#LíderesParaLaReconstrucción. Entrevista con Sarah Harmon, CEO de habitissimo

“En España tenemos un problema grave de falta de mano de obra”

Cuando los ciudadanos pudieron salir de sus hogares después de semanas de confinamiento por la pandemia, la demanda de servicios de reformas de casas se disparó, sin que la oferta pudiera hacer frente a ese incremento. Es algo que intentan solucionar desde habitissimo en tres aspectos esenciales: comunicación, digitalización y sostenibilidad. Hablamos de recuperación económica con su CEO, Sarah Harmon.

Sarah Harmon, CEO de habitissimo.

13 Oct | Chema Doménech | Soziable.es

Edición Vídeo: Álvaro Martín

Después de más de un lustro como directora general en Linkedin España y Portugal, Sarah Harmon desembarcó en habitissimo como CEO hace algo más de un año, atraída por el potencial de crecimiento y la cultura de esta plataforma que conecta a profesionales de la construcción y la reforma con los clientes finales. La alta ejecutiva es una entusiasta de la comunicación, un aspecto que considera vital para lograr el mayor reto que se ha propuesto al frente de la compañía: impulsar la digitalización de un sector que tradicionalmente se ha mantenido offline. Junto a este desafío, se muestra convencida de la necesidad de apoyar y fomentar la formación de los trabajadores ligados al ámbito de la reforma (albañiles, fontaneros, carpinteros...) puesto que son "profesiones de futuro" y "palanca esencial" para la reconstrucción económica tras la crisis del Covid-19. Y en materia de sostenibilidad, Sarah Harmon tiene claro que es el momento de la acción: "Ahora más que nunca debemos impulsar la Agenda 2030 como marco de referencia".

De Linkedin y de la gestión de personas al sector de la construcción y la reforma. ¿Cómo ha sido para usted ese salto?

No es ilógico. Si lo pensamos, lo que ha hecho muy bien Linkedin es conectar la demanda con el talento: unir los proyectos que se tienen que hacer con el talento de profesionales para realizarlos. habitissimo hace exactamente lo mismo, ya que es un 'marketplace', un mercado digital, con la pretensión de informar mejor al consumidor. Honestamente, uno de los problemas del sector de la construcción es la falta de comunicación, de ahí que no tenga la mejor reputación. Esto tiene que ver con lo que pasó con el mercado laboral en años pasados: falta de transparencia, sobreprecios, tiempos de espera… Cuando hablamos con nuestros clientes constructores siempre nos dicen que no hablan el mismo lenguaje que los consumidores. En habitissimo queremos convertirnos en esa voz de autoridad para que, si alguien tiene una pregunta sobre el sector de la construcción y reformas de casa, habitissimo sea su primera parada.

 “El sector de la construcción puede ser una palanca decisiva para el impulso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”

¿Cree que se están poniendo las bases para superar esa ‘mala reputación’ que ha soportado tradicionalmente el sector?

Creo que tenemos una cuesta que subir muy importante. Aunque estamos avanzando algo, hay un desequilibrio entre lo que demanda el cliente y lo que ofrece el mundo de la construcción, en temas como presencia en medios digitales, en redes sociales… El 79% de los consumidores, cuando necesitan acometer un proyecto de reforma, buscan información online y hay una escasez de esa información. Cuando hablamos de reputación, creo que es necesario avanzar sobre todo en comunicación y marketing.

En ese sentido usted, que cuenta con una larga trayectoria en el mundo digital, se ha marcado como gran reto al frente de habitissimo la digitalización del sector…

Exactamente. Mira, no vamos tan mal. Cuando vemos penetración de tecnologías como realidad virtual, aumentada, big data o internet de las cosas, no vamos mal comparados con otros países europeos. Si lo comparamos con EEUU la posición es pésima, pero no con Europa. Claro, hay una gran diferencia, una brecha importantísima entre lo que es una gran empresa de construcción y lo que son pymes y autónomos, que son la gran mayoría en el sector, el 98,6%.

En el marco de la responsabilidad social empresarial es esencial el concepto de compañía con propósito. ¿Cuál diría que es el propósito de habitissimo?

