Pasar al contenido principal
Según el estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial (OMM)

Récord histórico de calor

Estamos viviendo un calor sin precedentes. La tendencia récord observada durante gran parte de 2023 ha continuado en 2024, siendo este primer mes del año el enero más caluroso jamás registrado. Además, las temperaturas de la superficie del mar han sido récord durante diez meses consecutivos.

La temperatura de este mes de enero fue de 0,70 °C por encima de la media de enero de 1991-2020.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), la NASA, el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea y la Agencia Meteorológica de Japón afirman que este pasado mes de enero ha sido el más caluroso registrado hasta la fecha. Estos son cuatro de los seis conjuntos de datos internacionales que se incorporan a los informes sobre el estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La temperatura media mensual del aire en la superficie fue 1,66 °C más cálida que la estimación de la media de enero para 1850-1900, el período de referencia preindustrial designado. Esto es de acuerdo con el conjunto de datos ERA5 utilizado por el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S), que es implementado por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo en nombre de la Comisión Europea.

Esto no significa que el mundo haya superado el objetivo de nivel inferior de 1,5 °C por encima de la era preindustrial al que se refiere el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. El Acuerdo de París se refiere al calentamiento a largo plazo a lo largo de muchos años en lugar de a las superaciones mensuales o anuales.

Concretamente, este mes de enero fue 0,70 °C por encima de la media de enero de 1991-2020 y 0,12 °C por encima de la temperatura del anterior enero más cálido, en 2020, según el Servicio de Cambio Climático de Copernicus.

Precipitaciones globales

Por otro lado, las precipitaciones globales alcanzaron casi un récord en enero, tras un diciembre húmedo sin precedentes. Grandes porciones de América del Norte, Asia y Australia fueron más húmedas que el promedio, mientras que gran parte del sur de África y América del Sur fueron más secas de lo normal. 

El patrón de lluvias de El Niño (evento climático que se genera cada cierto número de años por el calentamiento del océano Pacífico) en el centro y oeste del Océano Pacífico se debilitó, pero los patrones en África y el sur de Estados Unidos siguieron siendo más típicos de El Niño, según el informe mensual de la NOAA.

El Niño comenzó a debilitarse en el Pacífico ecuatorial, pero las temperaturas del aire marino en general se mantuvieron en un nivel inusualmente alto, según el Servicio de Cambio Climático de Copernicus.

La temperatura media mundial de la superficie del mar para enero por encima de los 60 °S a 60 °N alcanzó los 20,97 °C, un récord, y 0,26 °C más cálido que el enero anterior más cálido (2016).

Desde el 31 de enero, la temperatura diaria de la superficie del mar de 60°S-60°N ha alcanzado nuevos récords absolutos, superando los valores más altos anteriores del 23 y 24 de agosto de 2023.