En el marco del Foro #DEMOS2021

Javier Nadal, presidente de la AEF: "Queremos reconocer el trabajo de las fundaciones"

La Asociación Española de Fundaciones (AEF) celebró recientemente la V edición de DEMOS, Foro de Fundaciones y Sociedad Civil para debatir y promover nuevos enfoques que den respuestas a las necesidades más urgentes de la sociedad actual. En este contexto, Soziable.es entrevistó a su presidente, Javier Nadal, para conocer más sobre el propósito de las fundaciones.

Javier Nadal, presidente de la Asociación Española de Fundaciones.

10 Dic 2021 | Redacción | Soziable.es

El Foro de Fundaciones y sociedad civil #Demos2021 cumplió con su objetivo de rescatar y reivindicar la palabra filantropía desde su original y amplia etimología: amor al género humano. En el evento, hubo también un espacio para la reflexión sobre los nuevos retos, tanto inmediatos como futuros, así como sobre la forma en la que desde el sector se puede contribuir, junto con instituciones públicas y privadas, a lograr una recuperación sostenible.

Soziable.es, portal dedicado a la sostenibilidad y a la transformación social centrado en la información de calidad, el diálogo y la reflexión, habló con Javier Nadal, presidente de la Asociación Española de Fundaciones, sobre el papel de la filantropía en nuestro país en un momento de necesidades, la celebración de la última edición de Demos y la labor que llevan a cabo las fundaciones.

- Como presidente de una Asociación como esta, ¿podría dar una definición propia sobre lo que es la filantropía y cómo se percibe desde la AEF?

La palabra filantropía, según la Real Academia de la Lengua, significa ‘amor al género humano’ y a mí me gustaría recuperar este significado porque creo que va directo al corazón de lo que somos y de lo que hacemos en la Asociación Española de Fundaciones. Filantropía es el trabajo de las miles de fundaciones, asociadas o no a la AEF, que trabajan cada día por los fines de interés general. Filantropía es cada aportación, grande, mediana o pequeña, que cada uno de nosotros podemos hacer con nuestro dinero, nuestro tiempo o cualquier otro recurso para contribuir al bien común. Y, por poner un ejemplo concreto, filantropía es esa ola inmensa de solidaridad que ha recorrido España desde que empezó la crisis de la COVID-19 para intentar paliar las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Y ahí han estado las fundaciones porque, como decimos siempre, “donde existe una necesidad, existe una fundación”.

- Las fundaciones, tal y como está estimado, dedican más de 8.000 millones a las personas y sectores con más necesidades de nuestra sociedad, pero ¿cómo puede animar usted a una persona a contribuir?

Creo que no hay nada más satisfactorio en esta vida que poder ayudar a quien lo necesita. Si los seres humanos hemos avanzado es porque llevamos siglos ayudándonos y cooperando. En Demos va a participar el ingeniero y antropólogo Roberto Sáez, que tiene un libro llamado Evolución Humana. Prehistoria y Origen de la Compasión. En esa obra, explica cómo la compasión es un sentimiento de empatía que nos produce el dolor o sufrimiento ajeno y que nos impulsa a evitarlo y remediarlo. Ese sentimiento es clave para entender el espíritu filantrópico. Volviendo a tu pregunta, ¿cómo animaría a una persona a contribuir? Pues le pediría que fuera una persona empática con quien no ha tenido tanta suerte en la vida como hemos tenido los demás o con quien quiere hacer las cosas de una manera distinta e innovadora.

- ¿Dónde se sitúan actualmente las mayores necesidades en las que las fundaciones vuelcan esfuerzos y misión?

Las fundaciones siempre han estado donde existen situaciones de vulnerabilidad social. Uno de los ámbitos en los que están trabajando y que nos interesa a todos como sociedad es en las consecuencias del envejecimiento de la población, el modelo de atención o de cuidados y el impacto que ello puede tener a su vez en otros colectivos como el de la atención a la discapacidad. La educación siempre ha sido una preocupación y ocupación de las fundaciones, porque está directamente ligada a la empleabilidad de los jóvenes y de otros colectivos. No es solo la calidad y la igualdad de oportunidades lo que les preocupa, algo fundamental, sino la formación dual y la conexión entre la formación y las empresas o la formación de investigadores. La cultura, por supuesto, no se entendería sin las fundaciones. Y no puedo dejar de mencionar que el trabajo de las fundaciones se relaciona directamente con la calidad de nuestras instituciones y con un compromiso con los valores ciudadanos. En definitiva, las fundaciones trabajan, gracias a la innovación social, por un futuro sostenible para todos.

- ¿Cómo trabaja la AEF para mejorar el momento actual?

Llevamos más de 40 años trabajando de forma incansable para poder fortalecer el tejido fundacional del que hablamos, que moviliza a casi medio millón de personas y beneficia a 43 millones. Existe un derecho constitucional de fundación para fines de interés general, por lo que también trabajamos en promoverlo y hacer que llegue allá donde se necesite. La pandemia ha desvelado nuevas necesidades, pero también ha conseguido constatar que tenemos un sector activo, vivo, que responde a demandas nuevas y reclama trabajar en equipo para conseguir afrontar nuevos retos y situaciones complicadas.

Tenemos también que conseguir una recuperación sostenible a todos los niveles, que englobe proyectos realistas y con objetivos concretos.

- ¿Qué conclusiones o enseñanzas esperaban trasladar con un evento de las características de #DEMOS2021?

Esperábamos acercar a los ciudadanos la labor imprescindible que realizan las fundaciones desde hace décadas en España y que, además, han estado activamente implicadas desde el comienzo de la crisis de la COVID-19, como lo hicieron en otras, y lo van a seguir estando. Las fundaciones, que no son más que una expresión de la filantropía, tienen un papel decisivo para muchas personas y juegan un papel clave en nuestra sociedad trabajando cada día en la consecución de fines de interés general. Con cada edición de Demos, pretendemos que el trabajo de las fundaciones sea cada vez más y mejor conocido, que todos los sectores de la sociedad, no solo sus destinatarios, sino las administraciones, los medios de comunicación, la opinión pública en general conozcan a las fundaciones. Es necesario eliminar muchos mitos no siempre positivos sobre el sector y que no son justos.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Últimas noticias

Ir al inicio del contenido