Las compañías que apuestan por la diversidad en sus plantillas mejoran su competitividad

En la sociedad cabemos todos, ¿en tu empresa también?

¿Crees que puedes ser tú mismo y a la vez te sientes perteneciente a tu empresa? Si es así, ten la seguridad de que trabajas en una compañía que cuida la diversidad. Cada vez son más las compañías que lo hacen porque comprueban que crear un ambiente inclusivo no solo mejora el clima laboral sino que favorece la innovación y la competitividad, y eso tiene un impacto positivo en la cuenta de resultados.     

30 Ene | Ignacio Santa María | Soziable.es

La sociedad es diversa: en ella conviven personas de distinto género, edad, nacionalidad, capacidades, orientación sexual, etc. Una empresa que desee pervivir en el tiempo y tener éxito con sus productos y servicios debe ser reflejo de esa sociedad plural, pues tanto sus trabajadores como sus clientes están inmersos en ella. Por eso, la integración de la diversidad en sus plantillas no es algo opcional. Es algo vital.

Lo expresa con claridad la directora de Personas y Organización de AXA, Carmen Polo: “En la sociedad hay personas diversas, y eso la enriquece. ¿Por qué no debería ser igual en la empresa? La empresa debe ser el reflejo de la sociedad también en esto; no puede vivir de espaldas a ella”.  

Carmen Polo (AXA): "La empresa debe ser un reflejo de la sociedad plural en la que opera"

Por eso, la responsable de personal de este grupo asegurador insiste: “Una empresa donde no haya mujeres, personas con capacidades diferentes o con distinta orientación sexual no refleja la sociedad y sus posibilidades de éxito a largo plazo serán mucho menores”.

Mar Aguilera, directora general de la Fundación Alares y miembro del Patronato de la Fundación Diversidad, va un paso más allá y afirma que la diversidad es ya de hecho una realidad presente en la plantilla de cualquier empresa, la cuestión es lo que la compañía hace con ella: la puede ignorar o bien tenerla en cuenta y aprovecharla. “Tener una plantilla diversa es una realidad, no es algo que la empresa elige. La diversidad está presente en todas las organizaciones. La diferencia está en que en unas empresas se visibiliza y se aprovechan las ventajas de la diversidad y en otras no”, señala Aguilera.

La portavoz de la Fundación Diversidad pone un ejemplo sencillo: “Hay  empresas que me dicen: ‘Aparte de mujeres y hombres, no tenemos más diversidad’. Y yo les respondo: ‘No me lo creo, seguro que hay algo más que os estáis perdiendo’”.

La Fundación Diversidad gestiona en España el Charter de la Diversidad, una iniciativa europea que consiste en una carta de compromiso con la no discriminación que contiene 10 principios y a la que se puede adherir cualquier empresa que lo desee. A día de hoy más de 800 empresas españolas han firmado este compromiso.

A juicio de Aguilera, conceptos como ‘inclusión’, ‘diversidad’, ‘talento’ y ‘competitividad’ forman parte de la misma ecuación. “De lo que se trata es de crear un ámbito de trabajo inclusivo que favorezca la igualdad con independencia de las características personales de cada trabajador, garantizando entornos libres de prejuicios”. Según la responsable de la Fundación Diversidad, “esto crea un mejor clima laboral, basado en el respeto; aporta felicidad a los trabajadores y favorece la retención del talento en la empresa, lo cual se traduce en competitividad”.   

Mar Aguilera (F.Diversidad): “Se trata de crear ámbitos de trabajo inclusivos que favorezcan la igualdad y entornos libres de prejuicios”

“En España nos adherimos muy rápidamente a este tipo de iniciativas. Solo un año después de que empezáramos a gestionar el Charter de la Diversidad ya éramos el cuarto país de la UE en número de empresas firmantes”, recuerda Aguilera, quien sin embargo matiza: “ Cada vez es mayor el número de empresas, a veces se adquiere el compromiso de manera un poco idealista pero luego la realidad no es tan gratificante”.

Para medir el grado de compromiso con esta cuestión, esta fundación dispone del barómetro de diversidad que recoge y publica resultados cada cuatro años. “En 2013, solamente el 15 por ciento de las empresas firmantes del Charter llevaba a cabo procesos de revisión de sus programas de diversidad, ahora en 2017, lo ha hecho el 54 por ciento. Es un dato positivo que nos indica que vamos por buen camino aunque quede mucho trabajo por hacer”, comenta Aguilera.