Es muy ambicioso: ser la solución digital de confianza para transformar cualquier casa en un hogar. Lo que queremos hacer es que el cliente esté más cómodo en su casa. Con el Covid-19 hemos visto cómo nuestra casa se ha convertido en el lugar para todo: nuestro sitio de entretenimiento, de trabajo, nuestro refugio. Esto ha provocado que después del confinamiento haya habido una gran demanda para mejorar los hogares, desde lograr una mayor eficiencia energética hasta instalar toldos o crear una oficina en casa. Por eso este sector es un motor de recuperación de nuestra economía, pero debemos solventar el desfase que hay entre la demanda y la oferta para realizar estos proyectos, que es un desequilibrio de 40 puntos. Y el cliente final se ha dado cuenta también de que es hora de hacer nuestras casa más verdes y sostenibles. Nuestro último informe sobre el sector de la reforma de septiembre confirma que los españoles preparan ya sus viviendas para el otoño e invierno con la previsión de pasar en ellas mucho más tiempo.

"Después de la crisis de 2008, muy pocas personas han entrado en este mundo de formación profesional y no hay reemplazo generacional. La edad media de albañiles es de 50 años"

¿Cómo avanzar en ese otro gran desafío del sector de la construcción que es la sostenibilidad?

En primer lugar, debemos tener una fuerza laboral más preparada en relación a nuevas técnicas de construcción más amigables con el medio ambiente, energía eficiente, tratamiento de residuos… El segundo problema es que más del 50% de esa fuerza laboral tiene más de 45 años. En España tenemos un problema grave ahora mismo de falta de mano de obra. Después de la crisis de 2008, muy pocas personas han entrado en este mundo de formación profesional y no hay reemplazo generacional. La edad media de albañiles es de 50 años. El Gobierno es consciente y creo que todos estamos empujando en este aspecto. Creo que hay trabajadores que deben redirigirse a las nuevas tecnologías en construcción. Y la tercera dificultad es más compleja: tenemos que impulsar el emprendimiento, construir una sociedad más emprendedora. Sabemos que los ‘millennials’ y Generación Z están más motivados para ser patrones de su propio barco, pero necesitamos más soporte para emprendedores y autónomos en este país. Siendo americana, lo que me encanta de España es que hay una gran red de soporte social cuando vienen los tiempos malos, pero los autónomos no están suficientemente protegidos. Tenemos que pensar un poco en cómo promover la recuperación económica dando estabilidad a esos empleos, porque esos sectores ligados a la construcción son profesiones con futuro.

¿Cree que esos oficios se han menospreciado en los últimos años?

Sí, por supuesto. Tenemos que valorar y respetar esas profesiones. Siempre digo, cuando viene el ‘apocalipsis zombi’, ¿qué profesiones necesitamos? Electricistas, carpinteros, fontaneros… Estas profesiones no van a desaparecer en los próximos 50 años.

Hablando de retos, estamos en lo que se ha denominado la ‘década de la acción’, diez años hasta 2030, fecha fijada en la Agenda 2030 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). ¿Ve posible acercarnos en estos años a dichos objetivos?

Obviamente, ahora más que nunca debemos impulsar esa Agenda 2030 como marco de referencia. Con la crisis del Covid-19 hemos podido comprobar el impacto que tienen nuestras acciones en el medio ambiente y también sabemos que nuestras casas consumen el 40% de la energía consumida. En habitissimo tenemos un fuerte compromiso con la Agenda 2030 y pensamos que ahora es el momento de actuar. Consideramos que la construcción y la reforma puede ser una palanca esencial para los ODS. Por eso consideramos vital unir fuerzas con entidades privadas. En el sector de la construcción sabemos cuáles son los objetivos y sabemos cómo conseguirlos, pero no hemos informado al consumidor, y esa es la pieza que nos falta.

Para terminar, ¿cómo ha impactado en el sector de la construcción y la reforma la pandemia de coronavirus y cuáles son los efectos que dejará en los próximos años?

La crisis ha desvelado las debilidades que tenemos en el sector, y en ese sentido ha sido un efecto positivo. También nos ha dado tiempo para pausar y analizar a fondo esas debilidades y buscar soluciones. Es hora de la acción y creo que estamos a tiempo de hacer que la construcción no sólo sea un motor de recuperación de la economía sino también una fuente de oportunidades de empleo para muchos ciudadanos. Y no quiero dejar de insistir en que es uno de los sectores principales que nos pueden llevar a cumplir los objetivos de la Agenda 2030.

Agregar comentario

Comentarios

Añadir ComentarioDesplegar formulario para comentar

0 Comentarios

No hay comentarios

Ir al inicio del contenido