre y apellidos que sufren la pobreza, la violencia o la exclusión en su vida diaria.  En la semana en que una delegación encabezada por la alta comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach; el ministro de Exteriores, Josep Borrell, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, defiende ante el Foro de Alto Nivel de Naciones Unidas su plan de acción para la implementación de esta agenda, el documento recuerda que una de cada cuatro personas en España está en riesgo de pobreza y exclusión social y que, debido a la precarización laboral, casi dos millones y medio de trabajadores, a pesar de tener un empleo, no llegan a cubrir sus necesidades básicas.

Javier Pérez: "Hoy en día cualquiera de nosotros puede caer en situación de pobreza"

Actualmente Javier percibe la renta activa de inserción, pero lamenta que, en algunas comunidades, este tipo de ayudas no alcanzan una cuantía suficiente como para que el receptor viva con dignidad. Además, según dice, acceder a ellas resulta casi imposible por culpa de la excesiva burocracia. “En muchos casos se ejerce violencia administrativa contra las personas que están en situación de pobreza y exclusión social y en vez de facilitar condiciones dignas lo que se hace es entorpecer el acceso a las ayudas”, denuncia.

Inmaculada Navarro padece una fractura en el sacro que le impide trabajar. Por ser víctima de violencia de género y tener dos hijos a su cargo, el Ayuntamiento de Madrid le concedió una vivenda de protección oficial, pero este alivio le duró poco. “Durante el mandato de Ana Botella, el ayuntamiento vendió estas viviendas a ‘fondos buitre’ sin avisarnos. Yo pagaba 87 euros de alquiler más 70 de comunidad y al vender mi casa a estos fondos empezaron a cobrarme 300 euros más. De repente me vi teniendo que afrontar una deuda que no puedo pagar y ahora nos quieren echar de casa”. 

A esta madre el derecho a una vivienda digna le parece “algo fundamental” y, para defenderlo, se ha sumado a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Parla. Cuando se le pregunta por la transformación social que persiguen los ODS y la Agenda 2030 se muestra escéptica: “Yo creo que es muy difícil un cambio porque todo está basado en el capitalismo y la protección social no interesa”.

Annete Merino, superviviente de violencia machista.

Una sociedad violenta

Futuro en Común recuerda también en su informe que 937 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas en los últimos 15 años. A esta cifra, hay que sumar el asesinato de 25 niños por violencia doméstica. “Los ODS no pueden permitir unas violencias estructurales como las que estamos teniendo en la sociedad”, denuncia la portavoz de Futuro en Común, Cristina Monge.

De origen mexicano y residente en Zaragoza, Annete Merino es una víctima de la violencia de género que ha decidido “dar la cara” y ofecer su testimonio para que la sociedad, el Gobierno, los legisladores y los jueces tomen conciencia y cambien de actitud con respecto a esta lacra. “Hay muchas cosas que la sociedad desconoce, porque aunque hay campañas muy fuertes en contra de la violencia de género, nadie sabe lo que ocurre con las denuncias por malos tratos”, lamenta Annete.

Annete Merino: "Nadie sabe lo que está ocurriendo con las denuncias por violencia de género"

Asegura que los jueces están imponiendo a los maltratadores condenas “ridículas” y concediéndoles custodias compartidas de los hijos, algo que, según advierte, “traerá consecuencias a largo plazo”, porque esos niños o bien se convertirán en víctimas sumisas de la violencia o bien se volverán maltratadores en el futuro. Annete lo tiene claro: “Esa es la lectura que están haciendo hoy por hoy los hijos de maltratadores que tienen la custodia compartida: que una persona puede destrozar, pegar y hacer daño y no pasa nada. Ellos están libres y las que tenemos que ocultarnos, sentir vergüenza y permanecer siempre vigilantes somos nosotras”.

Futuro en Común también ha querido poner de ejemplo historias de superación como la de Teresa Salazar, una joven de etnia gitana que, a pesar de haber sufrido todo tipo de situaciones de discriminación en el colegio, por parte “tanto de alumnos como de profesores”, siguió adelante con sus estudios. Ahora acaba de terminar la FP de grado medio en peluquería. Teresa cree que hoy en día hay menos discriminación hacia las personas de su etnia. Aun así, recuerda que, cuando tuvo que hacer prácticas en la escuela muchas veces tenía que escuchar comentarios racistas hacia los gitanos.

“Espero que esto cambie porque todos somos iguales. Todos somos personas primero; yo primero soy persona luego soy gitana”, manifiesta Teresa, que actualmente comparte su experiencia en mesas de debate y campañas de sensibilización, con el ánimo de servir de inspiración a otros jóvenes que sufren discriminación por raza, sexo o cualquier otro motivo. 

Futuro en Común ha querido recoger en su informe las historias de Javier, Inma, Annete y Teresa. Su portavoz explica la razón de incluir estos testimonios: “Esto que llamamos Objetivos del Desarrollo Sostenible parecen una cosa muy abstracta pero en el fondo están formando parte de nuestra vida y serán útiles en la medida en que nos ayuden a transformarla”.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

La Plataforma del Tercer Sector de Madrid considera un “grave perjuicio” la impugnación de las bases reguladoras

Madrid pretende aprobar la convocatoria de las subvenciones del 0,7% del IRPF antes de agosto

La Comunidad de Madrid tiene previsto aprobar la convocatoria de las subvenciones correspondientes al 0,7% del IRPF de 2018 antes del próximo mes de agosto y pretende llegar al “mayor número de entidades, grandes, pequeñas y medianas”.

La consejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Lola Moreno. Foto: Jorge Villa.

18 Jul | Servimedia | Soziable.es

Así lo señaló la consejera de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno, en una entrevista concedida a Servimedia, en la que destacó también que “se ha trabajado de la mano de la Plataforma del Tercer Sector y de la Coordinadora del Tercer Sector” en el establecimiento de las bases reguladoras de la convocatoria del IRPF.

La Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid cree que la impugnación de las bases reguladoras del IRPF 2018 por parte de la Coordinadora del Tercer Sector dejaría sin posibilidad de subvención a multitud de entidades sociales

Por su parte, la Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid ha mostrado su “gran preocupación” por la impugnación de las bases reguladoras del IRPF 2018 por parte de la Coordinadora del Tercer Sector, lo que podría producir un “grave perjuicio” en las entidades sociales de la región y en las personas más vulnerables de la sociedad madrileña de las que son directamente beneficiarias.

En un comunicado emitido este miércoles, la Plataforma advierte de que si este procedimiento continuara su curso, “significaría un retroceso en el largo camino andado de construcción que se ha emprendido en la Comunidad de Madrid, dejando sin posibilidad de subvención a multitud de entidades sociales que atienden con esta financiación a las personas más vulnerables”.

La Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid asegura que ha vivido un “profundo proceso de cambio” desde que se dio cumplimiento a la sentencia del Tribunal Supremo, en enero de 2017. A efectos de dar cumplimiento a esa sentencia, se acordó que el modelo de gestión del 0,7% del IRPF fuera un modelo mixto, con un tramo del Estado y otro tramo de las comunidades autónomas.

Además, señaló que “la experiencia con este nuevo modelo de bases y convocatoria de IRPF no ha sido como hubiéramos deseado y desde la Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid se ha colaborado positivamente en la mejora de las bases de la convocatoria de IRPF 2018 siguiendo los cauces de legalidad y transparencia con la región a través de reuniones de trabajo con propuestas concretas y con aportaciones a las bases reguladoras a través del portal de transparencia de la Comunidad”.

"A la espera"

Sobre la impugnación de las bases reguladoras por parte de la Coordinadora, la consejera de Políticas Sociales y Familia aseguró a Servimedia "no haber recibido comunicación oficial" de este recurso por parte de esta entidad, por lo que añadió que se encuentran "a la espera".

La consejera destacó que “lo ideal sería que hubiese un único interlocutor entre la Administración y el Tercer Sector, como sucede en el Estado o en otras comunidades autónomas”, y “cuando se creó la Plataforma del Tercer Sector fue precisamente para tratar de tener una interlocución válida para avanzar en ese sentido”.

No obstante, advirtió de que el hecho de que en la Comunidad de Madrid existan tanto la Plataforma como la Coordinadora “no ha impedido que recibamos a los dos y que le solicitemos a ambos propuestas para hacer la convocatoria lo mejor posible”.

Moreno explicó que en esta nueva convocatoria “se han planteado criterios de mejor reparto, se han incorporado medidas que tienen que ver con una mayor valoración y puntuación si los proyectos incluyen voluntarios, y se han atendido la mayoría de las pretensiones que querían tanto la Plataforma como la Coordinadora”. Y añadió que “hemos incorporado en las bases muchas de las cuestiones que planteaban” y “la mayoría de las propuestas se han incluido”.

Últimas noticias

+ Tercer Sector

Ir al inicio del contenido