La gran asignatura pendiente, subraya Aguilera, son las pymes: “La mayoría de ellas piensa que estos temas no les afectan y se están perdiendo un mecanismo de innovación, de retención de talento y de mejorar la calidad del clima laboral. Aquí es donde hay que trabajar y sensibilizar muchísimo”.

Beneficios para la empresa

Crear un entorno inclusivo y acogedor de la diversidad reporta muchos beneficios a la empresa. Así lo confirma la directora de Personas y Organización de AXA: “Para una empresa, ser inclusiva supone una ventaja competitiva para atraer talento y atraer clientes y tiene un impacto directo en la cuenta de resultados. Por eso todas las empresas saben ya que el ser más inclusivo no es una opción, es una cuestión de negocio”.

“Todo esto es muy bonito pero ¿qué retorno me da?” se pregunta el director global de Cultura e Identidad de SAP, Miguel Castro. El directivo de esta multinacional alemana de soluciones de software responde: “Lo primero de todo es que el compromiso de los empleados en un entorno inclusivo es muchísimo mayor”. El otro efecto positivo, añade Castro, se produce en la imagen de marca. “Muchas personas querrán trabajar en tu empresa porque pueden ser ellos mismos aportando y creciendo, sin techos de cristal”, subraya.

Miguel Castro (SAP): “Cuando tienes diferentes perspectivas dentro la empresa puedes aportar nuevas ideas al desarrollo del producto”

Pero además de mejorar el clima laboral, y por tanto el compromiso y el rendimiento de los trabajadores, Castro nos habla del impacto positivo que tiene la diversidad en el diseño de nuevos productos y servicios: “Cuando tienes diferentes perspectivas, experiencias vitales y conocimientos dentro la empresa vas a poder aportar nuevas ideas al desarrollo del producto”, asegura el directivo de SAP, quien explica: “Al principio parece que es más sencillo trabajar con gente que piensa igual que tú pero esto limita la capacidad de innovación y de representar a los clientes a los que diriges tus productos y servicios”.  

Según el responsable de Cultura e Identidad de SAP, “la inclusión se da cuando tienes la capacidad de ser tú mismo y sentir que perteneces". Esto, insiste, tiene un efecto no solo en el compromiso sino también en la retención de talento, ya que alguien que se siente incluido no está pensando en marcharse de la empresa a buscar otro puesto de trabajo y reemplazar a un empleado siempre entraña un coste económico para la empresa.

Casos ejemplares

Entre las empresas firmantes del Charter de la Diversidad, hay algunas que muestran el camino. El grupo AXA es una de ellas, pues ha desarrollado con muy buenos resultados cuatro líneas de trabajo referidas a sendos colectivos: mujeres, LGTB, discapacidad y una específica para la integración de las distintas generaciones que conviven en la compañía. La directora de Personas de la aseguradora, carmen Polo, afirma: “Hace tres años yo era la única mujer en el comité ejecutivo. Pero ahora ya el 40 por ciento de los puestos del comité están ocupados por mujeres, y te puedo asegurar que la dinámica de la toma de decisiones es diferente y mucho más enriquecedora”.

Otra firma que apuesta por la inclusión de la diversidad es SAP, multinacional alemana de software que opera en todo el mundo. Su director global de Cultura e Identidad, Miguel Castro, nos habla de las principales líneas de inclusión dirigidas a la integración de los empleados según su género, edad, discapacidad u orientación sexual, pero también de las redes y programas que se promueven para la integración de distintas nacionalidades, razas o culturas. Una experiencia muy llamativa es el proyecto que lanzó en 2015 para la integración de refugiados en Alemania. “No sabíamos quiénes estaban viniendo pero estábamos seguros de encontraríamos a gente que podríamos incorporar a la empresa. 150 personas entraron en el programa, primero estuvieron seis meses como becarios y ahora ya hay 50 que ya han firmado un contrato”. A juicio de Castro, “tener un entorno tan inclusivo ha ayudado a la incorporación rápida de estos compañeros que han venido como refugiados huyendo del conflicto bélico”.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido